La Legislatura mendocina avanza en tecnología pero retrocede en nivel de debate: senador de Cambia Mendoza comparó el aborto con el coronavirus

Actualidad Mendoza

La provincia de Mendoza se vanagloria de ser pionera en la apertura de la digitalización de la Legislatura, con tecnología de punta aplicada a uno de los poderes del Estado. No obstante, a la hora de los debates de algunos de sus integrantes parece que atrasan miles de años y se ven más cercanas a los tiempos de la inquisición.

Tal es el caso del lamentable espectáculo que realizó este martes el Bloque de Cambia Mendoza y en especial uno de sus integrantes más polémicos, el pastor Héctor Bonarrico, en una olvidable sesión en el Senado provincial.

El senador y pastor Héctor Bonarrico, que integra el oficialismo del Frente Cambia Mendoza, pidió este martes que el Ejecutivo subsidie a las iglesias evangélicas de Mendoza, debido a la crisis por el coronavirus. Al tratarse sobre tablas la medida afortunadamente no prosperó, pero desató un debate intenso en la sesión virtual del Senado.

Al argumentar su proyecto, Bonarrico cuestionó que el Estado destine fondos al colectivo de mujeres y LGTB remarcó que «el aborto mata más gente que el coronavirus, y no por eso se pide cuarentena por el aborto», en claro desacuerdo con la medida del aislamiento obligatorio.

La iniciativa necesitaba dos tercios de los votos de la Cámara para tratarse y para peor de esta lamentable propuesta del pastor, los senadores radicales mostraron su apoyo. Sin embargo la oposición no acompañó señalando que, en cualquier caso, debía analizarse en comisiones. El resultado fue de 20 votos positivos contra 17 negativos.

«Los templos de las iglesias evangélicas se encuentran cerrados desde el 20 de marzo cumpliendo con las normativas del aislamiento. En nuestra provincia las iglesias evangélicas son ONG sin fines de lucro, pero se encuentran inscriptas como comercios debiendo tributar impuestos con tasas diferenciales. Al mantenerse cerrados no cuentan con los medios necesarios para poder afrontar los gastos como impuestos, servicios, sueldos y compromisos que estos poseen», argumentó Bonarrico.

Según el senador, las instituciones deben afrontar gastos, como alquileres, por lo que varias han tenido que cerrar, «dejando desprotegidos no tan solo a los fieles que asisten sino que también a toda la comunidad debido a que su contención y su trabajo social se extienden a toda la comunidad por intermedio de comedores, atención a gente en situación de calle, personas con adicciones, personas depresivas, etcétera».

A pesar de que la resolución menciona a las ONG, todos los fundamentos mencionan expresamente a las iglesias del credo del senador, único representante del partido Mas Fe, que integra Cambia Mendoza.

El pastor redobló la apuesta «el Estado destina $200 millones para ayuda estética del colectivo LGTBI, porque la hormonización es carísima, pero bueno ellos hicieron su lobby y lo consiguieron, pero eso es para complacer un placer o un deseo. Eso se podría destinar a las ONG y a las iglesias, pero acá primó la ideología».

«El aborto provoca 19 millones de muertes al año y no por eso se han decretado cuarentenas y se han cerrado iglesias. Si fuese así se tendría que hacer un parate similar por las muertes por alcoholismo o por el dengue», comparó el senador y pastor evangélico.

Desde el oficialismo, el senador Ernesto Mancinelli (Libres del Sur), remarcó que las necesidades están presentes en sectores de varias creencias. «Hay mucha gente sin atender aún, Bonarrico tiene legitimidad de plantearlo, pero esto no va de la mano con las prioridades del Gobierno provincial ni nacional», opinó.

La bronca de la oposición

El Jefe de Bloque en Senadores del Frente de Todos, Lucas Ilardo, hizo referencia al pedido del pastor y senador Héctor Bonarrico para que el Ejecutivo subsidie a las iglesias evangélicas de la provincia, en medio de la crisis desatada por el coronavirus.

“El Frente Cambia Mendoza presentó un proyecto vergonzoso. Hoy hubo una fuerte discusión por la postura que tenemos desde el Frente De Todos-PJ de que se deben terminar estos proyectos absurdos que le hacen mal a la provincia a la Institucionalidad de la Cámara” lanzó el senador.
Además recordó que ya la semana pasada, el senador Baldasso presentó un proyecto para que se atienda las “emociones” de los legisladores, “nosotros lo repudiamos y hoy el Senador Bonarrico del Frente Cambia Mendoza presenta un proyecto para que se le dé un subsidio a las ONG e Iglesias Evangélicas, en un momento donde los productores, comerciantes y PYMES están en una situación crítica y el gobernador anuncia que no sabe si va a poder pagar los sueldos; donde no hay una sola medida económica para ayudar a los que la están pasando realmente mal con esta pandemia” resumió Ilardo.

“En una provincia que tiene un 45% de su población o que está en la pobreza o en la desocupación o en ambas al mismo tiempo y mucha gente que está en situación de perder su trabajo es realmente una vergüenza que se planteen este tipo de proyectos de poca calidad legislativa”.
En síntesis, desde el Frente de Todos se repudia el proyecto y no se acompañó. Además, expresó el legislador “repudiamos que en el medio de la sesión de hoy, Bonarrico hizo un discurso lleno de odio y violencia, atacando al colectivo de mujeres y LGBT. Es fuera de época, realmente, y nosotros lo cuestionamos en la cámara para que se termine con este tipo de argumentaciones realmente absurdas, arcaicas y violatorias de todas las leyes que protegen contra la discriminación”.

En este sentido, Mauricio Sat agregó que «más allá de las situaciones puntuales, hay muchas instituciones como bibliotecas populares y uniones vecinales» que están pasando por el mismo panorama de crisis.

«Bonarrico argumentó que no darles apoyo sería discriminatorio, pero si avanzamos en lo que pide el pastor, vamos a discriminar a otras instiuciones», concluyó.

Por su parte, Lautaro Jiménez, del FIT, cargó contra los argumentos del pastor, señalando que incursionó en un discurso de odio. «El senador fundamentaba su pedido de subsidios para las iglesias evangélicas diciendo la mentira de que el Estado da 200 millones de pesos (información ni siquiera chequeada) para atender a personas Trans, y que el coronavirus es como el aborto y no por eso piden cuarentena contra el aborto», criticó.

Para Lautaro Jimenez “El Senado no puede seguir avalando que cada proyecto que presente el legislador sea una excusa para hacer discursos de odio y persecución de su parte contra el movimiento de mujeres y el colectivo LGTBI. Ya ha sucedido anteriormente y ahora nuevamente por un proyecto que nada tenía que ver con el tema, el senador -avalado por la UCR- fundamenta su pedido de subsidios para las Iglesias evangélicas diciendo la mentira de que el Estado 200 millones de pesos destinaría(información ni siquiera chequeada) para atender a personas Trans, y que el coronavirus es como el aborto y no por eso piden cuarentena contra el aborto. La UCR no puede seguir permitiendo que un legislador de su bloque siga usando la Legislatura para una campaña de odio como las que hace Bolsonaro en Brasil con el mismo discurso, y que ha derivado en múltiples ataques y persecuciones. Finalmente anunció que va a “denunciarlos ante los colectivos de mujeres, LGTTBI, Consejos Directivos de las universidades públicas, organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales, para que esta campaña de odio sea repudiada y se le ponga fin.”

Cómo votaron

La votación no llegó a los 25 afirmativos necesarios, según los dos tercios que marca el reglamento. 

Acompañaron a Bonarrico desde la  UCR y el PRO: Rolando Baldasso, Jorge Carballo, Cecilia Canizzo, Laura Contreras, Diego Costarelli, Alejandro Diumenjo, Natacha Eisenchlas, Carina Lacroux, Gustavo Pinto, Pablo Priore, Lucas Quesada, Anabel Rocca, Marcelo Rubio, Gladys Ruiz, Mercedes Rus, Claudia Salas, Leonardo Viñolo y Gabriela Testa. Un voto provino del Frente de Todos, de la malargüina Silvina Camiolo además del voto del propio Bonarrico.

Juan Carlos Jaliff no votó porque se encontraba como Presidente Provisional del Senado. 

Votaron por la negativa: Alejandro Abraham, Samuel Barcudi, Adolfo Bermejo, Andrea Blandini, Florencia Canali, Lucas Ilardo, Cecilia Juri, Rafael Moyano, Hilda Quiroga, Bartolomé Robles, Mauricio Sat, Natalia Vicencio, Daniel Galdeano, Marcelo Romano, Ernesto Mancinelli, Lautaro Jiménez y Fernando Alin.