Alejandro Mutis sobre el momento bisagra en la UNCuyo «La gestión radical apagó nuestra universidad pública en el último tiempo. Es el momento de cambiar la historia»

Actualidad Mendoza

Alejandro Mutis, actual Delegado de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, estudiante en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, que conformó parte de centros de investigación sobre desarrollo local y estudios prospectivos, está comprometido en encontrar un nuevo camino a la gran universidad pública mendocina, apagada en los últimos años por el radicalismo. Entiende que hay un «momento bisagra» que no hay que dejar pasar y por eso invita, con el esfuerzo de todos y todas, para cumplir que ese sueño se convierta en realidad. Es así que desarrolla una columna de opinión que compartimos con los lectores.

U.N.CUYO: institución educativa, el lugar donde se proyectó una idea…

Hace ya varios años uno recuerda caminar por esos pasillos, que te llevaban a cursar con aquellos profesores que hoy son líderes políticos, importantes funcionarios provinciales. Con aquella fuerza de pretender ocupar espacios, formar parte de las decisiones del estado, llevar a un politólogo (en mi caso) a administrar, en municipios, en la provincia, en organismos, donde fuera necesario, estar en el lugar adecuado, con la formación correspondiente y sentir el orgullo de que alguien que estudio en “tu” facultad “llegara”, de esa Facultad donde muchos estudiaron, hoy es el lugar donde siguen naciendo grandes dirigentes para Mendoza donde se forman profesionales y luego toman diferentes caminos políticos, llevamos con orgullo la formación técnica, y el traslado del conocimiento a espacios de gestión en beneficio de la comunidad y el bien común como objetivo principal.

Mi facultad, el lugar donde convivimos y pasamos horas estudiando, debatiendo, compartiendo conocimiento, donde vi nacer cuadros políticos que ocuparon un rol importante para Mendoza, y donde hoy los he visto también perder ese espacio, debemos todos aquellos que compartimos la pasión de “vivir” la política, defender la legitimidad de nuestra querida Universidad, su rol, sus conocimientos y la calidad de profesionales que desde allí salen para convivir y ser parte de la sociedad Mendocina y muchas veces son llevados por su calidad a distintos lugares del mundo.
El radicalismo mendocino tiene un importante rol en esa facultad, con un nacimiento de un liderazgo conseguido que hoy se encuentra apagándose.

Que transitó un recorrido genuino y pujante, como ningún otro sector supo proyectar, hoy el camino está cambiando y el peronismo encontró su bisagra, su quiebre en el lugar donde el conocimiento alumbró el inicio de su recorrido científico para aportar lo que la sociedad de Mendoza necesita, programas de gobierno sólidos, sustentables, creativos y sobre todo, donde todos estén incluidos, algo está cambiando en Mendoza, la Universidad llega con dirigentes preparados para desarrollar la provincia.

Por Alejandro Mutis

Delegado de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo.