El Alberto inauguró las sesiones ordinarias en la Legislatura: “San Luis cambió y lo hizo para siempre”

Actualidad

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, dio inicio en el mediodía de este sábado a la 30ª Asamblea General Legislativa de su provincia. Con una multitud que lo acompañó tanto afuera del edificio legislativo como dentro del recinto, realizó un balance de su gestión y brindó importantes anuncios para los puntanos: aseguró que la Provincia revirtió el déficit fiscal, recuperó el fondo anticrisis y recompuso el poder adquisitivo de los salarios gracias a los incrementos otorgados.

Tras hacer un llamado a la memoria para “saber de dónde venimos y hacia dónde vamos”, el gobernador se refirió a los últimos índices de pobreza e indigencia publicados por el INDEC, como así también a otros flagelos que castigan a la Argentina, como la inflación y el desempleo.

En lo que respecta a la provincia, Alberto recordó que hubo “factores que condicionaron el comienzo de esta etapa en diciembre de 2015”, entre los que mencionó un déficit de $1.200 millones, la irresponsabilidad administrativa y el desvarío político y una planta de agentes públicos que superaba las necesidades del Estado. “Volvimos a una administración coherente, a una política adecuada y a sembrar las bases del cambio para poder seguir creciendo como lo hicimos desde 1983 hasta el 2011”, aseguró Rodríguez Saá.

Seguidamente, explicó la relación que la Provincia mantiene con la Nación y la histórica deuda que ya tiene sentencias favorables al Estado provincial y que aún no fueron cumplidas; y el “salariazo”, una medida que permitió que buena parte de los trabajadores de la administración pública provincial superen el índice de pobreza e indigencia, como fue el caso de los beneficiarios del Plan de Inclusión Social.

Rodríguez Saá recordó que en 2016 se recompuso el poder adquisitivo de los salarios del sector público en un 8,6 % en términos reales “gracias al incremento salarial otorgado, que fue de más del 40 %”. El bono de fin de año, que también fue el más alto del país ($7.500), es otra de las medidas que mejoró el ingreso real de los trabajadores que dependen de la Provincia.

“Tenemos objetivos claros y metas específicas. Nada ni nadie nos desviará de nuestro camino en defensa del orden económico, financiero y presupuestario, sin ajustes, con justicia social y progreso”, aseguró el gobernador puntano.

Y agregó: “La Provincia logró revertir el déficit fiscal existente a diciembre de 2015. Equilibramos los desequilibrios observados y recuperamos lo que por ley está establecido: 50 % para gastos corrientes y 50 % para gastos de capital. También se recuperó el fondo anticrisis, que a diciembre de 2015 había desaparecido por completo”.

Seguidamente, se refirió a la transparencia en el manejo y control de las finanzas públicas, y al incremento de la recaudación impositiva provincial en más de un 34 %. El control del sistema de compras y posterior disminución de costos y mejora en los procesos, gracias a acciones encaradas por el Estado provincial, fue otro de los aspectos destacados por el gobernador.

Para finalizar, resaltó la incorporación a planta permanente de 1.850 trabajadores del Plan de Inclusión Social y 934 beneficiarios del Programa Provincial de Pasantías, quienes fueron beneficiados con aumentos salariales del 188 % y 453,4 %, respectivamente, desde la asunción de Rodríguez Saá en diciembre de 2015.

Asimismo, mencionó las reformas que se harán en materia electoral para las próximas elecciones y la creación de distintos juzgados multifueros en el interior de la provincia. La situación de Sportivo Estudiantes y su intervención fue otro de los temas abordados, al mismo tiempo en que anunció la puesta en valor para, al menos, otros 100 clubes de toda la provincia.

La puesta en marcha de la obra pública en todo el territorio provincial, el Parque “La Pedrera”, la solución habitacional para todos los inundados del norte provincial en 2015 y vecinos de La Ribera -hace pocas semanas- fueron otros aspectos en los que hizo hincapié el jefe de Estado provincial. “Fuimos casa por casa para solucionarles este problema”, dijo Alberto.

A su vez, hizo un balance sobre la construcción de 3.153 viviendas sociales durante su primer año de mandato y la solución de los gravísimos problemas, ocasionados por la corrupción durante la gestión anterior, en las 450 casas del entonces Plan Solidaridad.

En ese sentido, anunció un nuevo Plan de Viviendas con el envío de una ley al Parlamento. El proyecto contemplará: la construcción de viviendas solidarias para los sectores más humildes; para un sector de la población con ingresos medios; la posibilidad de acceso a un terreno para quienes no lo tienen; arreglo y ampliación para los que ya tienen su casa propia. Estos serán los puntos sobre los que trabajará el Gobierno de San Luis durante los próximos meses.

“En San Luis, las familias puntanas cumplen el sueño de la vivienda propia. La nueva ley, además de ser integral, deberá hacer renacer el sentido de solidaridad que ilumina los derechos sociales”, indicó el gobernador.

En materia de seguridad, Alberto se refirió durante varios minutos a la declaración del estado de emergencia para lograr una reestructuración de la Policía y demás instituciones vinculadas a la seguridad provincial. En ese sentido, destacó la incorporación de nuevos policías a la fuerza, la finalización de los trabajos adicionales y el nuevo equipamiento para lograr una mayor y mejor presencia en las calles.

La salud fue otro de los temas en los que el gobernador se explayó para anunciar la pronta finalización de hospitales en Merlo, Concarán y Fortuna, además de la incorporación de 15 ambulancias de alta complejidad y 15 camiones-trailers que acudirán en auxilio de las siete regiones sanitarias para asistir preventivamente a barrios y zonas rurales.

La intervención en pos del mejoramiento de la infraestructura de 46 hospitales y centros de atención primaria fueron otras de las acciones encaradas durante el 2016. “Conozco los problemas y sé cómo resolverlos, todos van a recibir las respuestas que están esperando y me comprometo a ello. No son tiempos para mirar hacia otro lado. La salud no es un tema más en la agenda de nuestro Gobierno. Al igual que la educación y la pobreza, es ‘el tema’, y vamos a poner todo lo que hay que poner para dar lugar a las demandas de los sanluiseños”, expresó Rodríguez Saá.

Como adhesión a la infraestructura sanitaria existente y en pos de la optimización de la salud pública, Alberto anunció la construcción del nuevo Hospital San Luis, con un total de 400 camas; el nuevo Hospital Pediátrico, con 100 camas; y el Hospital Escuela de Villa Mercedes. A ellos se sumarán el Hospital de El Trapiche, dos nuevos Centros de Atención Primaria para Beazley y Nueva Galia; el nuevo Centro de Salud de El Morro; el Laboratorio de Referencia Provincial y el Centro de Rehabilitación para el Adulto Mayor.

Asimismo, pronto a finalizar se encuentran los nuevos hospitales de Villa de Merlo, Concarán y Fortuna. Se sumarán a los 29 hospitales, 27 centros periféricos y más de 123 Centros de Atención Primaria distribuidos a lo largo de todo el territorio provincial.

El deporte, la creación de la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos, la política ambiental llevada a cabo en la Cuenca del Morro y su área de influencia también fueron temáticas desarrolladas durante la apertura de las sesiones legislativas.

Pasadas dos horas de haber comenzado su discurso, Rodríguez Saá anunció la creación de la Secretaría de la Juventud “con rango ministerial y coordinadores de todos los ministerios”.

Antes de finalizar, Alberto se dirigió al pueblo de San Luis y a los legisladores: “En nuestras manos descansa el presente y el futuro de nuestra provincia, todos sabemos de dónde venimos y lo que nos costó llegar hasta acá. Pensando en cada uno de los sanluiseños, incluyendo a los que menos tienen y privilegiando a los más vulnerables. Paso a paso, San Luis cambió y lo hizo para siempre… para nunca más volver atrás”.