El sábado habrá una «teteada» nacional y los cuyanos se suman al reclamo contra la «idiotez humana»

Actualidad

Mañana sábado se realizará en todo el país una «teteada» nacional, donde mujeres de todo el país manifestarán mañana a las 15 su repudio al incidente del martes pasado en San Isidro, cuando una joven que amamantaba a su bebé en la vía pública fue amenazada por la policía comunal con ser detenida.

Además de la convocatoria originada en San Isidro, se realizarán teteadas en el Domo del Centenario de las ciudad chaqueña de Resistencia, en la céntrica Plaza Moreno de la ciudad de La Plata, en la ciudad de Córdoba en la ex plaza Velez Sarsfield, frente al Patio Olmos; mientras que en Salta comenzará a las 10 en la plazoleta IV Siglos, de la capital provincial y Mujeres autoconvocadas de Neuquén harán su propia movilización en el Monumento al General San Martín.

En tanto, en Mendoza también se sumarán a la manifestación popular. Candela Herrero, representante de Juntas y a la Izquierda-Mendoza comentó que «En nuestra provincia acompañaremos esta acción a partir de las 15hs en Garibaldi y San Martín, en repudio a la doble moral que sigue reproduciendo el gobierno de Macri, ya que por un lado intenta estigmatizar la lactancia en lugares públicos mediante la intimidación policial, y por otro lado avalan la masiva publicidad machista que cosifica el cuerpo de la mujer con fines comerciales».

Las agentes de la policía local del partido bonaerense de San Isidro que el martes último le prohibieron a una madre amamantar a su bebe en una plaza de esa localidad despertaron la polémica y evidenciaron un desconocimiento del marco legal vigente.

La Ley 26.873 de promoción y concientización pública sobre la lactancia materna, promulgada el 5 de agosto de 2013, alienta y promueve esta práctica, que no está penada por ninguna normativa provincial o municipal.

Constanza Santos, la chica de 22 años que intentó amamantar a su hijo de ocho meses en la plazoleta del Mástil, ubicada en el cruce de 9 de Julio, Belgrano y Acassuso, en pleno centro de San Isidro, publicó en Facebook el martes pasado el relato de cómo fue increpada por la policía.

Señaló que tras haber estado en una entidad bancaria, se sentó en la plaza del mástil a darle de comer a su bebe, oportunidad en la que se le acercaron dos policías mujeres que le dijeron que no podía amamantar porque estaba prohibido por ley.

Constanza recibió la amenaza de ser llevada detenida por resistencia a la autoridad y decidió, días después, «hacer la denuncia.

Fui a las comisarías, a los juzgados y a las fiscalías de la zona, me terminaron derivando a la Comisaría de la Mujer ubicada en Juncal 46, en Martínez. Cuando llegué allí me dijeron que no podían tomarme la denuncia porque no me habían golpeado ni a mí, ni a mi hijo», detalló.

La noticia se viralizó en las redes sociales y la «teteada» organizada por María De Velasco, que no conoce a Constanza, logró en cuatro días más de 6.600 «me interesa» y casi 2.300 «asistiré».

Luego de que el hecho se hiciese público, el municipio de San Isidro emitió un comunicado en el que aclara que «debido a la decisión equivocada de una agente de la policía local, la municipalidad de San Isidro solicitó al comisario a cargo de esa fuerza que concientice a estos nuevos agentes en la defensa del ejercicio de las libertades públicas y que transmita que este municipio promueve la lactancia materna como acción de salud».

«El municipio también ha manifestado su preocupación a las autoridades pertinentes solicitando información en relación a trascendidos que dan cuenta de que en una comisaria no habrían tomado la denuncia a la madre damnificada», agregó.