Escándalo en las PASO mendocinas: Directivxs escolares expulsan fiscales con pañuelos verdes

Actualidad Mendoza

Lamentables episodios de la Argentina intolerante se manifestaron en la Mendoza del medioevo y que salieron a la luz en estas PASO que se desarrollan este domingo en la provincia cuyana.

En esa oportunidad se dieron a conocer que en numerosos establecimientos educativos de la provincia de Mendoza hubo escandalosas reacciones de directivxs que no permitieron que fiscales, provenientes de todos los colores políticos, tengan visiblemente un pañuelo verde.

Los pañuelos verdes tiñeron los alrededores del Congreso en las últimos días en el marco de la presentación del nuevo proyecto de ley para la despenalización del aborto impulsado por la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y representa el símbolo de expresión popular en épocas de la libre expresión y la democracia.

El emblema insignia del colectivo lleva inscrito en blanco el lema de la Campaña: «educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir» junto con un dibujo de un pañuelo y acompaña a las integrantes del grupo hace más de 15 años, desde que se organizaron para conseguir una ley integral que contemple la interrupción legal del embarazo y la cobertura del sistema de salud público.

Al mejor estilo inquisitorio numerosos fiscales denunciaron este domingo la persecución, amenaza y expulsión por parte los encargados de coordinar la institución educativa del Estado laico, apelando a la colaboración de las fuerzas policiales.

Un ejemplo de este bochorno puede apreciarse en el caso de los fiscales del Colegio Integral El Huerto, una institución educativa laica de Godoy Cruz, que vivieron tensos momentos al ser amenazadxs por la encargada a cargo del establecimiento (de la dirección del colegio), por tener «el pañuelo verde por la legalización del aborto».

La misma afirma que eso genera disturbios y afecta «la paz social», habiendo dado curso a llamar a la policía para que sean trasladas a la comisaría más cercana.

Otras de las denuncias vienen también desde el Colegio ICEI, un reconocido liceo bilingüe de la ciudad de Mendoza, donde proclama desde su web: «Respondemos a la finalidad superior de formar el “ser” y transmitir el “saber” por la vía de la “educación integral”, buscando la plenitud del desarrollo de la persona humana. “Ser y Saber” es el lema escrito en el escudo de nuestro colegio: ser hombre en la auténtica y amplia significación, ser libre, ser ciudadano, ser digno… Saber la verdad». Lamentablemente, el pañuelo verde no «encaja» dentro del catálogo «libertades» de la institución educativa también laica (a veces).

Esto ocurre en la misma provincia donde el misoprostol no puede venderse en las farmacias como sí habilitó el ANMAT para el resto del país.

En Mendoza la Ley 8.116 que limita la venta de misoprostol para casos de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) fue sancionada en 2009, durante el gobierno de Celso Jaque (PJ). Desde entonces, el misoprostol lo compra el Ministerio de Salud de Mendoza y lo administra la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva cuando una maternidad pública o privado solicita la medicación.