En una Mendoza al borde del colapso y con gente más joven en terapia intensiva el Dr Uceda denuncia la reacción tardía de Suarez

Actualidad Mendoza

La provincia de Mendoza, como pasa en gran parte del país, está muy cerca de un colapso sanitario debido a la explosión, como marcaron las autoridades locales, de los casos por coronavirus.

En las últimas 24 horas se reportaron 1.155 casos y 16 muertos, la cifra más alta de últimos días en la provincia cuyana, que desde el inicio de la pandemia tuvo 88.067 casos positivos confirmados.

Según publicaba el diario UNO días atrás, bajo un relevamiento realizado por Matías Pascualetti, para Radio Nihuil, los hospitales están al límite con una ocupación de camas de entre el 90% y el 95%, que bajó considerablemente la edad de las personas que ingresan a las terapias intensivas y que además, son las personas que más rápidamente empeoran. También resaltaron que los insumos que más necesitan están aumentando de precio.

Respecto a las medidas implementadas por el Gobierno de Mendoza para hacerle frente a la segunda ola, que contempla suspensión de licencias, convocatoria a trabajar presencialmente al personal de riesgo y la posibilidad de traslados según las necesidades, el médico y dirigente del MST en el FIT-U, Gerardo Uceda opinó: “Se trata de medidas tardías, insuficientes y riesgosas, que no apuntan a las causas del incremento exponencial de casos.

Tardías porque convoca al personal cuando ya tenemos entre el 90 y 100% de ocupación de camas UTI, lo que llevó a reabrir y refuncionalizar nuevas terapias y que hagan guardia hasta los directivos de hospitales.

Insuficientes porque tendría que convocar a todos los médicos de Mendoza, unificando todo el sistema de salud bajo control estatal, con pase a planta de todos los contratados, a quienes maltrató el año pasado con salarios de hambre y sin renovar sus contratos, entre otras medidas más de fondo.

Además son riesgosas por convocar a personas de riesgo, por más que se aluda a que están vacunadas”.

Agregó que: “Lo que hay que hacer de inmediato es bajar la circulación en forma drástica, cerrando toda actividad que no sea esencial o que pueda realizarse en forma virtual, como las clases presenciales, los negocios de esparcimiento, bares y restaurantes. Todos los comercios que no vendan artículos esenciales, etc. Y para hacer esto racionalmente y por un corto periodo de tiempo, hay que multiplicar los testeos de forma urgente, para poder identificar rápidamente y aislar a los contagiados o en riesgo según criterios epidemiológicos”.

Finalizó diciendo: “Si el gobierno no lo hace es porque no quiere enfrentar a los empresarios que se quejan por la pérdida de ganancias. Y porque no quiere destinar la ayuda social y económica imprescindible para quienes no tienen salarios fijos, única manera que puede garantizar que la gente cumpla con el aislamiento y no se muera de hambre. En lugar de poner millones de dólares en rescatar a Pescarmona o pagar deuda externa provincial, Suárez debería usar todos los recursos de la provincia para garantizar que el sistema de Salud no colapse, de otro modo es muy probable que esto suceda”.