Después de tantas postergaciones y lobby empresarial llega la Ley de Góndolas al recinto

Actualidad Mendoza

La Cámara de Diputados de la Nación realizará el próximo miércoles la última sesión del período ordinario, donde se buscará aprobar un paquete de iniciativas que incluye la reforma a la ley de alquileres y a denominada ley de góndolas, que tiene como objeto visibilizar la oferta de todos los productos y frenar así las conductas monopólicas.

Si bien la semana pasada, la Cámara Baja retomó la actividad parlamentaria, tras varios meses de parálisis producto de la campaña, lo hizo únicamente para tratar la situación de Bolivia. La del miércoles, será la última reunión plenaria del cuerpo que presidirá el bonaerense Emilio Monzó, quien el jueves pasado realizó un balance de su gestión durante los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri, donde lamentó que no se haya podido superar la “grieta”.

Además, el plenario constituirá la despedida de varios diputados, incluso de Monzó, y de los macristas Daniel Lipovetzky, Eduardo Amadeo, los radicales Luis Borsani y Alejandra Martínez; el economista de Consenso Federal Marco Lavagna, el ex titular del Anses Diego Bossio y el kirchnerista Juan Cabandie, entre otros.

La intención, tanto del bloque de Cambiemos y de la oposición, encabezada por el FPV-PJ, es reactivar la actividad parlamentaria ese día, antes de que concluya el período ordinario, ya que el resto de los proyectos, como el Presupuesto 2020, se debatirá con la nueva conformación de la Cámara.

El plenario legislativo debatirá en la última sesión del período ordinario las reformas a la ley de alquileres, la ley de góndolas, así como la ley de talles, entre otras iniciativas consensuadas entre el oficialismo y la oposición.

El debate del proyecto que propone regular la venta en supermercados es esperado por varios Diputados de diferentes bloques opositores que han concertado un dictamen de unidad y que quedó aplazado por la falta de llamado a sesiones por parte del oficialismo y el lobby de los grandes sectores empresariales.

Entre los proyectos de los cuales se ha armado el unificado sobre la Ley de Góndolas, se encuentra el presentado por el Diputado Nacional por Mendoza, José Luis Ramón, el que contiene un artículo para que se prohíba la utilización de una góndola en más de un 30% de su capacidad para una sola marca o marcas del mismo grupo económico.

“Cada góndola debe contar como mínimo con un 5% de la capacidad para ser utilizado como producto originados en las distintas ramas de la economía popular” dijo Ramón haciendo referencia a su proyecto.

En la actualidad, las góndolas de supermercados no tienen ninguna reglamentación y es por eso que existen conductas monopólicas de grandes empresas que ofrecen solo su producto a simple vista desplazando los demás mercedarias económicas.

Ramón agregó en su declaración que “el consumidor que quiere cuidar su bolsillo se le hace más difícil a la hora de comprar por el hecho de que se encuentra solo con productos de primera marca y con precios similares uno con otros sin opción de un producto económico por el hecho de que hay una monopolización de mercaderías con precios altos y los productos económicos se encuentran escondidos o en lugares pocos visibles”.

Otro de los puntos importantes de este proyecto de Ley trata de Ampliar la oferta de productos alimenticios artesanales y/o regionales nacionales producidos por las micro/pequeñas y medianas empresas (“MIPYMES”) y proteger su actuación. Esto permite que no solo se encuentren en mercados productos de las grandes empresas si no también productos regionales fomentando la oferta de productos del sector de la agricultura familiar, campesina e indígena.

El proyecto acordado sigue la línea de Protectora Fuerza Política: preservar el bolsillo del usuario que todos los días busca cuidar su economía en un contexto económico de muchísima complejidad.