Elecciones 2021: ¿a quién beneficia el voto en blanco en Argentina?

Actualidad

Este 14 de noviembre se celebran las Elecciones Legislativas 2021 en la Argentina y una de las dudas que siempre surge en épocas electorales tiene que ver con el famoso voto en blanco. Acá te contamos qué es y cómo influye a la hora del conteo.

El voto en blanco es una de las tantas opciones de voto válido que tiene un ciudadano al momento de ir a las urnas. Para realizarlo se deben seguir las condiciones como cualquier otra persona que decida votar por un candidato, aunque la diferencia radica que el sobre puede estar vacío o tener un papel sin ningún texto ni imagen u objeto extraño a la votación. También cuando se introduce una boleta oficial que carece del cuerpo en alguna categoría, se considera el voto en blanco para el cargo faltante en la boleta.

A su vez, según la Cámara Nacional Electoral, el voto en blanco es «una herramienta con la que cuentan los electores para manifestar su disconformidad con todos los candidatos y con las propuestas formuladas por los partidos políticos».

¿El voto en blanco ayuda al ganador?

No obstante, históricamente se ha generado confusión en relación a la influencia del voto en blanco al momento del recuento. Hay que distinguir entre las dos siguientes categorías: votos válidos y votos afirmativos. El sobre vacío cuenta como válido pero no como afirmativo, ya que estos son aquellos en los que el elector coloca una boleta oficial de algún partido.

Por lo tanto, la única influencia que tiene el voto en blanco es en cuanto al porcentaje total de votos. Aunque en las PASO, los votos en blanco se suman al total de los votos afirmativos, por lo que en parte determinan el número de votos que las listas deben conseguir para superar el piso de 1,5% de votos del padrón total, necesario para pasar a las elecciones generales.

El Código Electoral Nacional especifica en el artículo 149 que «resultará electa la fórmula que obtenga más del cuarenta y cinco por ciento (45%) de los votos afirmativos válidamente emitidos. En su defecto, aquella que hubiere obtenido el cuarenta por ciento (40%) por lo menos de los votos afirmativos válidamente emitidos y además existiere una diferencia mayor de diez puntos porcentuales respecto del total de los votos afirmativos válidamente emitidos, sobre la fórmula que le sigue en número de votos».

Ese supuesto «voto bronca» manifestado con un «voto en blanco» conlleva la falsa creencia de pensar que no se vota a ninguno, no obstante solo es volver a caer en la misma trampa: en el conteo final de las elecciones generales, el «voto en blanco» solo alimenta a más votos para los partidos mayoritarios, limitando la pluralidad parlamentaria de otras fuerzas políticas, de otras miradas de construcción de la Argentina.

De esta manera, es importante entender que esta manifestación de «rebeldía» del sobre vacío en la urna, solo alimenta a más grieta y a apoyar a los mismos de siempre.