biencuyano.com.ar

El debate en el Senado sobre el Aborto legal tuvo una exposición de altura con la ex miembro de la CSJ de Mendoza, Aída Kemelmajer: “Las mujeres no somos instrumentos de la reproducción humana”

El debate en el Senado sobre el Aborto legal tuvo una exposición de altura con la ex miembro de la CSJ de Mendoza, Aída Kemelmajer: “Las mujeres no somos instrumentos de la reproducción humana”

El debate en el Senado sobre el Aborto legal tuvo una exposición de altura con la ex miembro de la CSJ de Mendoza, Aída Kemelmajer: “Las mujeres no somos instrumentos de la reproducción humana”
julio 11
23:37 2018

En la Cámara de Senadores de la Nación se realizó la segunda ronda de consultas con especialistas sobre el proyecto de legalización del aborto, de la que participaron juristas como Ricardo Gil Lavedra, Gregorio Badeni y Aída Kemelmajer. Las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales se reunieron para escuchar y hacer preguntas a los expositores invitados con la fecha del 1 de agosto como límite para firmar o no el dictamen que luego llegará al recinto.

La iniciativa legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, bajo el solo requerimiento de la mujer. También dispone que la práctica sea gratuita y de prestación obligatoria en todos los centros de salud públicos y privados del país. Por otro lado, habilita a partir de la semana 15 el aborto en casos de violación, imposibilidad de la vida extrauterina o riesgo de salud para la mujer.

La jornada empezó con un cruce entre la ginecóloga representante del Consejo Superior del Colegio de Médicos de Buenos Aires, Ángeles Carmona, y el presidente del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto. La médica dijo que la objeción de conciencia “es un bien constitucional no negociable” y afirmó que la lista de los profesionales que no practicarán abortos no tiene que ser pública porque “generaría discriminación en varios aspectos”.

No obstante, una de las exposiciones más aplaudidas de la jornada fue la de la jurista Aída Kemelmajer de Carlucci, ex miembro de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, que defendió el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo desde la óptica de la progresividad del derecho, y se cruzó con la radical tucumana Silvia Elías de Pérez, una de las líderes del sector antiabortista.

Kemelmajer advirtió que “quienes se niegan a la aprobación de esta ley parecen decir ‘nosotros sabemos más que el Comité de los Derechos del Niño’, ‘nosotros sabemos más que la Organización Mundial de la Salud’, ‘nosotros sabemos más que el Comité de los Derechos Humanos’, ‘nosotros sabemos más que la Corte Interamericana de Derechos Humanos’”.

“Por eso, desobedezcan lo que dicen todos estos organismos”, dijo la mendocina, al sostener que “este es un tema de salud pública que compromete derechos humanos”.

La jurista mendocina explicó que “en nuestro sistema constitucional, que sigue la Convención Interamericana de Derechos Humanos, no se duda de que hay vida desde la concepción en principio. Por eso cuando se redactó el Código Civil y Comercial se mantuvo esa regla”.

“Pero a su vez -señaló-, todos sabemos que los derechos no son absolutos, que pueden entrar en conflicto con otros derechos. Cuando esto pasa, esos conflictos de derechos deben resolverse sobre la regla de la proporcionalidad, que significa que a cada uno de estos dos derechos se les ponen restricciones”.

En el caso de este debate, puntualizó Kemelmajer, “las leyes de muchos países y este proyecto de ley dicen que primero va a haber una progresividad”, y ese principio “se mantiene por dos criterios: uno, el de la mayor progresividad del desarrollo, y otro, las causales o indicaciones”.

“En el primer trimestre, como el feto no tiene suficiente desarrollo, le damos más peso al derecho a la autonomía de la mujer”, señaló, y agregó que a la inversa, “cuando el feto tiene más desarrollo se restringe la autonomía de la mujer” pero no se elimina, sino que se limita a las causales de aborto no punible.

Esta exposición fue cuestionada por Elías de Pérez. “No encuentro la regla de proporcionalidad. El ser humano se juega la vida, y por otro lado estamos hablando de la autonomía de la mujer”, advirtió la tucumana, sentada en primera fila y muy activa en el plenario de comisiones del Salón Illia.

Sin embargo, Kemelmajer insistió en que en el caso del feto “esta vida está dentro de otra persona, dependiendo absolutamente de otro cuerpo; entonces cuando los intereses de ambos son convergentes, el ordenamiento le presta plena protección a esa persona”.

La mendocina afirmó que “Los fundamentalista de los derechos del feto sostienen que aún en este caso la mujer está obligada a llevar a término su embarazo, pero precisamente esta posición es la prueba más elocuente del desconocimiento pleno de la mínima autonomía de la mujer sobre su cuerpo en un régimen democrático nadie debe ser instrumento del otro, la mujer tampoco”.

Para terminar, Kemelmajer citó una de fallecido doctor René Favaloro quien se pronunció a favor de aborto: “Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y no pasar vergüenza. Estoy harto de que se nos mueran chicas pobres para que las ricas aborten en secreto. Se nos mueren nenas en las villas y en los sanatorios hacen fortunas sacándoles del vientre la vergüenza a las que tienen plata. Con el divorcio decían que era el fin de la familia y sólo fue el fin de la vergüenza para los separados ilegales. Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.

Tags
Share

About Author

bien_cuyano

bien_cuyano

Actualidad política, empresarial y social de la Región de Cuyo: Mendoza, San Juan y San Luis

Related Articles

Actualidad deportiva

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Cotizaciones