En las tierras de las megamineras y los millones malgastados, gemelos recién nacidos murieron porque el hospital sanjuanino no tiene incubadoras

Actualidad San Juan

En la misma semana donde el gobernador Sergio Uñac se florea sacándose fotos en el Circuito San Juan Villicum, una millonaria inversión de fondos estatales al solo fin de ofrecer «pan y circo» a los sanjuaninos, en las tierras extractivistas de la megaminería que generan millonarios ingresos al mismo Gobierno, los habitantes conviven con las desgracias del olvido.

Un hecho lamentable fue el que vivió una joven mamá del departamento Iglesia. La semana pasada, la mujer sanjuanina dio a luz a gemelos. Pero, por la falta de asistencia médica, los recién nacidos fallecieron.

Según relató Marcelo Macías, el padre de la joven, en los micrófonos de Radio Sarmiento, ella entró en trabajo de parto en horas de la mañana. «Mi yerno fue a pedir auxilio y la ambulancia se demoró mucho en llegar. Cuando llegaron, el primer bebé ya estaba naciendo», comentó.

Fue él mismo, con ayuda de algunos efectivos policiales, quienes asistieron a la chica en un primer momento. Luego, trasladaron a la mujer al hospital de Rodeo, y allí nació el segundo bebé.

Los pequeños eran prematuros, tenían casi 6 meses de gestación. Una vez en el nosocomio, los médicos intentaron asistirlos, pero no había incubadora ni equipamiento alguno para poder atenderlos. Tristemente, ambos bebés murieron.

Este trágico hecho ha conmocionado a la comunidad iglesiana. La falta de inversión en materia de Salud resulta indignante, mucho más cuando se superan los límites, como en esta oportunidad.

El compromiso por parte del personal sanitario es indiscutible. El problema surge cuando, teniendo en cuenta que Iglesia es un departamento que hace más de 20 años tiene regalías mineras, además de los fondos que los municipios reciben por parte del Gobierno, no cuenta ni siquiera con las condiciones mínimas para la atención de la salud de sus habitantes.

En ese angustiante situación, el dirigente del Partido Obrero, Nicolás Méndez, sostuvo “La muerte de los dos gemelos recién nacidos en Rodeo es un crimen de Estado. La familia denunció que la ambulancia demoró en llegar, teniendo que ser asistida la madre por policías. Cuando llegó la ambulancia, el primer bebé ya estaba naciendo. Luego, trasladan a la madre al hospital y muere el segundo bebé. El personal del Hospital intentó salvar a los recién nacidos, pero en el Hospital no había incubadora.”

«Este episodio lamentable demuestra el abandono y el vaciamiento del sistema de salud en el interior de San Juan. Pero se agrava si se tiene en cuenta que se trata de la localidad en donde se asienta la mina Veladero, que exporta por miles de millones de dólares, dejando a su paso un desastre ambiental. También se está habilitando el proyecto Josemaría, con un dique de cola del tamaño de la ciudad de San Juan. O sea que a la población no le llega agua, pero sí el cianuro, mientras los recursos que genera la mega minería no van ni siquiera a garantizar la atención básica del hospital local”, concluyó Mendez que se presenta a precandidato a Diputado Nacional por el Frente de Izquierda-Unidad, una verdadera opción para que se termine el carnaval Uñaquista.