El intendente Orozco le da la espalda a 500 familias de sectores vulnerables que quieren continuar su trabajo de recuperadores urbanos en el Basural El Borbollón

Actualidad Mendoza

Mucha bronca hay en las puertas de la Municipalidad de Las Heras donde cientos de familias denuncian la apatía del intendente Mario Daniel Orozco a los sectores vulnerables que solicitan el reingreso a la planta de residuos de Las Heras.

A poco más de un año de iniciada la pandemia, la situación de los recuperadores urbanos del basural El Borbollón-Las Heras se agrava día tras día desde que el municipio les cerró el ingreso a la Plata de Tratamiento de Residuos. Hoy, más de 500 familias, de barrios y asentamientos aledaños, recolectan materiales en las calles y recurren tanto a comedores como merenderos para subsistir.

Después de múltiples notas, reclamos y reuniones con el Secretario General de la Intendencia – Fabián Tello – y el Secretario de Obras Públicas – Francisco Lo Presti -, la Municipalidad de Las Heras aún no tiene una respuesta firme a ésta situación. Sólo expresa que por Decreto de Emergencia Sanitaria de Nación se debe resguardar la salud de los trabajadores del sector. Sumando así, las distintas negativas del intendente – Mario Daniel Orozco – en recibir en su despacho o contactarse en línea directa con los delegados de Cinco mil lotes, El Borbollón y Cooperativa, quienes organizan los equipos de trabajo dentro del basural.

Por jornada la planta de residuos recibe aproximadamente unas 1.500 toneladas de desechos provenientes de Las Heras, Luján, Godoy Cruz, Capital, Guaymallén, Maipú y partes de Lavalle. No obstante, al lugar sólo ingresa personal del municipio y se encuentra con custodia policial permanente. Mientras que, las cargas de basura que se depositan son tapadas de inmediato sin posibilidad de ser seleccionadas. Por esto, el único objetivo de las personas afectadas es recuperar la dignidad del trabajo que los sustentaba; ya que, la mayoría se dedica a esta actividad desde hace décadas.

El impacto es tal que, las familias de recuperadores urbanos acuden por un plato de comida y/o una merienda a comedores y merenderos de la zona. Entre ellos, Merendero “Las Rosas” del barrio Estación Espejo, comandado por Rosa López, quien describe que: “la situación está difícil, sobre todo en El Borbollón, para quienes vivimos de la basura”. Asimismo, destaca que no se encuentran solos en su lucha y cuentan con el apoyo de distintos referentes y organizaciones sociales, como la CTD (Coordinadora de Trabajadores Desocupados) Aníbal Verón Nacional-Mendoza.

Finalmente la carta fue recibida por el municipio y
espera respuesta