Carmona disparó contra el falso patriotismo de Cornejo, el radical que se quiere independizar de Argentina «Que termine con su hipocresía»

Actualidad Mendoza

El 2 de abril de 1982, la dictadura cívico-militar inició el desembarco de tropas en las islas Malvinas, usurpadas por Inglaterra desde 1833. Con esta acción de afirmación de la soberanía nacional, apoyada por un importante sector de la población, la dictadura intentaba ocultar la gravísima situación social, política y económica a la que había conducido su gobierno.

El conflicto armado concluyó el 14 de junio de 1982 con la rendición de la Argentina y provocó la muerte de 649 soldados argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños. Se considera que la derrota militar aceleró el fin de la dictadura.

El 22 de noviembre de 2000 el gobierno nacional estableció el 2 de Abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas.

Recordar esta fecha en la sociedad argentina tiene distintos objetivos: honrar a los soldados muertos en esa guerra, conocer los hechos históricos relacionados con Malvinas, informar sobre la situación actual de las islas y sobre los reclamos argentinos.

Ayer 2 de abril, la clase política, personalidades del mundo cultural e intelectual, personajes públicos y miles de argentinos, acostumbran expresar desde las redes sociales su amor y sentimiento real de patriotismo a su país y a aquellos que dejaron su vida por nuestra querida Argentina.

Está claro que Alfredo Cornejo, el dirigente político mendocino, que quiere romper lazos con la nación Argentina, para proponer la idea separatista de independencia de la provincia de Mendoza de Argentina, no es la persona más acertada para hablar de amor por la Patria.

Desde hace tiempo, el diputado nacional y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, desarrolla declaraciones respecto a un posible impulso de una separación de la provincia de Mendoza del resto del país.

«Dije que debemos empezar a pensar seriamente en estos proyectos si el Estado nacional perjudica a Mendoza como lo viene haciendo, aunque hoy no están dadas las condiciones para tomar determinaciones de ese tipo y claramente la Constitución no lo permite», afirmó el exgobernador en declaraciones públicas.

El presidente de la UCR dijo en el 2020 en diálogo con la radio Nihuil que «una autonomía regional de Mendoza necesita de pactos entre sus dirigentes» y responsabilizó al Gobierno de estar «obligando» a la provincia a pensar en esa alternativa.

En recientes declaraciones el irresponsable dirigente radical sigue tirando las delirantes ideas del separatismo en las mismas tierras donde entre los primeros gobernadores de a historia de Mendoza hubo justamente un correntino, Don José de San Martín, «Cada vez tiene más sentido la idea de separarse del país», afirmó.

En síntesis, si Alfredo Cornejo, el dirigente radical separatista, sin ponerse colorado escribe algo sobre el patriotismo argentino es algo que no le sale con sinceridad.

Esa hipocresía fue resaltada por el peronista Guillermo Carmona que en base a un tuit publicado por Cornejo, disparó «Quien promueve la desintegración nacional sugiriendo que la integridad territorial nada vale difícilmente podrá honrar con respeto y orgullo a quienes pusieron su vida en juego para defender esos valores. Basta de hipocresía».

A veces la desesperación del radical que sueña ser presidente, que ve que su sueño se diluye ante la gran caída de su imagen en las encuestas, nacionales y en la misma Mendoza, llega a declarar disparates para llamar la atención… casi casi como un nene caprichoso. Lo lamentable es que hoy esa persona es el presidente de un partido centenario de los cuales tuvo grandes dirigentes y pensadores como Raúl Alfonsín, Arturo Illia, Ricardo Balbín, que sí amaban a su Argentina.