Terremoto puntano: el ex gobernador Poggi dejó a los Saá y arma un monobloque

Actualidad

El ex gobernador y actual diputado nacional Claudio Poggi anunció anoche a través de una carta pública su renuncia al cargo de vicepresidente del PJ San Luis y que se retira del bloque de Compromiso Federal en la Cámara de Diputados de la Nación. Abrirá un bloque nuevo. Si bien, aún no está claro con qué espacio jugará, en algún momento tuvo un acercamiento con el espacio de Sergio Massa, en donde hasta se había conversado en ser su compañero de fórmula presidencial.

En la carta difundida en su sitio de Facebook, Poggi lanzó duras críticas a la actual gestión del gobernador Alberto Rodríguez Saá, a quien acusa de «abandonar las políticas de estado exitosas que vienen aplicándose desde hace más de 30 años». Asimismo, agrega que formará un nuevo partido por haber sido el candidato que mayor votos obtuvo en la anterior elección y por haber «empeñado mi palabra con el pueblo de toda la provincia».

Cabe recordar que el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá había anunciado la suspensión del tradicional Carnaval de Río en San Luis con las típicas batucadas brasileñas, previsto para el 26 y 27 de febrero en el Sambódromo de Potrero de los Funes y que fuera reemplazado por pasistas locales.

El Alberto sostuvo que el cambio se había producido ya que “la Provincia ha quedado en tan mala situación que me he visto obligado a suspenderlo. Vamos a hacer el carnaval de los puntanos con los puntanos y puntanas, nuestro”.

Asimismo había dejado mal parado al ex gobernador Poggi asegurarndo que “rápidamente vamos a ajustar las finanzas para que la provincia siga siendo una provincia prospera en la Argentina”.

Poggi ha sido hostigado duramente por Rodríguez Saá, que lo acusó de haber dejado un déficit de 1.200 millones de pesos durante su gestión, hecho que obligó al actual mandatario, siempre según su versión, a declarar una situación de crisis de las finanzas públicas.

En una entrevista realizada con El Diario de la República, la titular de Hacienda Pública Natalia Zabala Chacur al ser consultada por su primera tarea al recibir la administración, detalló: “Cuando llegamos al Ministerio de Hacienda lo primero que hicimos fue analizar el sistema contable que es el que tiene registrados todos los movimientos económicos que realiza la administración pública. Pedimos diferentes informes. El primero que pedimos, que se llama Ahorro-Inversión-Financiamiento, refleja un detalle de todos los recursos que se recibieron en un período de tiempo y todos los gastos que se hicieron, de productos o servicios que se contrató, con la obligación de hacer el pago. A través de este procedimiento saltó el déficit, al 30 de noviembre, de más $734 millones”.

La ministra de Hacienda Pública puntana, Natalia Zabala Chacur, había detallado que “el estado de las finanzas del Estado provincial, procurando que los ciudadanos de nuestra provincia conozcan la situación existente al momento de iniciar su gestión el nuevo Gobierno provincial. Partiendo de que toda gestión de gobierno se planifica a través de un presupuesto anual que se divide en dos partes, autorización de gastos y previsión de recursos, y considerando que el mismo ha de estar siempre equilibrado en el sentido que los gastos efectuados han de contar con la financiación por algunos recursos, centramos nuestro análisis en conocer la ejecución presupuestaria llevada a cabo por la gestión anterior. A tales efectos se realizó una auditoría de corte del sistema contable de la Provincia de San Luis, cuyo reporte del esquema ahorro-inversión-financiamiento, acumulado al 30 de noviembre de 2015, nos revela un déficit de $734.055.088,091″.

Sin embargo, fue el propio Poggi quien ha negado esa acusación diciendo que dejó un gobierno con un superávit de más de 700 millones de pesos.

La pelea entre Poggi y los hermanos Rodríguez Saá se evidenció cuando, a pesar de tener el acompañamiento del pueblo puntano reflejado en el caudal de votos de uno y otro candidato, se le impidió ser candidato a la gobernación en un segundo mandato, en un cabildo abierto partidario donde se lo obligó a declinar su postulación. Igualmente, Poggi se postuló a diputado nacional, donde obtuvo mejores resultados que los hermanos líderes del espacio.

Cabe recordar los resultados: Alberto Rodríguez Saá fue gobernador de San Luis por tercera oportunidad al obtener el 56% de los sufragios en los que su hermano, Adolfo, fue el candidato presidencial más votado en la provincia con el 36,8% de los votos. En tanto que Claudio Poggi  había obtenido en las elecciones a diputado del año pasado el 63% de los votos.

 

A continuación reproducimos la carta del ex gobernador Claudio Poggi, publicado en su cuenta de Facebook:

 

Carta Abierta Al Pueblo De San Luis

Quiero dirigirme a los ciudadanos de la provincia de San Luis para contarles que a partir de hoy, lunes 22 de febrero, realizaré las siguientes acciones políticas:

a. En la honorable Cámara de Diputados de la Nación, conformaré un bloque unipersonal, dejando de pertenecer al bloque Compromiso Federal.
b. Renuncio a la Vicepresidencia del Concejo Provincial de mi querido Partido Justicialista de San Luis.
c. Junto a muchos sanluiseños más, comenzaré con la construcción de un nuevo espacio político en la provincia de San Luis

Adopto estas decisiones políticas luego de analizar todas las acciones del nuevo gobierno de la provincia de San Luis que asumió el pasado 10 de diciembre de 2015.

Observo abandono, discontinuidad e interrupción de prácticamente todas las políticas públicas que venía llevando adelante la gestión anterior que me tocó conducir entre el 2011 y el 2015. Políticas de estado que fueron ejes centrales de la propuesta electoral a los sanluiseños durante la última campaña electoral del año 2015. Compromisos ante el pueblo que asumimos y defendimos todos los que integramos las listas de Compromiso Federal.

Nos comprometimos a más viviendas para las familias puntanas, a más deporte para contener a nuestros niños y adolescentes, a más calidad e inclusión educativa, a la continuidad del plan PIE, a más promoción del emprendedurismo para nuestros jóvenes, a más industria, a más campo, a más obra pública que responda a las necesidades de la gente, nos comprometimos a ejecutar políticas de estado con fuerte contenido de justicia social.

Con solo analizar los primeros setenta días de gestión del nuevo gobierno provincial, desde el 10 de diciembre a la fecha y algunas actitudes asumidas por quienes fueron elegidos por el voto de la gente a partir del mismo 26 de octubre pasado, siento que los compromisos asumidos no aparecen como prioridades, que no aparecen en la agenda del gobierno de la provincia, más aun, están abandonados. Es decir, no se está cumpliendo con lo que nos comprometimos en campaña.

No hay excusas para discontinuar esas políticas que generan empleo y paz social. La provincia no está endeudada como se quiere mal informar, tiene sus finanzas muy sólidas, más aun, está mejor que cuando comencé mi gobierno en el 2011.

Nos encontramos ante un hecho inédito. El ADN del Modelo San Luis desde 1983 hasta el 10 de diciembre del 2015, Modelo del cual me siento orgulloso de haber contribuido, fue siempre la continuidad de las políticas públicas exitosas y honrar la palabra empeñada. Hoy esas banderas se dejaron de lado.

Los sanluiseños conocen muy bien como trabajo, es por eso que tienen la tranquilidad de saber que voy a cuidar de San Luis con mi tarea en la Cámara de Diputados de la Nación. El haber sido el dirigente político que obtuvo la mayor cantidad de votos en las últimas elecciones de 2015, me exige honrar la palabra empeñada con quienes me votaron y también, con quienes eligieron otra opción.

Soy puntano por elección y adopción. Hace treinta años que vivo en esta hermosa tierra. Mi esposa e hijos son nacidos en esta tierra. Amo esta tierra y a su gente. San Luis es donde elegí vivir y en donde he de morir. Soy puntano, una condición que me llena de orgullo y que nadie me podrá quitar.

Soy justicialista, llevo en mi corazón las banderas de la justicia social, de la independencia económica y de la soberanía política, ese sentimiento no necesita un cargo partidario.

Tengo una enorme vocación por el servicio público, vocación por servir a los demás, por ejercer la política grande, esa que permite a cada ciudadano que cada día sea un poco más feliz, esa es mi vocación.

Por estas horas siento interpretar el sentimiento de mucha gente, siento la necesidad de comenzar a construir con muchos sanluiseños más, un nuevo camino, un camino sin miedos, un camino de la verdad, un camino de diálogo, de escucharnos, de cercanía, un camino lleno de futuro y optimismo, otra alternativa para San Luis, un nuevo espacio político en la provincia.

Esto es lo que quería contarle a cada sanluiseño, de las decisiones que tomé y por qué las he tomado, siempre les diré la verdad.

Nos seguiremos viendo de modo cotidiano. Avancemos juntos por un San Luis mejor. Viva San Luis.
Los quiero mucho.

Claudio Poggi