Entrevista BienCuyana: La lucha para disminuir la brecha entre nativos digitales, los adultos mayores y sectores vulnerables

Vida cuyana

En la actualidad, la irrupción de las nuevas tecnologías y la digitalización de la información generan que  éste sea un tema que no puede dejarse de lado en nuestra sociedad de todos los días. La tecnología digital comenzó a desarrollarse con fuerza alrededor del año 1978, y por lo tanto, se considera que los que nacieron después de 1979 y tuvieron a su alcance (en el hogar y/o en establecimientos de estudio y de recreación) ordenadores y teléfonos móviles, podrían considerarse nativos digitales: un ejemplo de esto son los niños y los jóvenes que toman un móvil, un tablet o un ordenador, y lo utilizan bastante bien aún sin mucho entrenamiento previo.

No obstante, la realidad es que para las generaciones anteriores y sobre todo en los adultos mayores, esta digitalización de la comunicación y el manejo de las mismas es un poco más compleja de entender y necesita que el Estado sea el pilar fundamental evitar que esa brecha sea cada vez más estrecha. Por otro lado, también es clave que toda la población tenga que cumplir con las necesidades básicas para ese acceso a la información: tener fuentes de energía (luz), herramientas físicas para acceder a la información on line (computadoras, tablets o smartphones) y acceso a internet a través de una red (wifi). A partir de cumplir con esas necesidades esenciales para avanzar en un nuevo espacio de comunicación online, sin emisión de papeles, con mucho background informativo, es fundamental establecer nuevos desafíos pedagógicos para toda la población y en donde el Estado debe cumplir un importante papel para que sea una distribución equilibrada y sin discriminación social.

También es evidente otra realidad que se debe revertir. Los docentes se sienten abrumados con tantas herramientas tecnológicas, pero lo que más les pesa es el falso discurso de “la brecha generacional”, que los pone del lado de los inmigrantes con pocas habilidades para lo tecnológico. También es evidente que los jóvenes utilizan muy bien la tecnología para pasar el tiempo en las redes sociales, así como para los juegos en línea, pero no conocen la forma de utilizar sus habilidades tecnológicas en la escuela.

Consultado por Bien Cuyano, Alcides Francisco Aguirre, secretario de cátedra libre Teletrabajo y Sociedad de la Universidad Nacional de La Plata y especialista en la materia describió esta situación “Por brecha digital se hace referencia a la distancia que separa a las personas que pueden acceder a las nuevas tecnologías TIC de las que no pueden hacerlo. Estas tecnologías avanzan a gran velocidad y nosotros como sociedad debemos poner en funcionamiento programas y proyectos para proteger a los sectores más vulnerables que por falta de recursos no pueden acceder plenamente a la sociedad de la información y el conocimiento.”

BC ¿Cómo ve usted el futuro cercano en este sentido?

AA- Inexorablemente vamos hacia un Estado que se prepara para atender a los ciudadanos los 365 días del año las 24 horas. Esto es tan así que en un par de años todos los trámites con el Estado serán únicamente por internet. Claro que esto presupone un cambio cultural muy grande que debe tener su correspondiente acompañamiento y seguimiento para que todos podamos apropiarnos de estas tecnologías.

BC ¿Qué prioridades piensa usted que se deben tener en cuenta?

AA- Tanto los avances tecnológicos, las necesidades de los trabajadores y ciudadanos deben estar siempre presentes en las prioridades de quienes tenemos responsabilidades en estos temas, sea el Estado, el mercado, la sociedad civil y/o el sector académico.

La sociedad toda mediante sus instituciones debe y puede garantizar el pleno acceso de todos los ciudadanos a la sociedad de la información y el conocimiento en especial a los adultos mayores que son los que más dificultades sufren al hacer uso de los entornos tecnológicos.

El desafío está abierto. El Estado como Nación, Provincia o Municipio debe asumir el compromiso.