Mendoza fría, pero la salud está que arde «Esta crisis sanitaria no tiene precedentes. Hay 6.000 cirugías en listas de espera y las patologías se van agravando»

Actualidad Mendoza

Con un importantísimo acatamiento y rondines en Casa de Gobierno desde las 9, la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud, AMProS, realiza un paro por 24 horas que podría agudizarse si el Gobierno Provincial no convoca a los profesionales de la salud a Comisión Negociadora para abordar el grave conflicto salarial que aqueja al sector. Específicamente, solicitan la recuperación de un 36% que el Ejecutivo no otorgó a un sector tan sensible durante 2020 y el reclamo de adicionales como recurso humano crítico, guardia pasiva, doble especialidad, según lo prevé la Ley 7759 Convenio Colectivo de Trabajo.

Claudia Iturbe, secretaria General de AMProS, destacó: “Esta crisis sanitaria no tiene precedentes; el sufrimiento de los mendocinos es indescriptible. Hay 6.000 cirugías en listas de espera, las patologías se van agravando y lo que no es una urgencia hoy, lo será mañana. Además, las clases salariales uno (1) de los profesionales cayeron por debajo de la línea la pobreza”.

En relación al conflicto que mantiene el Gobierno con los anestesistas, Iturbe señaló que “lo que han hecho es sentarse con un solo sector, atomizando la salud como si el conflicto pasara solamente por una especialidad. Pedimos al gobernador que nos abra la puerta y muy por el contrario, puso policías y vallas en la entrada de Casa de Gobierno.

“Lo que hicieron con los anestesistas es una práctica desleal tanto para el gremio que los representa, como para los propios profesionales, ya que ellos mismos reconocieron que no pueden dialogar de salario si no es con AMProS, atomizando a los profesionales al querer acordar sueldos en negro como si la salud pasara solamente por una especialidad. El problema no es de un sector, sino de toda la salud pública. La inflación nos dejó con un poder adquisitivo cada vez más pobre, por lo cual, si no hay diálogo, endureceremos las medidas”.

Daniel Jiménez, secretario Adjunto, agregó: “Esto no solo afecta a lo público, sino también a lo privado. No hay una política de salud que favorezca las especialidades. Con respecto al acatamiento, es muy importante fundamentalmente en la atención de los consultorios externos, porque sabemos que las guardias deben ser conservadas. Somos servicio esencial; esperamos que la comunidad solo vaya por urgencias y emergencias y no colapsen las guardias”.

Los profesionales fueron recibidos por Roberto Campos y Oscar Sagás en el quinto piso de Casa de Gobierno y el jueves a las 11 se reunirán en Comisión Negociadora.