Doble aumento en la factura de gas a pesar del congelamiento de tarifas y acumula un 29% en el año

Actualidad Mendoza

Con la intención de intentar morigerar el impacto de la crisis en el bolsillo del trabajador argentino, que en el último año la pérdida del poder adquisitivo fue de 20 puntos respecto de la inflación, el Gobierno Nacional había anunciado en abril que congelaba los incrementos de las tarifas, pero en el caso del gas, lo que estaban pautados se aplicarán con un esquema diferencial. En un año, el precio del servicio se duplicó, según CIPE.

Si bien el Gobierno busca contener los aumentos en los servicios básicos, la tarifa de gas sufre dos nuevos aumentos que ya comienzan a regir y que obviamente golpean aún más el bolsillo de los argentinos.

El primero refiere a la suba estipulada para junio del 7,5%, y el segundo incremento es por recargos mayores a los aplicados hasta ahora, de entre el 4,48% y el 4,79% según la zona del país.

El aumento del 7,5% para junio es una de las tres subas que se realizaron en los últimos meses (10% en abril y 9,1% en mayo), a pesar de que en principio el aumento estaba previsto que sea de una sola vez, en lugar de dividirlo en tres meses.

Es el último incremento en la tarifa de gas en lo que resta de 2019. De todas maneras, debido a la «tarifa plana», parte del precio del servicio de los meses más fríos del año, o sea los de mayor consumo, se pagarán durante el verano de 2020.

La propuesta de «aplanar la factura y distribuirlas a lo largo del año», que había surgido del propio gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, y que se lo acercó personalmente al gobierno nacional para ser posteriormente aplicada… insólitamente no se lleva a cabo en su misma provincia que gobierna el radical. Si bien la distribuidora que presta servicios en Mendoza ya comenzó a aplicar el “escalonamiento”, afirman que para la segunda parte del “beneficio” que determinó el Estado Nacional para los usuarios, paradójicamente en la tierra del mismo gobernador que sugirió a idea, el “aplanamiento de la factura” o diferimiento de pagos de los meses más fríos para aquellos de menor consumo, todavía no está reglamentado y sin eso no pueden avanzar.

El «chamuyo» del radical del año pasado. Aún no se aplica el «aplanamiento» de la tarifa en la provincia que él gestiona

La idea del Gobierno es que el impacto en los hogares no sea tan devastador durante el invierno y que no haya una diferencia tan grande entre los meses de mayor y de menor uso del servicio.

En ese sentido, los consumos de junio hasta septiembre no serán facturados en forma completa, sino que llegarán con un «descuento» del 22%. Por otro lado, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) validó un nuevo ajuste en la tarifa del servicio de gas natural por redes, por recargos mayores a los aplicados hasta ahora, que varían entre el 4,48% y el 4,79% según la zona del país, a través de la resolución 322 publicada en el Boletín Oficial.

El Enargas instruyó a las distribuidoras para que apliquen un recargo por cada metro cúbico de 9.300 kilocalorías facturado «a sus usuarios de servicio completo, el cual está destinado a constituir el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas».

El organismo determinó además que las prestadoras de gas por redes deberán incluir los montos de esos recargos en la facturación de los usuarios finales, consignó la agencia Télam.

El recargo para financiar al Fondo Fiduciario era de 2,96% sobre el precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte hasta comienzos de este mes, pero el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, autorizó la suba a 4,46% mediante la resolución 312.

Como fundamento de ese ajuste se explicó que este año el Enargas aprobó los cuadros tarifarios ya implementados por las licenciatarias de distribución, y consideró pertinente mantener un descuento de 50% del valor de los cuadros tarifarios plenos correspondientes a cada categoría de usuarios y subzonas tarifarias. Las regiones beneficiadas son la Patagonia, el departamento Malargüe de la provincia de Mendoza y la Puna.