El intendente Marcelino Iglesias al estilo «Papá Noel» le regala a los «amigos» empresarios de la telefonía la quita en el pago de las tasas del 15% en Guaymallén porque «son muy elevadas y no corresponde»

Actualidad

Cada vez está más cerca la navidad y «la bondad» invade el corazón del intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias. Su generosidad no apunta tanto a sus vecinos donde ha incrementado sus tasas impositivas, sino apunta más a sus «amigos» empresarios donde les regala grandes beneficios.

En la «escribanía municipal» devenida en Concejo Deliberante salen de manera exprés y al pie de la letra todos los «deseos de felicidad para sus amigos empresarios».  La «movida» de los concejales «Iglesistas» que ganan un sueldo básico de $100 mil cada mes en esta «Tierra Santa» mendocina, también cuenta con la complicidad de Protectora que en teoría defiende los intereses de los «ciudadanos de a pie», pero que a veces «se distrae» un poquito.

En esta oportunidad «Marce» decidió beneficiar a las empresas multinacionales de telecomunicaciones como Claro, Movistar y Personal reduciéndole las tasas que abonan por derechos de inspección de antenas por considerarlas «muy elevadas y no corresponde» para «los pobres ricachones que se están llenando de guita otorgando un servicio nefasto a la gente».

El jefe comunal cuando apenas asumió le dio su primer recorte a los «buenos muchachos», luego como no pagaban, les recortó más y ahora, como siguen sin pagar les recortó un poquito más. Un 51% menos pagan por antena en dos años y ahora también con un 10% de bonificación por pago al contado anual… una ganga!

El concejal del Frente de Izquierda- Partido Obrero, Lucas Inostroza, nos cuenta detalla la generosidad del radical «Si tenemos en cuenta desde la primera en 2016 las antenas pagaban $23.000 porque el valor de la UTM era de $1,15 mientras que el valor del servicio de inspección era el equivalente a 20.000 UTM. Ahora si ese valor lo llevamos a dolar que aproximadamente era de $13,47 por cada dolar, nos encontramos con que a esta empresas les costaba un aproximado de U$S 1708».

Inostroza continúa «Ya en 2017 el valor del servicio baja al equivalente de 13.000 UTM con el valor de la UTM a 1,65, es decir $21.450. Que llevado a dolar a enero de ese año que fue cuando empezó a regir y el mismo ya tenia un valor de $16,47 cada dolar, no topamos con que las empresas pagaban el equivalente de U$S 1302».

«En 2018 se mantiene el costo del servicio en 13.000 UTM con el valor de la UTM a $2,20, hace que el en términos nominales parezca que aumento el servicio porque las empresas pagaban $28.600, pero si tenemos en cuenta la brutal devaluación del año pasado y siendo magnánimos y solo tomando en cuenta el valor del dólar en enero cuando empezó a regir la ordenanza nos encontramos con que equivale a U$S 19,89», relata el edil de la izquierda mendocina.

«Es decir que dólares este año pagaron U$S 1407. Siendo este el año que más pagaron, entre comillas porque están todos en deuda cuestión que admitió el señor director de rentas, y por lo cual se quejaron y se procedió a achicar las UTM este año. Es decir que resta saber si le vamos a cobrar al precio del dólar de hoy, ya hicieron un negoción porque no es el mismo valor que cuando la tarifaria empezó a regir», sostiene.

«Si las empresas pagan todo el año por adelantado tienen descuento del 10% del valor de la tasa cosa que si una familia quiere acceder a ese descuento tiene que tener pago al día todos los impuestos, sin atrasarse nunca, desde 3 años atrás» .

El concejal del Partido Obrero afirma»Por último, la tarifaria que se aprobó hace semanas atrás, que conto soló con los votos de la UCR y Protectora, el valor del servicio baja abruptamente a 9.200 UTM, que si son multiplicadas por $3 que es el valor de cada UTM, da el precio de $27600. Pero teniendo en cuenta que muy probablemente el valor del dólar roce los $40, el negocio al que acceden estas multinacionales es redondo, porque en términos de dólares pagarían U$S 690 es decir menos de la mitad, y se vuelve todavía mas burdo si tomamos en cuenta el valor de cuando asumió Iglesias».

«Es un negociado tremendo justamente por parte de quienes todo el tiempo se niegan a pagar, bajo la excusa de que si pagan las tasas que dice Guaymallén, sientan precedente para que todo el país le cobre lo mismo, lo cual es ridículo porque tenemos que ser piadosos justamente con quienes amasan millones sin poner un peso de mejora en el servicio, que como todos sabemos es paupérrimo. Si Guaymallén en vez de bajar las tasas las aumentara igual tendrían que pagar o dejarían sin cobertura el departamento con más habitantes de toda Mendoza? Yo no lo creo», concluye Inostroza.

Por otro lado, el concejal de Guaymallén del Bloque FIT-PTS, Carlos Espeche, agrega otra denuncia contra el jefe comunal Iglesias «Como si no fuera poco y en vistas a un 2019 de competencias electorales, decidieron concederles a las empresas de publicidad otra reducción de tasas. Así se les decretó con fuerza de ordenanza un 33% de descuento para que vengan a Guaymallén y lucren con todo lo que tienen. Desde el Ejecutivo municipal explicaron que estos empresarios cada tanto extorsionaban a los funcionarios y utilizaban mecanismos ilegales para la instalación de soportes de cartelería. Así y todo, cocinaron de manera sumaria un beneficio más para las empresas de publicidad».