Dada la crítica situación socioeconómica y en sintonía con Lavagna, Ramón cancela en Mendoza sus “acciones electoralistas”

Actualidad Mendoza

on un mensaje grabado, el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna –acompañado por las máximas figuras políticas de ese espacio–, instó a todos los aspirantes presidenciales a que “cancelen sus acciones electoralistas por varias semanas”, con el fin de alcanzar “la serenidad y la estabilidad que necesitamos”.

Habló de “tiempos de zozobra” y de “ocho años de estancamiento”, debido a la continuidad “de la lógica amigo-enemigo y de la implementación de políticas contrapuesta, pero igualmente equivocadas”, disparando directamente sobre los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri.

Por eso evaluó que “la gravedad del momento nos impone realizar acciones en pos de la población”, y tras reiterar que la primera de ellas es que “el Gobierno y su principal adversario en la lógica amigo-enemigo deben postergar por semanas el campañismo electoral que desarrollan y que les impide ver con nitidez la gravedad de la crisis”, sostuvo que se debe implementar “un programa de emergencia alimentaria y sanitaria, para que a nadie le falte alimentos ni medicamentos”.

En esa misma sintonía, en Mendoza, el candidato a gobernador José Luis Ramón también llamó a los diferentes sectores políticos para avanzar en un consenso que nos salga de esta grave realidad que perjudica directamente al pueblo.

«Nuestra Mendoza hoy atraviesa una crisis sin precedentes, fruto de la ficticia polarización creada por equipos de campaña a nivel nacional; que se evidencia en el grave «contubernio» orquestado por el Radicalismo mendocino, cuyo candidato heredero es el Sr. Rodolfo Suarez y la líder del movimiento «La Cámpora», cuya candidata elegida por la Sra. Fernandez, es la Srta. Anabel Fernandez Sagasti», afirma Ramón.

El dirigente de Protectora agrega «Hoy la República atraviesa en estos días una de sus cíclicas crisis socio económicas y financieras, cuya magnitud y profundidad todavía es impredecible. Por eso adherimos junto con nuestro líder de Consenso Federal, Roberto Lavagna y asumimos que la gravedad del momento nos impone realizar aportes a la tranquilidad de la población».

El diputado nacional por Mendoza invita «al resto de los candidatos a suspender la campaña hasta recuperar la credibilidad y convocar a una mesa de consenso para buscar soluciones para los más humildes».

El hombre que defiende los intereses del ciudadano de a pie extiende la invitación «Hago un llamado al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, para que de manera inmediata declare la emergencia alimentaria y sanitaria de la provincia, porque lo impredecible de la falta de medicamentos que ya hoy se evidencian y los aumentos de los precios de la canasta familiar, hacen imposible tener asegurada la alimentación saludable de las personas que habitamos en nuestra provincia».

«Llamo ya al gobernador Cornejo para que convoque a una mesa de consenso, con una participación constructiva, solidaria de todos los sectores sociales, religiosos e institucionales de la provincia», destaca.

José Luis Ramón finaliz con preocupación «Exhorto al gobernador Cornejo a que encontremos una adecuada solución a la deuda monstruosa que ha adquirido en los últimos años con los organismos crediticios, sobre todo los externos, que nos ha involucrado en una tremenda deuda en dólares a todos los mendocinos».

El mensaje del maestro Lavagna a la clase política

El economista instó al Poder Ejecutivo a que “convoque con urgencia a gobernadores, intendentes y organizaciones de la sociedad civil” con el propósito de “unificar diagnósticos y necesidades, adoptar medidas administrativas que agilicen compras y contrataciones y coordinen las acciones de distribución territorial”.

Acto seguido, pidió constituir de manera “imprescindible” una “mesa de consenso, al estilo de lo que fuera la experiencia del diálogo argentino con participación de sectores sociales, religiosos e institucionales, lo que va a permitir encontrar más rápidamente las soluciones que beneficien a los más humildes y a los que tienen mayores urgencias”, y dijo que ya había planteado eso tres meses atrás, en una propuesta al presidente Mauricio Macri de creación del Consejo para el Desarrollo Económico y Social.

Por último, y en cuarto lugar, exhortó al gobierno a plantear “la inmediata necesidad de renegociar con el FMI el crédito stand by vigente, cuyos condicionantes y perfil de vencimiento son imposibles de cumplir sin imponerle a los argentinos muchos años más de ajustes y sufrimientos”, y propuso para ello “que los líderes de las fuerzas políticas relevantes alcancemos acuerdos básicos sobre el cumplimiento de todos los compromisos asumidos por la Nación”.

Concluida la enumeración de las cuatro propuestas, que Lavagna consideró “impostergables”, el postulante habló mantener la “independencia y soberanía de decisiones” y recalcó terminar “con un país de extremos, ni siquiera un extremo, que pugnen por la supremacía política del país, porque no inspiran confianza, son solistas y no tienen vocación de unidad nacional, atributo fundamental para la armonía de las sociedades, buscan revancha, descreen del dialogo, van por todo”.

Finalmente, subrayó: “Observamos que las fuerzas que quisieron repartirse el escenario en los últimos años, hoy no aceptan repartirse las culpas por las consecuencias. En Consenso Federal nuestros equipos están listos para colaborar y para poner en marcha a partir del 10 de diciembre un país que movilice todos sus recursos, los humanos, los de capital y los naturales, todos abundantes en la Argentina, para no tener que vivir nunca más tiempos de zozobra como los de ahora o los de los últimos años”.