Multitudinaria marcha contra el ajuste y la desocupación en Mendoza

Actualidad Mendoza

Organizaciones de izquierda como el PO, el PTS y el MST, junto a desocupados, estudiantes y docentes, movimientos sociales, trabajadores de fábricas recuperadas, laburantes precarios y el sindicalismo combativo marcharon esta tarde de jueves en la ciudad de Mendoza. La convocatoria, en consonancia a lo que sucedió en las ciudades importantes del todo el país, fue a las 18 hs en el emblemático Kilómetro Cero (Avenida San Martín y Garibaldi).

A pesar de un gran silencio mediático, la calle late y habla. Una multitud de mendocinos y mendocinas se desplegaron en varias cuadras del microcentro mendocino reclamando por la ausencia de políticas sociales por parte del gobernador Alfredo Cornejo y el presidente Mauricio Macri, ambos cómplices de la actual y grave crisis social y económica que padecen todos los argentinos. La marcha finalizó en la Legislatura provincial.

Exigieron un paro nacional de 36 horas y un plan de lucha para enfrentar el ajuste del salario, de las condiciones de vida y de trabajo que implica la devaluación ocurrida la semana anterior.

También los presentes solicitaron un programa que incluye el reclamo de aumento inmediato de salarios y jubilaciones ajustados por la inflación; reapertura de paritarias; abolición del impuesto al salario; prohibición de despidos y suspensiones; reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario; no pago de la deuda externa y fuera el régimen del FMI.

«La izquierda se movilizó junto al sindicalismo combativo para denunciar que la devaluación significa una brutal pérdida del poder adquisitivo y exigir una inmediata recomposición de emergencia de los salarios, las jubilaciones y de los planes otorgados por el Estado, así como la implementación de una cláusula gatillo para actualizar los salarios por inflación», dijo Nicolás del Caño, candidato a presidente del Frente de Izquierda Unidad, en medio de la marcha de Buenos Aires.

En Mendoza, el candidato a diputado nacional del FIT-Unidad, Víctor da Vila expresó ante la multitud congregada en la Legislatura «Esta es la segunda respuesta popular donde decimos ‘no al saqueo al bolsillo de los trabajadores’. La derecha y los sectores más conservadora continúan acusando a los sectores más humildes de ser los culpables de esta crisis. Atacándolos porque supuestamente argumentan ‘no quieren trabajar por un plan social o porque se movilizan como ovejas’… negando una realidad que es brutal, que cuando un sector de los trabajadores más golpeados, más precarizados más desocupados, se reúnen con los vecinos y organizan una asamblea está adoptando una posición de clase, donde dice ‘ no nos salvemos solos, salvémonos todos juntos’.

Da Vila agregó «Todos sabemos que la clase obrera es la única que puede respuesta, si actúa como tal de conjunto frente a los devaluadores, frente a los ajustadores y por eso es muy importante la respuesta que están dando las organizaciones piqueteras es que no puede entender esto que se afilie al PRO de Macri».

«Una sola reflexión, los vaivenes de la economía no es que recién empiezan porque esas llevan un largo rato y es que se aproximan a un desenlace. Estamos en el medio de una tormenta que tiene como principal víctima la quiebra nacional de nuestro país, en las próximas semanas nuestro país afronta el desafío de pagar una deuda que no tiene condiciones para pagarla y la estabilidad de esta semana del dólar responde a quienes han empezado a garantizar una transición entre el gobierno del FMI y de los banqueros internacionales de Macri con los Fernández que prácticamente van a asumir el poder político del país si es que llegamos octubre», afirmó el actual legislador del FIT- PO mendocino.

«Esta transición tiene como característica común de cargar sobre la espalda del pueblo trabajador, a través de inflación y mayor desocupación, de la destrucción de las condiciones de trabajo por rama con una reforma segmentos por segmento, un nuevo ataque al pueblo trabajador para intentar recomponer ya no la rentabilidad los grupos capitalistas sino de que se le devuelva la plata que tienen invertida en bonos de especulación», destacó.

Y finalizó «Lo que nos tenemos que preguntar compañeros es esta situación que se discute para donde se reorganiza y nos hablan de productividad, nos hablan de competitividad, nos hablan del mercado internacional… nosotros tenemos que preguntarnos en qué momento se discute el derecho al trabajo, el derecho a comer, a educarse y a sanarse. Estos son los problemas que los trabajadores por su acción directa tenemos que colocar en el centro de la escena. Luchamos por una reorganización social en función de las necesidades del pueblo que vive en su trabajo, no existe otra perspectiva y la lucha por el gobierno obrero y campesino».

En ese marco, la candidata a gobernadora por Mendoza Noelia Barbeito afirmó que «tenemos que defender nuestros derechos con organización y movilización del pueblo trabajador. Las centrales sindicales como la CGT y la CTA hoy le están dando la espalda al pueblo con su completa inactividad ante la crisis. Es necesario convocar un paro general de 36 hs. para que la crisis no la descarguen sobre los trabajadores, los jubilados, los jóvenes, y la paguen los que la generaron».

En sintonía, Soledad Sosa, candidata a vicegobernadora por el Frente de Izquierda-Unidad y secretaria adjunta de la CTA-A, dijo «Con esta marcha solicitamos un aumento inmediato de salarios y jubilaciones (ajustados por la inflación); por la reapertura de paritarias; por abolición del impuesto al salario; por la prohibición de despidos y suspensiones; por el reparto de las horas de trabajo sin alterar el salario; por el no pago de la deuda; por la nacionalización de la banca y el comercio exterior; por un inmediato paro activo nacional de 36 horas y plan de lucha; para terminar con el régimen del FMI y que la crisis no la paguen los trabajadores sino sus responsables, los capitalistas».