Macri anunció medidas de “alivio” y se enteró que “llegar a fin de mes es imposible”

Actualidad

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció “medidas de alivio” para acompañar a los argentinos “en este momento difícil”.

“Quiero pedir disculpas en la conferencia del lunes, dudé de hacerla, todavía estaba muy afectado por los resultados”, reconoció el Jefe de Estado a través de un mensaje grabado y leído a través de teleprompter.

En este sentido, expresó que “el domingo hubo muchos argentinos que creyeron en el camino que empezamos, pero después de un año y medio muy duro dijeron ‘no puedo más’, sintieron que durante este tiempo les exigí mucho y lo que les pedí fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados. Llegar a fin de mes se transformó en una tarea imposible muchas veces. Sé que muchas familias debieron recortar sus gastos y ya no saben dónde más recordar, de qué más privarse”.

“Cuando arrancamos en el 2015 creyeron que iba a ser más fácil, yo también lo creí. Pero el punto de partida fue como el décimo subsuelo. Hay muchas prioridades”, prosiguió el líder PRO.

Luego reflexionó: “por mi formación de ingeniero privilegié las cosas de fondo, hacer las base sólidas sobre las que veo que la Argentina se está poniendo de pie. El día a día terminó siendo agotador para muchos, priorizar la vida en el día a día”.

“Mi intención de hacer, de construir es siempre sana y verdadera. Tres años y medio es mucho tiempo y también es poco para reparar lo dañado que estaba el país. Estoy convencido más que nunca que juntos lo vamos a lograr, lo estamos logrando”, aseveró Macri.

Y completó el prólogo: “las medidas son porque los escuché, escuché lo que quisieron decirme. Son medidas que van a traer alivio a 17 millones de trabajadores y sus familias y todas las PyMEs que sé que están pasando por un momento de mucha incertidumbre”.

En detalle, explicó que para los “empleados en relación de dependencia o cuentapropistas contarán con 2 mil pesos extra en su bolsillo en septiembre y octubre porque vamos a hacernos cargo desde el Estado de los impuestos personales”.

“También 2 mil pesos más en el bolsillo más por mes hasta fin de año por la modificación en el Impuesto a las Ganancias”, prosiguió, aunque no aclaró cómo cambiaría el esquema del mínimo no imponible.

Para monotributistas, informales y desocupados, informó “dos pagos extra de AUH que reciben por sus hijos”, mientras que para la “administración pública: bono de 5 mil pesos”; la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil y un aumento del 40 % en la beca progresar.

Por otra parte, dijo que “reconocemos el valor de las PyMEs” y por eso dio cuenta de un “plan para pagar en 10 años sus obligaciones de la AFIP”.

Finalmente, destacó la decisión de “congelar el precio de la nafta por 90 días”.

“Quedó claro que la incertidumbre política ha generado mucho daño y nos obliga a ser responsables. Quiero reunirme con los candidatos, transmitamos tranquilidad en este proceso electoral”, invitó Macri, para luego dar cuenta que no debe ser una “pelea entre enemigos, sino discusión entre rivales en el marco de la democracia”.

“Respeto a los argentinos que votándonos en el pasado ahora no lo hicieron, sólo les pido que no pongamos en duda el trabajo que hicimos juntos, es mucho, es demasiado lo que hicimos juntos. Amo la Argentina, hablo desde la convicción más profunda que siento que sé que podemos hacerlo. Veo que lo estamos haciendo. Estoy acá para seguir dando pelea por ese futuro que todos nos merecemos. Vamos argentinos, a no aflojar que vamos a salir de esta como salimos muchas veces”, finalizó.

Macri lanzó 10 medidas económicas pero se olvidó de los jubilados

Tras una fuerte autocrítica de su gestión y su discurso post derrota en las elecciones primarias, el presidente de la Nación expuso un paquete de medidas para amortiguar el impacto de la crisis económica que intenta controlar antes de las generales de octubre. No dijo nada de los jubilados que atraviesan una dura situación, ni cómo se financiará el paquete.

El Gobierno Nacional lanzó una batería de medidas económicas para intentar paliar los efectos de la brutal devaluación que comenzó a efectuarse desde el lunes. El mismo, incluye el aumento del salario, beneficios para trabajadores y beneficiarios de AUH y Becas Progresar, y créditos blandos y más moratorias para las Pymes.

Lo llamativo es que no mencionó a los jubilados que sufrieron un saqueo histórico durante la gestión de Cambiemos y que cuentan con cifras frescas de la Defensoría de la Tercera Edad que calculó para abril que la canasta básica para un jubilado es de $30.500, para cubrir las necesidades básicas de vivienda, alimentos, el pago de los servicios y medicamentos, entre otros. Pero, además, el presidente no informó cómo se financiarán las medidas anunciadas.

Las medidas tienen un costo fiscal cercano a los 40.000 millones de pesos. Se asignarán partidas para la atención de estas erogaciones sin afectar el objetivo de resultado primario establecido en el Presupuesto.

1) Se va a aumentar el salario mínimo, por segunda vez en el año. Esto beneficiará a unos 2 millones de trabajadores. Para ese fin se convocará al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

2) Se congelará por 90 días el precio de la nafta y los combustibles.

3) Para los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias, se aumenta un 20% el piso y la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados en relación de dependencia. Esto permitirá una mejora en el sueldo de bolsillo de alrededor de 2.000 pesos por mes, pero puede ser mayor o menor, según los ingresos y el tipo de grupo familiar.

4) Habrá una devolución por los impuestos ya pagados en el año, del orden de 12.000 pesos para una familia tipo casado con dos hijos con un salario bruto de 80.000 pesos al mes. El cronograma de devoluciones está en estudio con AFIP.

5) El nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto queda en 55.376 pesos para un trabajador soltero y en 70.274 pesos para un trabajador con cónyuge y dos hijos. Los autónomos, por su parte, recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año.

6) Los trabajadores en relación de dependencia no pagarán sus impuestos al trabajo (aportes personales, el 11% del sueldo bruto) durante septiembre y octubre, con un tope para el beneficio de 2.000 pesos por mes. Beneficia a 6,5 millones de trabajadores que en su gran mayoría recibirán 2.000 pesos extra en cada mes.

7) A los trabajadores informales y los desocupados e se les brindarán dos pagos extra de 1.000 pesos por hijo, uno en septiembre y otro en octubre. Esta medida alcanza a los 2,2 millones de padres y madres con hijos cubiertos por la asignación universal.

8) Habrá otro aumento del salario mínimo y subirán un 40% las Becas Progresar.

9) Para las PyME, la AFIP está lanzando un plan que les da 10 años de plazo para ponerse al día con deudas vencidas hasta el 15 de agosto con tiempo para inscribirse hasta fin de octubre. Además, se ampliará de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pequeñas y medianas empresas.

10) Los empleados de la administración pública nacional, las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad federales recibirán a fin de mes un bono de 5.000 pesos. Esta medida beneficia a alrededor de 400.000 personas.