El Agua de Mendoza vuelve a ser amenazada con la resolución 52/2020 de Suarez que insiste «entregar» el vital recurso natural a las industrias contaminantes

Actualidad Mendoza

El Agua de Mendoza No Se Toca! En diciembre del 2019 sucedió una gran hazaña, uno de los momentos más trascendentales de participación ciudadana que se conoce en la historia de la provincia de Mendoza. El pueblo se movilizó espontáneamente, sin aparatos políticos ni movidas mediáticas, en defensa de un recurso vital para la calidad de vida, para la productividad, para preservar el futuro de las generaciones que vienen: el agua.

El agua es un recurso de vital importancia, especialmente en Mendoza, por estar localizada en una zona árida, es decir, donde las precipitaciones son escasas. Aquí, la reproducción de la vida depende del acceso al agua de los ríos que provienen de la fusión de las nieves y glaciares ubicados en la Cordillera de los Andes. Las aguas de los ríos cordilleranos son aprovechados superficialmente a través de diques y canales con fines de riego y provisión de agua para el sector urbano, industrial y turístico.

Las mendocinas y mendocinos salieron de su zona de conformismo y, sin grietas, salieron unidas a las rutas desde cada rincón de la provincia, incluso de los pueblitos más alejados, porque sentían que un ambicioso gobierno y la voracidad empresarial estaban arrollando contra sus derechos y su vida.

La discusión respecto a las modificaciones de la 7722 venían desde el 2018 de la mano de dos senadores del PJ que presentaron proyectos insistiendo en dos ítems: Agulles quería avanzar en la creación de “parques industriales mineros controlados” y Abraham proponía modificaciones de las sustancias tóxicas prohibidas. Ni hablar de las negociaciones y los pactos de silencio entre los partidos tradicionales durante la campaña electoral provincial para ocultar sus intenciones de avanzar con la megaminería.

El gobernador Rodolfo Suárez a días de asumir, fue mucho más allá impulsando un proyecto de ley que modificaba por completo la ley 7722. Rápidamente, el PJ mendocino, con Anabel Fernández Sagasti a la cabeza, salió a respaldar la decisión de Rody.

El 30 de diciembre, después de 10 días de cortes de ruta y marchas, el pueblo mendocino conquistó la derogación de la Ley nacida del pacto criminal entre la UCR, un sector del PJ y el lobby minero; y logró la restitución de la 7722 gracias a la lucha en las calles, en defensa del recurso fundamental de una provincia árida y con una crisis hídrica que ya lleva 10 años.

El gobernador Suarez insiste con entregar el agua al mejor postor, y con él, el futuro de los mendocinos. Es por eso que el pasado 12 marzo del 2020, se publicó en el boletín oficial de la Provincia de Mendoza, la resolución 52/2020 de DGI, una encubierta disolución de la Ley proteccionista 7722, donde tiene como objeto disminuir los estándares de la calidad del agua para su “devolución” después de su uso industrial, es decir, que las industrias podrán utilizar el agua, destruir el recurso natural con valores contaminantes que se verán «aprobados» a posteriori por Irrigación de Mendoza. Un güiño de ojo para devolver agua con altos valores de contaminación que masivamente afectarán a la naturaleza y la comunidad.

De esta manera, hoy Irrigación ha permitido una gran contaminación en vuelco de efluentes que van directamente a los ríos mendocinos.

Por eso, quién debe controlar y cuidar nuestro recurso hídrico, en un hipotético gobierno responsable… Suarez y sus cómplices lo hace todo al revés y han introducido modificaciones hechas a medida para las empresas y no para el ambiente.

Ante esta realidad, el pueblo mendocino defensora de los recursos naturales y la vida vuelve a unirse y organiza la Primera Asamblea Ambiental virtual, que tendrá lugar de manera virtual el próximo 27 de agosto a las 19 hs., a través de la Plataforma Zoom. «Ante la grave situación ambiental de Mendoza, es que necesitamos organizarnos para debatir estos temas que marcarán la agenda de los próximos meses» anuncian.

Si te interesa participar, podés inscribirte haciendo click acá