La doble vara de Rody: te sanciona por el DNI pero permite reuniones multitudinarias en la calles en pleno alza de casos de Covid

Actualidad Mendoza

¿Alguien puede explicar cuál es la estrategia sanitaria del gobernador Rodolfo Suarez? Una gestión muy subjetiva que se mueve y acciona donde le conviene…sin dudas, eso no es «libertad», ni «democracia», ni actitud «republicana»… tal como se habla muy correcto ante los micrófonos.

La provincia que gobierna está en pleno multiplicación de contagios por Covid-19, si bien ya superaron los 3 mil casos, el sistema sanitario no está colapsado aún, puede verse que un importante porcentaje del personal de salud está contagiado, lo cual reduce la rotación de atención sanitaria del mismo y, en consecuencia, todos pasan por un profundo stress producto de la gran cantidad de casos que van a entrando a los distintos nosocomios de la provincia.

El turismo interno, reuniones en bares y restaurantes siguen en pie en esta provincia de «libertades», pero el mendocino no puede ir a comprar un sachet de leche si los últimos números de su DNI no coinciden con las autorizaciones «pares o impares» del calendario. De romper esa norma, va una multa «de una».

El gobernador Suarez aplica para «adiestrar» a los rebeldes un código contravencional «de goma» que es utilizado a conveniencia y gusto. Si hay manifestantes que solicitan pacíficamente un aumento de sueldo, sentados en un banco de la peatonal para visualizar su protesta, son sancionados y reprimidos a golpes.

Si un grupo de personas que reclaman una legítima subvención para los jardines maternales privados golpeados por la cuarentena, se manifiestan frente a la Casa de Gobierno con barbijo y distanciamiento social, también son sancionados si no coinciden con los números del DNI.

Pero hoy se pudo ver, por segunda vez en pleno centro mendocino de San Martin y Peatonal, como un importante grupo de personas, mucha gente mayor, sin distanciamiento social, y con indistintos documentos, se manifestaban libremente en contra del Gobierno de Alberto Fernández.

Más de 1000 mendocinos escucharon las palabras virales del actor Luis Brandoni y se manifestaron en contra de la reforma judicial propuesta por el gobierno nacional y la extensión de la cuarentena, entre otras cosas. 

¿Hizo algo la Seguridad de Suarez? Nada. No se detuvo a nadie por violar el código contravencional, ni por la violación del decreto de circulación provincial, no hubo desalojo, solo amontonamiento de gente en pleno incremento de casos.

No hubo detenciones por la violación del artículo 205 del Código Penal por estar reunidos sin el respeto del distanciamiento social y ni por la violación del Código Contravencional.

En el Banderazo contra Vicentín, que se realizó el 20 de junio, la misma gente se reunió en la misma esquina de Peatonal y San Martin, la voz hipócrita del Gobierno mendocino señaló que «estaba mal» el amontonamiento de personas y se excusó que no se podía detectarlas para sancionarlas por violación de las normas.

Parece que a Rody esta vez «se le escapó la tortuga», porque la misma gente se juntó en el mismo lugar, a la misma hora y su fuerza de seguridad no accionó, ni reguló el tumulto que pone en riesgo la salud de los mendocinos.

Sin dudas, la convocatoria del actor argentino fue masiva en Mendoza y las consecuencias de la irresponsabilidad preventiva de los protagonistas que estuvieron presentes en este tumulto de hoy, lo veremos como resultado en los próximos 15 días, seguramente en algún nosocomio…

La vara es diferente, de acuerdo a los casos y si juegan a favor del radical, hay «vía libre», «güiño» y «fiesta» ¿Ese es el «amplio» Gobierno de Diálogo que proclama el gobernador?