Ayer finalizó pacíficamente la toma de los «encadenados» al Municipio de Jáchal ¿Y ahora qué?

Actualidad

Después de sostener una reunión con autoridades de gobierno provincial sanjuanino, un grupo de manifestantes de la «Asamblea Jáchal No Se Toca” abandonaron la municipalidad de manera pacífica. La medida ocurrió en la tarde de ayer, cuando desde la policía de la provincia ya se habían enviado refuerzos y guardia de Infantería por si la protesta escalaba en intensidad.

Desde el martes 14 personas de la Asamblea Ciudadana Jáchal No Se Toca tomaron parte del edificio municipal de ese departamento del norte de San Juan como forma de protesta ante la noticia de un informe de laboratorio de la Facultad de Ingeniería de UNCuyo donde consta que “se detectaron altos niveles de mercurio en los acuíferos debido a los derrames en la mina Veladero”, sumado al alto porcentaje de alumnio y escherichia coli, en muestras que fueron tomadas en la localidad de Mogna,Tamberia y el Rio la Palca.
Mantuvieron la resistencia con el fin de encontrar alguna respuesta por parte de la gestión municipal, pero lo único que tuvieron es la presencia de la policía provincial y el impedimento de ingreso de comida y agua para los asambleístas que protestan encadenados, incluso siquiera poder ir al baño. La organización ciudadana de Jáchal denunció el avasallamiento de los derechos constitucionales y de protesta.

La Policía había formado un cordón donde se tomó una distancia de más de un metro a la puerta de ingreso al municipio, haciendo de lo que se denomina «abandono de persona» y en contra de los Derechos Humanos, lo que lleva a que no se les pueda ingresar ni agua, ni comida, ni elementos de higiene a la gente dentro del edificio. Hubo una asambleísta se descompuso a falta de estos bienes básicos y estuvo siendo hospitalizada para regular su situación de salud.

Los asambleístas realizaron una presentación por escrito al subsecretario de DDHH Dr. Jorge Ariel Rodríguez , advirtiendo sobre la situación de sus compañeros que están dentro de la municipalidad de Jáchal, donde las fuerzas de seguridad no dejan ingresar agua alimentos y demás elementos esenciales. Además se le adjuntó los resultados de los análisis de la UNCuyo, poniéndolo en conocimiento sobre el estado de las cuencas del río Jáchal, y del abandono de persona por parte del gobierno nacional provincial y municipal, ante los dos derrames oficiales ocurridos el 13 de septiembre 2015 y el ultimo del 8 de septiembre.

Desde la organización no gubernamental expresaron que aunque abandonaron el edificio, en el que incluso llegaron hasta a encadenarse, no dejarán el reclamo cuya carpa fuera instalada hace más de un año en medio de la plaza departamental.