Tras la negativa de no dar quorum, los viñateros manifestaron su bronca en las narices de Cornejo. «Callate y escuchá!» fue su respuesta soberbia del traidor a los laburantes mendocinos

Actualidad Mendoza

La mentira tiene patas cortas! Para los viñateros mendocinos no alcanzaron las excusas del diputado nacional Alfredo Cornejo de haber llegado tarde al recinto en la sesión especial en el Congreso Nacional desarrollada el pasado martes, donde se iba a tratar el proyecto de Ley de jubilación anticipada a los trabajadores de viña a los 57 años, un reclamo histórico de miles de obreros vitivinícolas negado por todos los gobiernos.

Tras la histórica lucha vitivinícola que recorrió Mendoza, San Juan y Salta, el proyecto había obtenido media sanción en el senado nacional en noviembre del año pasado. Una propuesta que desde hace 8 años venían esperando y que ahora, por falta de quorum por los legisladores del PRO y la UCR, integrantes de Juntos por el Cambio, se cayó una vez más.

Cabe recordar que los diputados nacionales radicales mendocinos Claudia Najul y Federico Zamarbide fueron los únicos integrantes de Juntos por el Cambio que asistieron a la sesión especial y los mendocinos de JxC que no dieron quórum fueron los radicales Alfredo Cornejo, Luis Petri y Jimena Latorre y el macrista Omar de Marchi.

El Traidor Vendimial

Este sábado, el presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, y la titular del PRO, Patricia Bullrich, encabezaron un encuentro con los representantes de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael quienes les acercaron una serie de propuestas para trabajar. Hasta ahí, todo bien.

Sin embargo, la visita en San Rafael de Pato y Alfredo tuvo un costo bastante caro cuando dejaron de lado los encuentros con los empresarios y dirigentes del palo, y quisieron hablar con el pueblo: Allí estalló la bronca de los laburantes que la casta política radical y del PRO le dieron la espalda a sus solicitudes y reclamos por el reconocimiento de una jubilación digna a su esfuerzo.

La presencia de contratistas de viña frente al Centro Andaluz de San Rafael, donde Alfredo Cornejo tenía previsto encabezar un acto político junto a Patricia Bullrich, obligó al Diputado Nacional a dar marcha atrás con la actitud que venía teniendo hasta este sábado.

Con los viñateros indignados fuera del local de la avenida Yrigoyen, Cornejo no tuvo otra alternativa – que ojalá sea cierta – que mandar a su gente a decirles que «la ley de jubilación anticipada va salir».

Tras tantas horas de presión por parte de los laburantes en las afueras del local, finalmente cuando bajó el sol, Alfredo Cornejo dio la cara frente a los indignados viñateros y en medio de titubeos brindó explicaciones que firmó
un despacho previsional para beneficiar a los viñateros en julio de este año en la comisión de Hacienda de Diputados… aunque fue uno de los legisladores que no dio quórum en el momento que se iba tratar la Ley.

Más allá de los chamuyos de Cornejo, uno de los manifestantes le gritó varias veces “¡Tenés que dar quórum!” No obstante, la única respuesta certera que tuvo el radical frente a los trabajadores, fue un prepotente «Callate y escuchá!», que poco tiene que ver con «El Gobierno de Diálogo» que muestra el relato de sus medios pautados.

Sin embargo, varios de los trabajadores perjudicados, le recordaron que eso podría haber sucedido esta misma semana, cuando Cornejo, la diputada Jimena Latorre y otros legisladores de Juntos por el Cambio (Luis Petri y Omar De Marchi), no se presentaron a sesionar, dándole la espalda a los trabajadores rurales.