Alto acatamiento en todo Cuyo del primer Paro Nacional contra el gobierno de Macri. En Mendoza multaron a gremios por el corte

Actualidad

El paro de la CGT por 24 horas se realiza en todo el país. El principal piquete se registra en la mano hacia Capital Federal del Puente Pueyrredón, donde se desplegó una fuerte presencia policial.

También están previstas, para más tarde, interrupciones en el tránsito en otros puntos, como la Autopista Buenos Aires-La Plata, Panamericana y 197, en el acceso Oeste (altura Hospital Posadas), y en Constituyentes y General Paz.

Respecto del cronograma de servicios públicos, los gremios UTA y Fraternidad anunciaron su adhesión a la medida de fuerza, por lo cual en colectivos, subtes, Premetro y ferrocarriles el paro es total. El sindicato de peones de taxis, que conduce Omar Viviani, también convocó al paro y casi no se ven taxis en la Capital Federal. La actividad también es nula en aeropuerto Jorge Newbery y el aeropuerto internacional de Ezeiza.

En declaraciones a radio Mitre,  el titular del gremio de la UTA, Roberto Fernández, aseguró que el tranpsorte público adhirió en un ciento por ciento al paro de la CGT, al tiempo que condenó la presencia de piquetes, a los que calificó como «una presión», y recordó que la intención de la central sindical es que quien quiera ir a su trabajo lo haga «a voluntad».

«La CGT anunció que no comparte ninguno de los piquetes», explicó Fernández.

Asimismo, pidió al presidente Mauricio Macri que convoque a «empresarios, sindicatos y a la Iglesia» y explicó: «el país se está dividiendo, mañana el Presidente tiene que sentarse en una mesa con nosotros y otros sectores sociales».

«El Presidente tiene que convocar mañana a los gremios, a los empresarios, a la Iglesia, para que colaboren para cambiar todo esto», argumentó el sindicalista.

Asimismo, llamó a poner en marcha «un proyecto nacional, que incluya políticas de Estado vinculadas al trabajo, la producción, la salud y la seguridad».

«Así, esto no es bueno para nadie. (El paro) no es ninguna alegría, créame que lo que estamos buscando es trabajo y tener un salario digno», finalizó.

Asimismo, están cerradas las entidades bancarias y las escuelas, ya que los gremios bancario y docentes adhieren al paro. En los hospitales funcionan las guardias mínimas, mientras que no hay servicio de recolección de residuos.

En tanto, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que el estacionamiento será libre y gratuito durante toda la jornada para aquellos que quieran trabajar y desplazarse con su vehículo personal.

En Mendoza multaron a los gremios por el corte de accesos

En Mendoza Capital la situación no es diferente a la del resto del país. Con un corte total en calle Colón y San Martín, y con un gran caos vehicular para ingresar a la Capital mendocina se inició el primer paro general y nacional contra las políticas económicas del presidente Mauricio Macri.

La medida que llama la atención es la realizada por el gobierno de Cornejo, en donde los gremios fueron multados con 40 mil pesos por no respetar las normas de convivencia de Capital.

El Frente de Izquierda, la CTA autónoma, el SUTE, agrupaciones sindicales, organizaciones políticas y de izquierda son algunos de los que iniciaron el corte en el ingreso a la Capital cerca de las 7 de este jueves. Luego marcharán por las calles del centro para concentrarse por completo en la Legislatura.

Inmediatamente Raúl Levrini, Secretario de seguridad ciudadana de la Municipalidad de Mendoza, llegó al lugar y les indicó a los manifestantes que podrían expresar su reclamo sobre la vereda sin interrumpir la circulación de vehículos, pero a los pocos minutos cortaron calle Colón por completo.

Como consecuencia fueron multados por 40 mil pesos, según confirmó Levrino.

Mientras tanto quienes ingresan a la Capital por calle Vicente Zapata, al llegar a San Martín y Colón, deben doblar hacia el Sur o hacia el Norte.

El diputado Lautaro Jiménez, del Frente de Izquierda mendocina, llegó al corte para apoyar la medida e indicó a Canal 7: «Llegaron delegaciones de Maipú, de Luján, de la industria de la madera de Las Heras. Mendoza no está ajena a esta situación, sino que está afectada por los despidos y por las medidas de ajuste del Gobierno nacional».

Sostuvo que con la gestión de Macri «hubo muchos despidos en Mendoza y como consecuencia la carga horaria fue mucho mayor por y con salarios que están por debajo de la línea de pobreza».

El panorama en los aeropuertos es desolador. Todas las pantallas indican que los vuelos están cancelados ya que el gremio de pilotos también se plegó al primer paro que sufre el gobierno nacional.

En tanto, los pilotos de los aviones antigranizo también se plegaron y realizarán un solo vuelo, a modo de precaución durante este jueves.

La medida de los pilotos se da 48 horas después de una de las tormentas de granizo más fuertes que se recuerden sobre el Gran Mendoza y otras áreas como el Este y el Valle de Uco.

En la provincia de San Juan también hubo un alto acatamiento al paro, en donde solo funcionan las guardias en los hospitales y algunos taxis.

En la provincia de San Luis el secretario general de la CGT villamercedina, Carlos Ponce,  en comunicación con Canal 13 San Luis aseguró que “Hay un alto acatamiento al paro en la provincia”. La protesta contra las medidas económicas del gobierno de Macri, se hacen sentir en el parque industrial  donde hay manifestaciones y cortes de calle. Circulan los colectivos de transporte urbano e interurbano, escuelas y guardia mínima en las estaciones de servicio.

El secretario general de la CGT merecedina y vicegobernador de la provincia, Carlos Ponce, habían confirmado ayer en una conferencia de prensa, que al menos el noventa y nueve por ciento de los gremios locales se acoplan al paro de este jueves. La medida de fuerza se proclama en contra los despidos y a favor de las paritarias libres y un salario mínimo similar a la canasta familiar básica.

«Ésta es una decisión que tomamos en conjunto. Realmente notamos que la situación de los trabajadores es preocupante. Es por eso que consideramos que el paro va a ser muy tenido en cuenta y va a tener un alto acatamiento en San Luis», dijo el secretario.

Ponce destacó que al igual que en gran parte de la Argentina, no habrá movilizaciones pero aseguró estar “completamente de acuerdo con los pedidos centrales que hicieron los compañeros a nivel nacional». Entre los puntos más importantes del reclamo, el vicegobernador añadió que desde San Luis, pedirán que se reglamente el decreto 669, sobre la promoción industrial.  “Ya nos hemos quedado sin este beneficio y sabemos que es fundamental para promover en la provincia por parte de las industrias, es la reglamentación del decreto, extender los plazos. Esto no sólo le hará bien a la provincia sino que también significará una fuerte inversión del sector privado, que es lo que está necesitando la Argentina”, argumentó.

A su vez, adelantó que a partir de la semana que viene iniciarán una convocatoria a todas las fuerzas vivas de la provincia, «teniendo en cuenta el anuncio que hizo Adolfo Rodríguez Saá sobre la audiencia al presidente Macri, para reglamentar el decreto. Haremos una campaña con afiches y pasa calles y si es necesario, una movilización».

También recordó la puja de provincia por el pago de la deuda nacional. “Éste no es sólo un pedido, ya hay una instancia legal, fallos legales a nuestro favor y tienen que hacer el pago. La inversión ayudaría a fortalecer todos los sectores”, comentó Ponce.

Aunque los integrantes de la CGT mercedina no pudieron dar detalles de cómo se acatarán la totalidad de los gremios, algunos señalaron que la mayoría «accionará desde cada lugar que le corresponda, compartiendo con los compañeros, reflexionando el porqué del paro. No vamos a exigirle a nadie que pare. Éste va a ser un paro pasivo y genuino, propio de cada trabajador que tiene una visión futura que no es la mejor si seguimos recibiendo estos coletazos a nivel nacional. En definitiva, salimos en defensa y solidaridad», explicó Aníbal Gómez, en representación de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), en la ciudad.

Por su parte, el secretario adjunto y representante de Obras Sanitarias Mercedes, José Ucelay, dijo que en cuanto a los empleados públicos, “hicimos una convocatoria sin asistencia al lugar de trabajo. Esta medida de fuerza debe ser para estar en casa, para reflexionar lo que está pasando. Necesitamos tener ideas claras, y hacerlos entender qué deben. Por eso esto de no sumarse a una movilización, que fue una decisión en general. Esto no se tiene que desbordar, tiene que ser un momento de análisis de lo que está pasando para que la situación no sea manejada por intereses externos», aseguró.

Una de las consultas de los periodistas en la conferencia fue si los empleados sufrirán un descuento en sus sueldos por adherirse al paro. Ucelay destacó que «desde mi caso, puedo asegurar que no. De todas maneras lo hablamos con los compañeros y cada sindicato debe hablar con el sector que le corresponde para el día se pague igual».