Fuerte repudio de los profesionales de la salud a las declaraciones de la Ministra de Salud de Mendoza

Actualidad Mendoza

Ayer la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, participó en el operativo sanitario contra la COVID-19 en el barrio Álvarez Condarco de Las Heras y realizó declaraciones a la prensa.

“La situación epidemiológica de la provincia está en una meseta alta, como lo hemos dicho”, comentó la ministra, y explicó: “Vamos evaluando semanalmente la situación y la semana 17, que fue la pasada, tiene una leve mejoría con relación a las semanas 16 y 15”. Según la funcionaria, en los indicadores de incidencia de casos Mendoza está aún un poco alto: “El total del Gran Mendoza es 537, pero estamos bajando y en algunas zonas estamos entrando en color verde, con bajo riesgo en el índice de relación de aumentos de casos”.

En cuanto al índice de mortalidad por la COVID, Nadal explicó que hay más casos en números absolutos de personas fallecidas porque existen más contagios sostenidos en el tiempo. “Llevamos en un mes la cantidad de casos que tuvimos en el mayor pico el año pasado. Hay más cantidad de personas en estado crítico, pero el índice de mortalidad sigue por debajo de 2, la tasa que es la media nacional”.

En función de la situación, la ministra explicó que hay que esperar los resultados de las medidas adoptadas para analizar cómo continuar. “Por el momento no hay aumento exponencial, por lo que durante esta semana seguiremos igual y nos mantendremos expectantes”, completó la ministra. 

Al respecto, el colectivo de profesionales y personal de la salud Fundación Salud Inclusiva repudió con vehemencia los dichos de la ministra a través de un fuerte comunicado:

No son números ni tasas, son PERSONAS

Desde la Fundación Salud Inclusiva repudiamos las declaraciones de la Ministra Ana Nadal del día de ayer, las cuales forman parte de un ejercicio discursivo que mezcla falacias, medias verdades y desprecio por las vidas que se lleva la pandemia.

Analizando sus declaraciones reconoce que estamos mal, “en los indicadores de incidencia de casos estamos un poquito alto, el total del Gran Mendoza es 537”, es llamativo el juego de palabras de la Ministra que por un lado habla de “tensión” del sistema sanitario para negar el estado crítico con colapso en puerta a la vez que minimiza la altísima tasa de incidencia.

O la Ministra desconoce que se considera “riesgo alto” más de 150 casos cada 100 mil habitantes o es una muestra más del cinismo del Gobierno Provincial. Para dejarlo en claro: cualquiera sea la correcta de las dos opciones anteriores una incidencia de 537 casos/100 mil habitantes en el Gran Mendoza NO es “un poquito alto”, es casi 4 veces la cantidad para considerar el “alto riesgo”.

Sobrevivientes de coronavirus

A su vez habla de que “estamos en una meseta alta” y sin dar cifras afirma: “estamos mejor que la anterior semana epidemiológica”, según un índice que llama “relación de aumento de casos”, suponemos que se refiere a la razón de casos, sin dar tampoco cifras ni del período anterior ni del actual; debiendo, en un acto de fe, creerle que vamos a una mejora en cuanto a la cantidad de casos, siempre sin dar cifras y dando como posible factor de interrupción de esta mejora una brusca baja de las temperaturas…hecho bastante factible en un futuro inmediato. Resumen hasta acá: estamos mal pero no tan mal, y si comparamos los números que no sabemos de la semana pasada, estamos mejor ahora pero tampoco tenemos los datos y si empeora es culpa del frío.

En otro de sus juegos de palabras, agrega que “vamos aumentando menos”, expresión que confunde y niega un aumento sostenido de casos con 976 y 928 nuevos casos reportados los últimos dos días (4 y 5 de mayo).

A la pregunta de un periodista sobre la mortalidad, relativiza la grave situación de un promedio de 20 muertos diarios en la última semana, lo que es igual a que cada dos días se mueren todos los pasajeros de un colectivo de larga distancia, diciendo que “tenemos mayor casos en números absolutos de personas fallecidas porque tenemos más casos”, y para remate reconoce que “llevamos sostenidos en un mes la cantidad de casos que tuvimos en el peor pico del año pasado, entonces en números absolutos claramente va a morir más cantidad de personas”.

Estas declaraciones son sumamente graves, por un lado naturaliza la muerte, muchas de las cuales son evitables. Por otro lado, en otra dosis más de cinismo, reconoce que todos los días tenemos la cantidad de casos del peor pico del año pasado y la respuesta es medidas de cotillón (parece que el virus los viernes, sábados y domingos descansa).

La gravedad es aún mayor si tenemos en cuenta que quien las expresa es la (i)responsable de la estrategia sanitaria de nuestra provincia frente a la pandemia.

Todo esto no hace más que demostrar el desprecio del Gobierno Provincial por la salud y la vida de las mendocinas y los mendocinos, y la falta de empatía con las trabajadoras y trabajadores de la salud que ¡NO DAMOS MÁS!

Pone en evidencia que la única respuesta a la pandemia, de un gobierno provincial que no ha implementado ninguna medida económica contracíclica que permita implementar restricciones y morigerar las pérdidas económicas sosteniendo el empleo, es mantener todo abierto y que se mueran los que se tengan que morir. Esto deja a la vista la afinidad ideológica del gobierno provincial con lo que podríamos definir como “cultura del descarte”, en este caso descarte de vidas, de personas…

Por todo esto, le decimos a la Ministra que No son números ni tasas, SON PERSONAS!!!

Grupo Epidemiología en Alpargatas – Fundación Salud Inclusiva
6 de Mayo de 2021