Soledad Sosa: «El reclamo por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito es cada vez es mas masivo, incluso una necesidad vital»

Actualidad

La decisión del oficialismo de dar luz verde para tratar el tema de la interrupción del embarazo sorprendió a propios y ajenos e impactó en la agenda política y mediática. El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo que «es un tema del parlamento».  En sintonía, la ministra de Salud de Mendoza, Elisabeth Crescitelli, señaló que ese es un tema del Congreso de la Nación.

En tanto, en Mendoza, la Ministra de Salud provincial dijo que el aborto es un tema del Congreso de la Nación que deberán debatir los legisladores y dejó en claro que no se puede hablar cifras ya que no hay datos oficiales.

Crescitelli aclaró, además, que el protocolo de aborto para casos no punibles quedeará en «Stand by» hasta que se modifique el Código Penal en el Congreso de la Nación. La legislación, en su artículo 86, establece desde 1921 dos excepciones: cuando la vida de la madre corre riesgos y cuando se trata de una violación «sobre una mujer idiota o demente». Luego, en 2012, la Corte de la Nación amplió este último a todas las mujeres víctimas de violación. Este punto es el que tomó la funcionaria para justificar el retraso de adhesión de la provincia en este tema. «Seguramente el nuevo proyecto contemplará la extensión a todas las víctimas de violación», dijo Crescitelli.

Soledad Sosa, diputada nacional mandato cumplido e integrante de la organización de mujeres Plenario de Trabajadoras, se pronunció ante las declaraciones de la Ministra de Salud de Mendoza respecto de la postergación del protocolo de ILE (interrupción legal del embarazo) y sobre la posibilidad de debate parlamentario  del proyecto de ley de la Campaña Nacional Por el Aborto Legal.
«El reclamo por aborto legal seguro y gratuito cada vez es mas masivo, no sólo en el movimiento de mujeres sino entre la juventud, como lo demostró el pañuelazo frente al Congreso y como se mostrará el 8 de marzo con las masivas movilizaciones y paros que se preparan» afirmó Sosa.
La dirigente de izquierda agregó «Las declaraciones sobre el protocolo provincial de Interrupción Legal del Embarazo por parte de la ministra de la provincia expresa la postración del gobierno al clericalismo de la Iglesia, y es además un desprecio sobre la salud de las mujeres víctimas de violaciones o de las que corren riesgo en su vida por cursar embarazos riesgosos. El protocolo es un paso en el respeto a derechos adquiridos de las mujeres desde 1921 en el código penal, además del  fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia de la Nación 2012, sin embargo esto no legaliza ni despenaliza la práctica del aborto».
Soledad Sosa comparte la necesidad de establecer un debate «Por eso exigimos la aprobación de la ley de la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal seguro y gratuito, que se presentará nuevamente en el Congreso. La movilización callejera es fundamental para superar las trabas parlamentarias o su rechazo en el recinto, ya que si bien Macri ha dado libertad de acción a sus legisladores sabemos que las alianzas con la Iglesia Católica -convertida por CFK en un Estado dentro de otro Estado con la reforma del código civil- son muy fuertes y no queremos que éste reclamo tan sensible sea utilizado como puja de poder entre Macri, el Papa Bergoglio y el PJ».
«El reclamo de aborto legal no sólo es un problema de salud, es además un reclamo de autonomía y libertad de las mujeres ante el tutelaje del Estado-Iglesia sobre sus derechos sexuales y reproductivos. El #8M paramos y marchamos por su aprobación en el Congreso», concluyó la referente feminista.