Imbéciles aplicados destruyen constantemente la obra pública en San Martín ¿Casualidad o causalidad?

Actualidad

Lo que fue apareciendo un hecho aislado de un caso de destrucción del espacio público, por la incipiente frecuencia de estos nefastos incidentes, hace sospechar que existe una seria intencionalidad de algún sector que no quiere que la gestión municipal de Jorge Omar Giménez siga en desarrollo, genere progreso y mejore la calidad de vida de los vecinos de San Martín.

El problema es entender que justamente el espacio público y la obra pública es en beneficio de todos los que conforman una comunidad, por lo tanto, estas frecuentes destrucciones perjudican a todos, incluso a los mismos imbéciles que provocan estos actos maliciosos y a sus familias. Un claro sector de imbéciles que quieren vivir en un mundo de imbecilidad.

Tal es el caso de ayer, donde el Secretario de Obras Servicios Públicos y Ambiente de la Municipalidad San Martín, Edgardo Gargiulo, anunciaba con orgullo una nueva obra para el bien de los vecinos en el Barrio San Pedro:

No obstante, hoy los sanmartinianos amanecieron con la triste noticia que lo que hasta ayer era una puesta en valor del espacio público, ahora se convierte en destrozo y escombro:

Estos lamentables hechos vandálicos no son casuales. Ya vienen sucediendo en continuadas ocasiones a lo largo del año: es habitual que cuando se realiza un asfaltado de una calle del Departamento, estos imbéciles suman su malicia para estropear el trabajo realizado por el Municipio, pisando o atravesando la superficie con algún rodado, tal es el caso de lo sucedido en las calles del Barrio Córdoba o en el trabajo de la ruta 50; diversas obras en espacios públicos también suceden los mismos hechos… no por falta de educación, sino por mala intención: roturas de luminarias en el Barrio Córdoba, destrucción de bancos en la Plaza San Martín; los caños de los nomencladores de numerosas esquinas donde se hacen obras en el Departamento son doblados… Lamentablemente, el trabajo y el esfuerzo realizado se hace más difícil, sin embargo, el compromiso del Municipio para avanzar, más allá de la imbecilidad humana, sigue con más fuerza y ganas.

Es importante que si los vecinos biencuyanos ven alguna irregularidad o directamente son testigos de estos actos vandálicos, no dude en hacer la denuncia. San Martín se construye entre todos!!!