En Diputados, «Los Gansos» se hicieron más «los gansos» y los radicales postergan el tratamiento de la Reforma de la Corte mendocina

Actualidad

El proyecto de ampliación de la Corte mendocina para llevar de 7 a 9 los miembros y darle una mayor dinámica judicial presentado por Juan Carlos Jaliff, pero que tiene el sello de Alfredo Cornejo va tratando salir, pero con mucha vaselina. Tras días de arduas conversaciones, incluso internas, se pudo llevar adelante y aprobar en el Senado. Ahora el proyecto de reforma de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) se discutió esta mañana en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) de la Cámara de Diputados provincial, y el debate se tornó tenso luego de que el oficialismo votara postergar el tratamiento de la iniciativa.

El baldazo de agua fría de la mañana lo dio un «ganso» retobado el diputado del PD que forma parte del frente Cambia Mendoza, Marcos Niven. El legislador demócrata decidió que no votará a favor del proyecto, por lo que le complicó el miércoles para el oficialismo.

En llamas, el radical Néstor Parés criticó que las y los demócratas no propusieron ninguna modificación para mejorar el funcionamiento del Poder Judicial. «El PD es parte del Gobierno y con esta postura lo está desconociendo», había señalado el presidente de la Cámara Baja.

Asimismo, Parés recordó que «en la plataforma de cuando Cornejo era candidato a Gobernador, cómo en las últimas elecciones, se planteaban importantes reformas en el funcionamiento judicial». «Cada vez que el PD tenía que proponer a alguien para algún cargo en la Justicia, lo proponía al doctor Aguinaga, un hombre de la riñonada del Partido Demócrata «, concluyó Parés, en relación al proyecto del diputado Marcos Niven que no fue tomado en cuenta por el oficialismo.

Niven confirmó que se reunió con representantes de la administración de Cornejo y que en última instancia la hicieron un pedido y pusieron condiciones para aprobar el proyecto, pero en el Ejecutivo se negaron. «Lo que nosotros en última instancia pedimos era incorporar condiciones. Que quienes fueran nombrados en la corte no tuvieran ninguna sospecha de la influencia de algún partido político», manifestó el legislador.

El objetivo del justicialismo era discutir la ampliación de la SCJ en la sesión de este miércoles, ya que con los votos de Marcos Niven (PD) y Guillermo Pereyra (FR), separados de la postura del resto de Cambia Mendoza, podían lograr archivar la ley. Sin embargo, el radicalismo se adelantó y sacó un dictamen de mayoría con la solicitud de la suspensión.

A pesar de esto, mañana al recinto llegarán dos despachos. El de la oposición, que obtuvo seis votos (son trece integrantes en LAC), y el de la UCR, que consiguió siete. En el medio quedó Pablo Priore, del Pro, que apoyó la posición del radicalismo y esta tarde participará de la mesa directiva de su partido, en la que definirá su postura. A la misma asistirá el redactor del proyecto, Juan Carlos Jaliff, para intentar convencer a los referentes del espacio político.

El PJ acusó a Jorge Albarracín, presidente de la comisión de LAC, de no adecuarse a la legalidad al impulsar un dictamen con una postergación, ya que según este bloque no hay ningún artículo del reglamento legislativo que establezca esta posibilidad.

El peronismo mendocino se había reunido en la tarde del lunes para aunar criterios, sobre todo para la votación de leyes claves que se están tratando en la Legislatura. Desde un hotel céntrico, el presidente del partido, Omar Félix, comunicó vía Twitter que no avalarán la ampliación de la Suprema Corte. La izquierda mendocina siempre fue crítico al proyecto del Cornejismo.

Con «los gansos» en rebeldía, el escenario político cambió y hasta el macrismo puso en duda el acompañamiento del proyecto, salió a cuestionar la falta de consenso y la celeridad con que se impuso el tema: «No me simpatiza la ampliación de la Corte», disparó este martes el único diputado del PRO, Pablo Priore.

Priore dejó sus observaciones en una entrevista a MDZ Radio: «Nos hubiese gustado que una decisión tan trascendental hubiese sido tomada con el consenso previo de todas las fuerzas», y suavizó: «Pero bueno, es cierto también que, en mi caso, no le consulto al radicalismo sobre todos los proyectos que presento». Por otro lado, recordó que al jefe del PRO, Omar De Marchi, «le gusta la Corte como está». La postura final partidaria la definen esta misma tarde.

Los demócratas podrían perder sus cargos en el Estado como resultado de esta votación negativa. Puntualmente los que peligran son Richard Battagion, quien se encuentra al frente de AYSAM; Josefina Canale, una de las integrantes del directorio del Casino, y más alejado de la política de coyuntura y cerca del trabajo técnico el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, quien ha remplazado a la ministra Claudia Najul durante la campaña de las PASO y las generales del pasado octubre.

Para que salga adelante el proyecto de Ley se necesitará más diálogo y más vaselina ¿Podrá salir este año? Continuará…