Segovia: “La provincia de Mendoza carece de legislación que prevea el voto de las personas con discapacidad”

Actualidad Mendoza

Las última jornada electoral dejó al descubierto los inconvenientes que enfrentan las personas con discapacidad en Mendoza debido a que no todas las escuelas tienen aulas especiales para personas no videntes, o para personas con dificultades para moverse por sus propios medios.

Esto no es una novedad, ya que desde siempre ha pasado lo mismo. No obstante, es hora de tomar serias medidas para integración de todos los ciudadanos por igual.

Frente a esta realidad, la presidenta del bloque de Diputados del Justicialismo, Carina Segovia desarrolló una propuesta para la implementación del “voto accesible” en la provincia de Mendoza.

 «En las elecciones realizadas el pasado domingo hemos detectado que nuestra Provincia carece de legislación alguna que prevea el voto de las personas con discapacidad”, remarcó.

De acuerdo a lo expresado por la legisladora se advirtieron diferentes problemas de accesibilidad en escuelas locales, en relación al acceso para el sufragio de estas personas. Para Segovia es necesario adecuarse a la legislación nacional electoral que si prevé el voto accesible.

“Estando previstas dos elecciones más a nivel municipal y provincial, es que solicitamos que se aprueba esta propuesta”, explicó.

A los fines de esta Ley se entiende persona en situación de discapacidad, en consonancia con la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas (ONU), aquella persona que en relación a sus condiciones de salud física, psíquica, intelectual, sensorial u otras, al interactuar con diversas barreras contextuales, actitudinales y ambientales, presentan restricciones en su participación plena y activa en la sociedad.

Los beneficios de esta Ley también se aplicarán a los adultos mayores, mujeres embarazadas, personas que sufren lesiones temporales en miembros superiores o inferiores, y aquellas personas en tratamiento médico, aunque estos no sean visibles (pacientes en diálisis, trasplantados, pacientes oncológicos y personas con cardiopatías, entre otros).

La autoridad electoral tiene la obligación de disponer en todos los establecimientos donde se efectúe un acto eleccionario, la instalación de un Cuarto Oscuro Accesible ubicado en lugar de fácil acceso y más próximo al ingreso del establecimiento, el cual deberá contar con señalización específica, pudiendo ser utilizado por cualquier elector en situación de discapacidad registrado en otra mesa electoral a su sólo pedido.

“Toda persona en situación de discapacidad, que en virtud de ella tenga dificultad en la emisión del sufragio, podrá optar por ser asistido en la emisión del mismo, por el presidente de su mesa, el presidente de mesa del Cuarto Oscuro Accesible o por una persona de su confianza y que él designe, debiendo quedar asentado en las observaciones del padrón esta situación”, reza parte del fragmento de la propuesta.