Fernández Sagasti encabezó una nueva Mendoza 2030 donde El Trabajo fue el eje central: «Creemos en proyectos políticos y económicos de desarrollo que permitan generar trabajo para los trabajadores, las Pymes y la industria nacional»

Actualidad

La senadora nacional por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, encabezó hoy una nueva edición de Mendoza 2030, en esta ocasión, sobre “el futuro del trabajo”. Estuvo acompañada por Marta Novick, Socióloga de la Universidad de Buenos Aires con postgrado en la Universidad de Paris VII y estudios en la Universidad de Bologna y por la Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública y docente de la UNCuyo, con postgrado en Gestión Pública en la Universidad Nacional de Quilmes, Gabriela Bazán.

La exposición se basó en los cambios tecnológicos que vive el mundo en la actualidad, donde el alcance y la profundidad de los mismos se presentan como una oportunidad para mejorar la calidad de vida y la protección del planeta. En este sentido, se señaló que entre la oportunidad única que tiene la humanidad y el riesgo potencial existente, está dada por la capacidad de quienes deben adoptar decisiones para rediseñar los sistemas económicos, sociales y políticos en cada lugar y hacer frente a los nuevos desafíos.

Según expusieron en el panel, “las relaciones laborales están obligadas a reformularse, y el debate del trabajo en el siglo XXI, nos enfrenta a grandes desafíos, los cuales tienen que ver con discutir nuevas regulaciones y nos obligan a repensar nuevas formas para proteger los derechos de los y las trabajadoras”.

La encargada de abrir el encuentro fue Fernández Sagasti, quien afirmó que “el futuro del trabajo es el eje central en estos tiempos que corren, no solo por el futuro, sino también el presente. Hace dos días debatimos el presupuesto 2019 y el trabajo fue el eje principal por el que decidimos votar en contra”.

Y agregó: “Creemos en proyectos políticos y económicos de desarrollo que permitan generar trabajo para los trabajadores, las Pymes y la industria nacional. El avance de la tecnología se nos presenta como un desafío donde uno de los puntos sobre el que necesitamos trabajar es si el desarrollo de la tecnología generará mayores oportunidades o incrementará la desigualdad”.

Por su parte, la licenciada Gabriela Bazán se refirió a los cambios que han generado en las relaciones laborales con el paso del tiempo y los desafíos que se presentan en la actualidad. “En la actualidad hay nuevas formas de contratación y las tecnologías si bien pueden incidir positivamente, debemos estar atentos a nuevas formas de precarización laboral, a pérdida de derechos laborales”.

Y agregó: “Tenemos el desafío de discutir el rol del Estado en el nuevo modelo de relaciones laborales, definir qué tipo de sistema educativo queremos, como protegemos los derechos de los trabajadores, entre otros temas”.

Por su parte, Novick destacó el trabajo e investigación que se viene realizando desde la Universidad Metropolitana Para la Educación y el Trabajo, institución de la que también forma parte. “El trabajo es la principal fuente de ingreso de los hogares, nosotros vivimos en un mundo y un país que es cada vez más desigual, uno de los factores que logra disminuir esa desigualdad son las instituciones laborales y, en ese sentido, así lo reconoce incluso el FMI”.

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2018/11/Novik.jpg»]


Tras destacar como aumentó el número de desempleados en Argentina desde 2015 hasta la actualidad, la licenciada señaló que “uno de los temas importantes es el de las migraciones, no hay que irse muy lejos, cualquiera saber que el país ha recibido muchos venezolanos y colombianos, algo que puso en crisis tradiciones de nuestro país que comenzó a generar políticas y miradas xenófobas”.

Y agregó: “En este contexto de cambios en las relaciones laborales, de migraciones aparece el poder de capitales de información termina siendo aprovechado por pequeños sectores”.

Por último, tras referirse al desarrollo de los marcados globales y el uso de las redes, los desafíos en materia de regulaciones laborales, la protección social y la educación técnica superior,  afirmó que existen diferentes corrientes respecto a cómo impactará en la humanidad el avance de la tecnología. “Acá hay un tema central, no hay un determinismo tecnológico porque las mismas tecnologías en países y empresas generan diferentes resultados. Aquí de alguna manera es como las sociedades y Estados regulan esta situación”.