La izquierda recaliente con el regalo judicial del 2X1 a los genocidas y Barbeito lleva el debate a la Legislatura mendocina

Actualidad

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de otorgar el beneficio del 2×1 y reducir la condena a un paramilitar que funcionó en un centro clandestino de detención en los 70’s generó un amplio rechazo de la comunidad.

La posibilidad que el precedente que sentó la Corte ahora empiece a replicarse en otros casos, algo que ya ha generado de hecho cierto movimiento entre otros genocidas presos, produjo las reacciones de organismos de DD.HH., Abuelas y Madre de Plaza de Mayo, sindicatos de todos los sectores y partidos políticos, además de militantes y actores reconocidos de la vida civil.

Los sectores de izquierda están que trinan con este «fallo perverso». La senadora provincial Noelia Barbeito del FIT presentó un proyecto para que la Cámara de Senadores de la Legislatura mendocina rechace el fallo de la Corte Suprema.

Al respecto afirmó: «El fallo de la Corte que otorga el 2×1 al genocida Luis Muiña es una vergüenza. Quieren sentar un precedente para dar mas impunidad a los militares y civiles que hicieron el golpe. Primero el gobierno nacional ensayó un discurso negacionista del genocidio, poniendo en duda los 30.000 desaparecidos, y ahora la Corte dicta este fallo. Por las consecuencias que tendrá, podríamos compararlo con los indultos de Menem que consagró la impunidad de los genocidas, ya otorgada por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final de Alfonsín. Podemos definirlo como un indulto encubierto, que si bien se aplica en este caso, sienta precedente para garantizar la libertad de todos los genocidas».

Además señaló que «a Muiña se le aplicará la ley del “dos por uno”, pese a que no estaba vigente ni cuando ocurrieron los hechos por los que fue condenado, ni cuando fue detenido. Este fallo netamente político a favor de la impunidad, es un mamarracho jurídico porque estamos hablando no de delitos comunes sino de delitos de lesa humanidad perpetrados por el aparato del Estado».

En el mismo sentido cuestionó que «esta nueva Corte, que acompaña las políticas del Gobierno nacional, se conformó el año pasado con la incorporación de Rossati y Rosenkrantz, cuyo nombramiento no hubiera sido posible sin el inestimable apoyo en el Senado del bloque mayoritario del PJ-FpV que votó los pliegos de ambos magistrados» y para finalizar explicó que: «Seguiremos en la pelea junto a los organismos de Derechos Humanos para lograr Memoria, Verdad y Justicia y que no haya mas impunidad. Estaremos activos si quieren aplicar este fallo en el juicio a los jueces como ya anticipó el pedido de Romano. El próximo martes nos movilizaremos con los organismos de Derechos Humanos a las 12hs a los Tribunales Federales».