Stolbizer en su visita a San Juan: “No hay que castigar a los que producen”

Actualidad

La candidata presidencial del Frente Progresistas, Margarita Stolbizer, mantuvo ayer una intensa agenda en la provincia de San Juan, que incluyó un desayuno de trabajo en el que participó el exrector Benjamín Kuchen, candidato a gobernador del Frente Progresista Popular de San Juan. Es el rival del otro postulante del armado, Alberto Agüero. Después dio una conferencia de prensa y al mediodía se trasladó a Albardón en campaña política.

En torno a cómo contribuir al desarrollo de las economías regionales, la candidata del Frente Progresistas señaló «Siempre que hablamos de economías regionales hay que hablar de los distintos incentivos que necesita el sector productivo. El principal incentivo a la producción es el fiscal. Pero hay todavía economías que están apretadas por el cobro de las retenciones y sin embargo se ha liberado a la renta financiera. Lo que planteamos como necesario es producir una reforma estructural a nuestro sistema de impuestos, porque no hay que castigar a los que producen. La otra cuestión es el incentivo crediticio, que quiere decir te doy un poquito para que puedas producir. Otra ayuda que necesita el sector son los mercados porque porque, por más ayuda que se le dé al productor, si después no puede vender lo que produce, no le sirve».

«Si gano las elecciones voy a convocar a los que pierdan a elegir 5 lugares estratégicos del mundo para reconstituir las relaciones. Es imprescindible porque al productor de la economía regional le tengo que decir que lo que va a producir, con las ventajas que le doy, lo va a poder vender en otro lado. Lo último es el marco institucional, porque el inversor necesita que le garanticemos un marco de seguridad política, institucional, económica y que no le van a cambiar las reglas de juego», agregó Stolbizer.

La candidata presidencial del Frente Progresistas, Margarita Stolbizer, eligió ayer la Casa Natal de Sarmiento para lanzar su propuesta educativa nacional que, entre sus puntos principales, plantea elevar del 6 por ciento del PBI (producto bruto interno) al 8 por ciento, para mejorar la enseñanza en el país. El documento, titulado “Compromiso Progresista por la Educación”, sostiene que la educación debe ser el centro de la agenda política “para solucionar otros conflictos que afectan a nuestra sociedad, como la pobreza, el desempleo y la seguridad”.

En el documento, la dirigente señaló que la educación en el país se viene deteriorando al punto que sólo el 44 por ciento de los alumnos termina de cursar en el tiempo estipulado.

Para evitar la deserción escolar quiere convocar a 100 mil consejeros juveniles o tutores “para visitar los hogares de los chicos que abandonaron la escuela, acompañar y orientar su inclusión en la educación obligatoria y apoyarlos académicamente”, dijo, pero aclaró que “de ninguna manera significa que queremos salir a cazar chicos para que sigan estudiando”.

“La educación debe ser el instrumento de emparejamiento de las condiciones que niños, jóvenes y adultos tienen a través de la garantía del Estado sobre el ejercicio de derechos y para abrir las mismas posibilidades de progreso”, sostuvo.

Stolbizer se comprometió a promover una “educación de calidad para una Argentina con igualdad de oportunidades” en caso de llegar a la Casa Rosada y postuló la necesidad de “terminar con escuelas para ricos y escuelas para pobres”. Esto dijo que se logrará “cambiando la asignación presupuestaria porque tenemos una ley de financiamiento educativo, pero que no ha puesto metas ni mecanismos de evaluación sobre cómo se asignan los recursos. Y muchas veces esa asignación, que tiene que ver con criterios clientelares, lo que hace es profundizar las distorsiones que vienen desde lo social”.

En otro pasaje de la propuesta criticó el “profundo proceso de degradación que a pesar de los recursos destinados sufre educación pública argentina”.

La diputada nacional se pronunció a favor de llevar adelante “una revolución de la escuela secundaria” con la introducción de “cambios profundos” en los métodos de enseñanza. Eso se consigue con “capacitación docente y mejores salarios”, manifestó.

La precandidata planteó también la necesidad de “realizar una evaluación general objetiva de la situación de la educación en todo el país” para a partir de un “diagnóstico” establecer una “plan federal” para el área.

Si triunfa en las elecciones, sugirió convocar desde el Ejecutivo, al Congreso, a los representantes de las 24 jurisdicciones del país y a los actores gremiales y académicos para formular un plan “con metas y plazos” a cumplir.