Presentan proyecto para regular la creación de Centros de Estudiantes en la provincia de Mendoza

Actualidad

A través de un proyecto de ley, presentado por la senadora radical Mariana Caroglio en la Legislatura mendocina, se intenta dar un marco legal a la formación de estos espacios de participación y debate de los adolescentes en sus escuelas secundarias.

Actualmente, la no existencia de Centros de Estudiantes -en buena parte de las escuelas de nuestra provincia- responde a una falta de regulación en torno a la materia, ya que Mendoza cuenta con una regulación deficiente como es la Ley Provincial N°8.469.

Esta norma solo se limita a «autorizar el funcionamiento» de los Centros de Estudiantes, sin profundizar sobre el sentido de la existencia de los mismos, su organización, sus funciones, objetivos, etc. Por lo que, analizando esta situación se torna necesaria una nueva ley que dé un marco legal claro y preciso; que establezca sujetos obligados al cumplimiento de la ley como los directivos de las escuelas o la Dirección General de Escuelas; que permita hacer efectivos los derechos que consagre a través de su difusión.

Y sobre estas cuestiones recae el proyecto de ley presentado por la senadora Mariana Caroglio en la Cámara de Senadores de la provincia de Mendoza, sobre una nueva regulación para Centros de Estudiantes Secundarios, moderna, que abone a la creación de un espacio que sepa canalizar las distintas inquietudes de la juventud, que dinamice la participación real de los estudiantes y que sea, por sobre todas las cosas, un lugar donde todos puedan empezar a experimentar un sentido solidario de vida en toda su plenitud, desde la adolescencia.

“Es necesario generar una evolución en nuestra Ley Provincial de Centros de Estudiantes que consagra como derecho la necesidad que tienen los niños y adolescentes a organizarse para la defensa de sus derechos e intereses. Ya que de esta manera se los reconoce como sujetos con plena capacidad de pensar por sí solos, de ejercer sus derechos sin la necesidad de ser representados por nadie”, explicó la legisladora radical.

Este proyecto de ley autoriza la constitución de Centros de Estudiantes tanto en escuelas públicas como privadas, debiendo ser en el marco de los mismos donde se discuta y decida cómo organizarlos. Los estudiantes tendrán la posibilidad de sancionar el estatuto del Centro de Estudiantes de su escuela, en un formidable ejercicio democrático en el que las decisiones que se tomen van a ser fruto de un debate de ideas y del intercambio de opiniones.

“Aspiramos a que con la sanción de este proyecto haya un crecimiento exponencial de la cantidad de centros de estudiantes en Mendoza, como sucedió en Provincia de Buenos Aires y Santa Fe durante los últimos años”, manifestó Caroglio.

Además, uno de los objetivos del Proyecto es que los estudiantes dispongan de herramientas gremiales para bregar por mejores condiciones educativas. Entre los sujetos obligados a su cumplimiento se encuentran las autoridades de los establecimientos educativos, quienes deberán garantizar a los miembros del Centro todos los medios necesarios para poder desarrollar esta actividad en su totalidad y en forma adecuada.

Dicho proyecto se presentó en el marco del Programa de Voluntariado Legislativo 2016, el cual tiene como objetivo principal brindar un espacio de participación ciudadana en el ámbito del Concejo Deliberante de Godoy Cruz, y promover la capacitación de jóvenes en la formulación de proyectos de ley como instrumento de participación, diagramación e implementación de políticas públicas. La presentación se realizó junto al presidente del Concejo Deliberante de Godoy Cruz, César Cattaneo, y a los alumnos de 5º año de la escuela secundaria Manuel Belgrano de Godoy Cruz.

Hoy se consagra un nuevo paradigma que tiende a impulsar el desarrollo integral del adolescente y su participación en la comunidad, fundamentalmente en la comunidad educativa, aceptándose la pluralidad de identidades y saberes.

“Entendemos que estos espacios fomentan la participación genuina del estudiantado en cuestiones que son de su interés, siendo una herramienta fundamental en el ejercicio de su espíritu crítico y en el desarrollo de las capacidades creativas. Por esto creemos necesario avanzar sobre una legislación provincial que promueva y dé marco a la existencia de los Centros de Estudiantes en establecimientos secundarios, alentando su creación en la referencia de pautas generales que garanticen un funcionamiento plenamente democrático y respetuoso de derechos”, finalizó la senadora.

 

La regulación de los Centros de Estudiantes en otras provincias

En la legislación de otras provincias encontramos por ejemplo la Ley de Educación de la Provincia de Buenos Aires Ley Nº 13.688, que plantea que la escuela secundaria tiene que «reconocer a los adolescentes y jóvenes como sujetos de derecho y a sus prácticas culturales como parte constitutiva de las experiencias pedagógicas de la escolaridad para fortalecer la identidad, la ciudadanía y la preparación para el mundo adulto», por lo que buscará «garantizar los mecanismos de participación de los alumnos en el gobierno escolar para favorecer y fortalecer el ejercicio de la ciudadanía y la gestión democrática de las instituciones del Nivel» (Título II «Estructura del sistema educativo», Capítulo V «Educación Secundaria», Art. 28). Este marco legal permitió que aumentara en un 1.800% la cantidad de centros de estudiantes bonaerenses en los últimos tres años, pasando de 57 centros a 1.070 en todo el territorio provincial.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires existe una Ley de Centros de Estudiantes, la Ley Nº137 del año 1998, fuente normativa inmediata del presente proyecto de Ley. De aquella Ley hemos tomado algunas disposiciones, fundamentalmente el punto atinente a la difusión, por considerarlo de vital importancia dado que no hay posibilidad de ejercer un derecho que no se conoce.

En el Chaco, por Ley Nº 5.135, se regula la situación de los Centros de Estudiantes autorizándose su constitución. Por otro lado, la Ley de Educación de la Provincia de Córdoba, Ley Nº9.870, al hablar de los derechos de los alumnos hace referencia a la posibilidad de organizarse en Centros de Estudiantes. Estos son algunos de los ejemplos en donde con mayor o menor precisión se regula el derecho de los niños, niñas y adolescentes a participar y organizarse en Centros de Estudiantes.

En 2011, la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe dio media sanción al proyecto de Ley de Centros de Estudiantes cuya autoría pertenecía al diputado Liberati, por el cual se reglamentaba el derecho de agremiación de los estudiantes, conformando organismos de representación estudiantil bajo la forma de un único Centro de Estudiantes en cada uno de los establecimientos de los niveles secundario y superior dependientes del Ministerio de Educación de la Provincia (Expte. Nº 23.945-FP-PS). En los fundamentos del citado proyecto, que hoy ha perdido estado parlamentario, el diputado argumentaba lo siguiente: “Los primeros antecedentes de esta forma de organización se remontan a principios de siglo XX, más precisamente en 1918 con los hechos de la «Reforma Universitaria» gestada en Córdoba, la cual se perfiló como un movimiento con un profundo contenido laico, antiimperialista y latinoamericano, que dejó un legado de transformaciones político-educativas sin precedentes para la época, y que luego seguiría siendo tomada como ejemplo en otros lugares del mundo.