Del Caño: «Si el gobierno quiere debatir de verdad que sesione el Congreso»

Actualidad

El candidato a presidente por el Frente de Izquierda- Unidad, Nicolás Del Caño, afirmó que Alberto Fernández, postulante por el Frente de Todos, «convalidó la devaluación» ocurrida tras las elecciones primarias. Además, dijo que no asistirá a los encuentros propuestos por el Ejecutivo con dirigentes opositores porque considera que las propuestas se deben discutir en el Congreso.

En diálogo con Radio 2, Del Caño expresó que la convocatoria del gobierno nacional a encuentros con la oposición son para «convalidar la nueva devaluación y el ajuste» que aplicaron. «El Congreso estuvo prácticamente cerrado este año, solo se trataron dos leyes importantes que son las del financiamiento privado para las campañas electorales y otra para beneficiar a empresas con quita de impuestos. Ninguna a favor del pueblo trabajador. Ahora decir que quieren tener diálogo es bastante falso», señaló.

«Insistimos que hay que discutir propuestas públicamente en el Congreso y que ahí se planteen medidas ante esta crisis», remarcó.

El dirigente del Frente de Izquierda aseveró que el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández «convalidó» la devaluación al declarar que le parecía «razonable» que el valor del dólar ronde los 60 pesos. «Nosotros tenemos otro planteo, que no se liquiden las reservas, tener una banca estatal única, nacionalizar el sistema bancario para impedir que los grandes bancos vehiculicen la fuga de capitales», concluyó.

«Se impone una salida desde los trabajadores. Exigimos a las centrales obreras que se movilicen. Se necesitan medidas de urgencia», argumentó el candidato a presidente.

Por otro lado, en la TV Pública, Nico del Caño desmintió que el nuevo ministro de Economía, Hernán Lacunza, lo haya convocado a un diálogo.

«En verdad es una convocatoria a convalidar, por parte de las distintas fuerzas políticas, el nuevo ajuste. Con esta devaluación que llevó el dólar a $60 y ya está pulverizando aun más los salarios, las jubilaciones, todos los ingresos de la mayoría trabajadora”.

Explicó que desde el PTS vienen exigiendo “que el Congreso sesione» y que se tomen medidas de emergencia. Es decir, aumento de salario y jubilaciones con una cláusula gatillo, si aumenta la inflación inmediatamente tiene que aumentar los ingresos. Prohibición de despidos, la anulación de los tarifazos”. Otra medida más de fondo es “que se estatice el sistema bancario, para evitar quedar atrapados, rehenes del mercado”.

Por esto resaltó que «si quieren debatir de verdad que sesione el Congreso, en un debate público, televisado, donde toda la población pueda conocer la postura de cada quien”. Advirtió que “esto no puede darse sin una gran movilización” por eso la exigencia a las centrales sindicales de paro nacional como parte de un plan de lucha.

Denunció además el rol que cumplen las centrales sindicales y su rol dentro ante esta crisis. “A pedido de Alberto Fernandez piden no movilizar. Habiendo dejado pasar el ajuste, llegaron al récord de que una central sindical que debería defender los intereses de los trabajadores se sentó a negociar una reforma laboral flexibilizadora, se sentaron en una mesa a ver como le quitan derechos a los trabajadores”.