El economista Fabián Medina y su mirada de los anuncios de Macri: «El panorama es desolador, estamos inmersos en una relativa hiperinflación»

Actualidad

El Gobierno anunció hoy un congelamiento de precios de 60 productos esenciales de la canasta de alimentos y en tarifas de gas, energía eléctrica, al lanzar una batería de medidas tendientes a mitigar el impacto del aumento del costo de vida en la sociedad. 

La Casa Rosada también acordó con grandes frigoríficos ofrecer al público cortes de carne vacuna (asado, vacío y matambre) a 149 pesos el kilogramos en el sector minorista del Mercado Central y en las puntos de venta de esas compañías.

En un video «casero» grabado durante una charla con una familia a la que visitó, el presidente Mauricio Macri explicó que se trata de «medidas de corto plazo» que buscan generar «un alivio» en la población, «hasta que las cosas de fondo comiencen a funcionar». 

«La batalla contra la inflación es lo más importante y se la vamos a ganar», enfatizó Macri. «Estoy convencido más que nunca de que la batalla la vamos a ganar, la vamos a derrotar», insistió en el video, en el que también brindó detalles sobre las medidas dispuestas en pleno año electoral.

Si bien, el presidente de la Nación se lo ve optimista ante las nuevas medidas económicas, el destacado economista y docente universitario Fabián Medina no piensa lo mismo y conversó con BienCuyano sobre la dramática realidad socioeconómica de nuestro país «El panorama que tenemos es realmente desolador. Si nos comparamos con el 2015, estamos muchísimo peor en este momento. Con estas medidas no estamos saliendo de la crisis. Lo que está haciendo es lo que tanto odiaba y lo que tanto odia, y que por necesidad desesperante recurre aplicar que es una política de gestión kirchnerista en estado puro».

El destacado columnista económico que ha participado en Infobae, Crónica TV, C5N, Canal 26, entre otros medios, agrega «Hoy Macri está haciendo populismo, pero a diferencia del kirchnerismo que tenía un sistema legítimo de control, el actual gobierno nacional no tiene ningún tipo de estructura para controlar porque recortó presupuesto a tal fin. Desde el 15 de enero del 2016 los inspectores ya no están más en las calles porque decían desde el gobierno que ‘estigmatizaban’ a los señores comerciantes, por lo tanto ¿Cómo va ejercer control en la actualidad con estas nuevas medidas? Si vos no ponés controles en la calle, el precio cuidado o congelado no te va a servir. Tenés que disponer de la buena voluntad de la gente para que haga la denuncia».

«Más allá de lo económico, toda política tiene que tener una forma de verificación porque sino no tenés información de vuelta de lo que sucede en la calle y de esa manera no controlás, desde ya los errores no los podés corregir, queda esto como saco roto» argumenta el docente de la UBA.

Los anuncios de este miércoles, que se producen después de conocerse que la inflación de marzo pasado ascendió al 4,7% -con un acumulado anual del 54,7%-, incluyen además nuevas líneas de créditos, descuentos de hasta un 70% en la compra de medicamentos para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y beneficios para pymes, entre otros.

También se implementará por decreto una Ley de Lealtad Comercial y usuarios de tarjetas de la ANSeS podrán comprar productos con descuentos de hasta 25%.  Con respecto a las tarifas de servicios públicos, el Gobierno prometió que no se producirán nuevos aumentos hasta fines de año: la suba del precio del gas anunciada semanas atrás será la última de 2019 y el próximo incremento previsto en las facturas de electricidad lo absorberá el Estado central.

Tampoco aumentará el transporte público metropolitano (trenes y colectivos) ni los peajes en autovías dependientes del Gobierno nacional, en tanto las tarifas de telefonía celular prepaga se mantendrán inamovibles hasta el próximo 15 de septiembre.

También dentro de 10 a 15 días se pondrá en marcha el operativo con los frigoríficos que acordaron con el Gobierno para ofrecer al público cortes de carne a 149 pesos.

El economista Medina explica «Lo que está diciendo el Gobierno Nacional en cuanto a las tarifas, argumentan ‘que no va a haber nuevas tarifas’. Pero esto representa solo un anuncio vacío, ya que, por ejemplo, en el tema de los transportes en la ciudad de Buenos Aires, el subte y las líneas de colectivos que recorren los barrios son parte de la ciudad y dependen de ella, por lo tanto, es verdad que no va haber incrementos desde lo nacional, pero si la ciudad dispone de un aumento en el transporte, lo va aplicar. Y cuando habla de los frigoríficos y de la carne a $150 habla del Mercado Central y de los puestos de venta de los frigoríficos de la provincia de Buenos Aires, es decir, que no los vas a encontrar en la lista de los supermercados de todo el país».

En tanto, con respecto a los 60 productos esenciales, sus precios permanecerán congelados por 180 días a partir del próximo lunes 22 de abril: se trata de aceites, arroz, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas.

Se venderán en unos 2.500 puntos de venta de todo el país, en el marco del programa «Precios Cuidados», que incluye actualmente un total de 579 productos. 

Fabián Medina señala que el rumor del congelamiento de precios ya venía de la semana pasada «Frente a este congelamiento de precios, precios cuidados o como quieras llamarlo, que iban a aplicar, los empresarios especuladores incrementaron un 10 por ciento más a los productos desde el día del rumor hasta el anuncio de hoy».

Por su parte, las líneas de créditos que lanzó la Casa Rosada (con tasas de interés de entre 40% y 50% anual) también en busca de mitigar el impacto de la inflación en la sociedad incluye un nuevo llamado del «Plan Procrear» para la adquisición de una 10.000 viviendas.

«Lamentablemente están tocando el bolsillo de la gente. Se metieron con la comida de la gente. Si vos no ahogas a la gente con los impuestos, la gente sí empieza a consumir, empiezan los niveles de producción y se desarrollan los niveles de crecimiento» sostiene Medina a BienCuyano.

Y agrega «Cuando yo digo que es un kirchnerismo berreta y mal copiado es por su tardía reacción y sus decisiones parciales. Lo que están haciendo hoy es plantear que la inflación no supere los 55 puntos. Pensá que ayer se anunció una inflación argentina de 4.7 mensual y si lo comparás con los datos anuales de Brasil, 2.3, o los de Austria, con 1.74, la diferencia es abismal; es decir, que los argentinos tenemos cada mes dos veces la inflación anual de Brasil o tenemos tres veces la inflación anual de Austria. Si la inflación promedio en el mundo es del 3 por ciento y nosotros estamos en el 54 por ciento estamos inmersos en una hiperinflación relativa. Porque cuando años atrás teníamos un 2 mil por ciento, el mundo tenía 200, pero el consumo seguía. Hoy estamos aproximadamente 16 a 1».

La proyección del economista no alienta a una posible lluvia de inversiones que tanto sueña Mauricio «Fijate que el Riesgo Pais de hoy, que se fue arriba de 830 puntos porque no toman las verdaderas medidas que deberían hacer, sostener los valores y la confianza».

Si bien el riesgo país había bajado fuertemente hasta mediados de febrero, desde entonces se aceleró hasta los valores actuales. Solo al ver lo acontecido en 2019 se observa que la brecha entre el riesgo argentino y el riesgo emergente se duplicó.

El hecho de que el Tesoro nacional esté vendiendo los 9.600 millones de dólares que el FMI quería que fueran usados para cubrir el pago de deuda de corto plazo de 2020, va en detrimento de la sustentabilidad de la deuda en dólares de corto plazo.

Pero el mercado va más allá y entiende que si el Gobierno ahora anunció medidas que contradicen diametralmente sus convicciones es porque está dando manotazos de ahogado para llegar a las elecciones sobre la línea de flotación.

La tormenta sigue y las economías regionales mientras tanto siguen sufriendo…