Con una tropa media retobada, finalmente Cornejo ganó la pulseada en Diputados y pudo obtener la aprobación a su Reforma Electoral

Actualidad

Finalmente el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo se salió con la suya y pudo conseguir la aprobación en Diputados para la Reforma Electoral que él propone. No obstante, no se la hicieron fácil y en una reñida votación (24 a favor, 24 en contra) tuvo que desempatarla el presidente de la Cámara Baja provincial, Néstor Parés, para que saliera adelante.

Uno de los retobados del Frente Cambia Mendoza que votó en contra fue el diputado massista Guillermo Pereyra. Por otro lado el peronismo cuyano también estuvo «caliente» a los «caprichos» de Cornejo, tal cual lo manifestó el legislador Lucas Ilardo, por ejemplo, que señaló que «La Legislatura es su escribanía». ¿Está demás decir que la izquierda no responde a las órdenes de Cornejo? y esta no fue una excepción y votó en contra también.

Cabe destacar que la ley actual prohíbe unificar las elecciones provinciales con el calendario nacional. Este impedimento había sido votado en el gobierno de Francisco Pérez, cuando Mendoza tuvo el año de las 7 elecciones en 2015 entre las PASO y las generales nacionales, provinciales y municipales desdobladas.

Ahora Cornejo tiene la potestad de decidir si unifica o desdobla las elecciones provinciales de las nacionales. En caso que decidan desdoblar las elecciones, en Mendoza se votará -además de agosto y octubre- también en febrero y abril del 2018.

Asimismo, establece que los municipios que quieran desdoblar, deberán convocar a elecciones en diciembre y febrero y, además, tendrán que hacerse cargo de los gastos que implique cada elección. Por otra parte, ya no habrá listas colectoras en el cuarto oscuro. En 2015, el caso emblemático del aprovechamiento exagerado de éstas fue Guaymallén, donde decenas de listas de concejales llevaron a Luis Lobos de precandidato a intendente. También se habla de listas a candidatos legislativos con un cupo femenino no menor al 30%.