Ramón sobre la Ley de Talles: “Los consumidores tenemos que empoderarnos y obligar a la industria a proveer todos los talles”

Actualidad Mendoza

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados le dio dictamen favorable al proyecto de “ley de talles”, que establece un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI).

Las comisiones de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia; Industria; Comercio; y Legislación General encabezaron el tratamiento del proyecto venido del Senado de la Nación que propone un sistema único e inclusivo a nivel nacional que cubra todas las medidas antropométricas de la población argentina.

Según el articulado del proyecto de ley, se busca establecer un “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria” (SUNITI), correspondiente a medidas corporales estandarizadas, regularizado conforme a la reglamentación específica que disponga la autoridad de aplicación, con destino a la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria destinada a la población a partir de los 12 años de edad.

Asimismo, se establece que “todo comerciante, fabricante o importador de indumentaria debe identificar cada prenda de acuerdo con el SUNITI”, y la etiqueta debe ser “de fácil comprensión para el consumidor” y adherida a la prenda.

La iniciativa, que cuenta con media sanción del Senado, establece la obligatoriedad de realizar en todo el territorio nacional y cada diez años, un estudio antropométrico de la población a efectos de confeccionar tablas de medidas diferenciadas por grupo etario y por género.

La titular de la comisión de Defensa del Consumidor, diputada nacional Marcela Passo, sostuvo que esta ley “es un poquito de justicia a las muchas necesidades que los consumidores tenemos”. Destacó el “amplio consenso” y sostuvo que aunque “no abarca” todos los aspectos reclamados, “es el primer paso que hay que dar”.

Por su parte, el titular de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, coincidió en que la norma será importante para “terminar con abusos terribles” que hay en el rubro de la indumentaria y abogó por que “las mejoras a la ley que quedarán afuera” puedan ser zanjadas en la reglamentación”

A su vez, el presidente de la comisión de Industria, diputado José De Mendiguren, recordó que este “siempre fue un tema conflictivo”, pero calificó de “virtuoso” el proyecto porque logra compatibilizar lo solicitado por las asociaciones civiles al mismo tiempo que por la industria textil.

En tanto, el diputado nacional por Mendoza, José Luis Ramón, presentó un proyecto alternativo al considerar que esta norma “no beneficia a todos” y en ese sentido expresó: “Los consumidores tenemos que empoderarnos y obligar a la industria a proveer todos los talles”. Desde su bloque presentaron un proyecto alternativo.

El legislador nacional de Protectora agregó «Cómo vamos a aprobar un proyecto de Ley de Talles que no obligue a todas las marcas y comercios a tener todos los talles? Es una falta de respeto a los usuarios y consumidores. Sin dudas, una persona que va a comprar una prenda, no puede estar sometida a las necesidades empresarias».

“No podemos quedarnos con una ley que únicamente permite exigir el cumplimiento de un cartel, tenemos muchas de esas y no se cumplen”, esgrimió el Diputado mendocino, que además reconoció que el proyecto es una copia del texto del Artículo 8 Bis de la Ley de Defensa del Consumidor (Ley 24.240), pero que no menciona siquiera las particularidades del trato digno.

Para José Luis Ramón, Secretario en la Comisión de Defensa del Consumidor de Diputados, y que inició su camino político a través de una ONG que trabaja en la defensa de derechos de usuarios, lo más preocupante es la falta de gestión real para la efectivización de este tipo de proyectos.

La propuesta de Ramón

“Si no tenemos inspectores que trabajen en el campo, si no tenemos fondos para los organismos, si no tenemos independencia de las reparticiones a cargo de estos temas, no vamos a generar los cambios sociales. Vamos a seguir legislando para la tribuna”, sentenció Ramón, mientras se pregunta quién controlará se cumplan estas leyes sin todo lo necesario para que se efectúen.

El legislador ratificó además la importancia de que se trate un proyecto de Ley de Talles que contemple todas las necesidades de los consumidores y usuarios para que la problemática tenga una discusión seria, y así poder impulsar un proyecto que no quede sólo “en la teoría” sino que realmente produzca un cambio y se ponga un freno a las empresas que hoy, sólo piensan en sus ganancias y no en el cumplimiento de leyes.