Luego de denuncias por violencia de género, removieron al director del IUSP, Alejandro Antón

Actualidad Mendoza

Finalmente tras el pedido de la oposición y las denuncias, la olla a presión estallo y el Gobierno de Mendoza decidió remover del cargo al cuestionado Alejandro Antón, quien fue durante 5 años el director del Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP). Su puesto fue ocupado, en consecuencia, por Alberto Rivero, un comisario retirado de la Policía que se desempeñaba como director académico de la institución.

Cabe recordar que el diputado del Frente de Todos, Néstor Márquez solicitó al Ministerio de Seguridad de la provincia que brinde informes respecto de las denuncias de violencia de género y/o acoso laboral en que habría incurrido el Director del Instituto Universitario de Seguridad Pública, Alejandro Antón.

La profesora María José Pedrezolli, trabajadora de dicha institución comentó detalles de la denuncia realizada en diversas instituciones del Estado provincial contra el director del Instituto Universitario de Seguridad Pública, Alejandro Antón. La profesora, que se desempeña en funciones administrativas aseguró que “somos 6 mujeres las que hemos realizado las denuncias pero hay más que sufren estas situaciones”.

Desde el ministerio de Seguridad informaron que el mandato de Antón ya había terminado, por lo que se decidió no mantenerlo en el puesto. Lo que complicó el presente del ex funcionario es que recibió denuncias de violencia de género y maltrato laboral.

De las denuncias, que se realizaron ante el propio consejo de la administración del Instituto, figuran un grupo de docentes, quienes fueron además a la vía judicial. Pablo Ramiro Moreno, abogado patrocinante de una de las denunciantes, sostuvo a Radio Andina que desde el 2015 que “un grupo de mujeres que dicen que desde esa época han venido sufriendo sistemáticamente hechos de violencia laboral e institucional en el lugar. Se trata de exigencias fuera de las funciones que se les atribuyen y todo esto acompañado de expresiones violentas”.

También sostuvo que hubo casos de acoso sexual “por parte de superiores de la institución sobre alguna de las mujeres denunciantes y de parte del Director General ha habido una complicidad con eso”.

Lo cierto es que el Gobierno de Rodolfo Suárez tomó la determinación de remover al funcionario que ya tenía mandato cumplido y cargaba con más de seis denuncias de violencia y acoso, y en su lugar estará Rivero, que ha formado parte de las autoridades del IUSP.