Violan correspondencia de abogada en derecho ambiental que denunció a Fly Bondi por irregularidades en el Aeropuerto de El Palomar: «Hago responsable de ello al Presidente Mauricio Macri y al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich»

Actualidad

El caso «Fly Bondi» continúa trayendo inconvenientes. Además de los inconvenientes ambientales y ruidos molestos por los que los vecinos de el Aeropuerto El Palomar denuncian, con «graves incumplimientos de normativas ambientales, violación de acuerdos internacionales y maniobras fraudulentas por parte de la empresa Fly Bondi» de lo acusa, ahora se suma un preocupante caso de intimidación pública «Hago responsable de ello al Presidente Mauricio Macri y al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich», señaló Claudia Sambro Merlo.

La abogada moronense especialista en derecho ambiental, que interpuso un Recurso de Amparo para frenar las obras en el Aeropuerto de El Palomar, Claudia Sambro Merlo, denunció que Correo Argentino, el Correo Oficial de la República Argentina, incurrió en el delito de violación de correspondencia postal internacional, al alterar un envío a su  nombre.

La denuncia por violación de correspondencia recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 10, a cargo del Doctor Julián Ercolini.

En su presentación, Sambro Merlo sostiene que «a partir de que tomó repercusión pública mi denuncia por irregularidades en la constitución societaria de la empresa aerocomercial Low Costs Fly Bondi y las anomalías en la instalación del Aeropuerto de El Palomar, fui objeto de feroces ataques por distintas vías, los que nunca respondí».

La abogada pone de manifiesto que recibió en su domicilio particular una encomienda remitida por la Universidad de Castilla la Mancha (España) cuyo envoltorio termosellado había sido violentado y burdamente reparado con papel autoadhesivo.

«Llaman la atención dos cosas extrañas en este episodio» sostiene Sambro Merlo, y agrega, «una, que Correo Argentino no envía encomiendas a domicilio, sólo manda un aviso para pasar a retirar por alguna sede; y la otra es que la correspondencia venía acompañada de una nota ‘proformada’, con una firma apenas visible, en un papel todo arrugado, que decía ‘estimado cliente, este envío que hoy le entregamos se encuentra dañado’.

Sambro Merlo se presentó el pasado 26 de enero ante el Juzgado Federal Civil y Comercial N°2 de San Martín pidiendo que cesen las obras en el Aeropuerto de El Palomar, denunciando, entre otras cosas, que la empresa aerocomercial Low Cost Flay Bondi «es un sello de goma que presenta serias irregularidades en su constitución societaria», además de mencionar un sinnúmero de anomalías en la terminal aérea, que podrían implicar perjuicios para pasajeros, aeronaves, bienes de terceros, daños ambientales y estructurales en la zona de influencia.

«La violación de correspondencia es un delito tipificado y penado por la Ley, doblemente agravado si el que ejerce la violación es  Correo Oficial del Estado contra un ciudadanos particular, y de carácter mucho más grave aun si la correspondencia violada pertenece a una persona que acciona judicialmente contra el Estado. Yo no tengo absolutamente ninguna duda en señalar que esto se trata de un acto de intimidación pública y hago responsable de ello al Presidente Mauricio Macri y al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich», señaló Claudia Sambro Merlo.

Irregularidades que vuelan alto

La demanda contra dicha empresa «de bajo costo», patrocinada por la abogada ambientalista Claudia Sambro Merlo que recayó en el juzgado federal de San Martín, a cargo de Martina Forns, cuenta con 80 páginas, donde se sostiene que «el Poder Ejecutivo ha demostrado poco apego al cumplimiento de la Constitución Nacional y las leyes, porque de manera ilegítima y arbitraria dictó el Decreto 1092/17 que dispone la transferencia de Aeropuerto de El Palomar, que estaba bajo la órbita de la Fuerza Aérea Argentina, y lo pasó a depender de Aeronavegación Civil, siendo que el competente para semejante determinación es el Congreso».

Según Sembro Merlo, hay riesgo ambiental y complicaciones estructurales en una zona urbana. «Además el aeropuerto carece de plan de evacuación de emergencia, lo que amerita su clausura. La letrada también refiere a la posibilidad de «maniobras fraudulentas» por parte de Fly Bondi por «los constantes cambios de domicilios legales y conformación de directorios en tan poco tiempo, además de haber sido beneficiada con la excepción del Impuesto a las Ganancias en 7 rubros».