En la apertura del ciclo HCD Luján de Cuyo, De Marchi habló de una herencia llena de deudas

Actualidad

Ante la presencia de vecinos, autoridades municipales y concejales, el intendente Omar De Marchi dio inicio formal al año legislativo municipal. El jefe comunal realizó un repaso de sus tres meses de mandato, recordó los ejes de gestión, y anunció algunas obras a futuro.

Esta mañana, en el Salón San Martín, el presidente del Concejo Deliberante de Luján de Cuyo, Enrique Isuani, abrió sesión para dar comienzo al periodo ordinario de sesiones 2016 con el discurso de apertura del intendente Omar De Marchi,

Luego dio comienzo al mensaje anual remarcando los ejes de gestión y exponiendo la situación actual que atraviesa el municipio: “Voy a hacer referencia a dos grandes ejes, primero fijar cuál es el punto de partida para poder proyectar el esfuerzo que debemos ponerle para revertirlo, y el segundo, es hablar del futuro, de lo que queremos hacer en adelante”.

Con respecto a la situación municipal De Marchi planteó el complejo panorama que excedía la buena o mala gestión anterior, desde lo político, ya que en términos objetivos fue una gestión que tuvo muchas dificultades: “Con un nivel de deudas verdaderamente asfixiante que supera los $400 millones, con servicios públicos quebrados, con equipamiento inexistente o en muy mal estado, con desorden administrativo y una falta muy clara de rumbos y  objetivos. Este abandono era intolerable y colapsó”, manifestó.

También hizo hincapié en algunas cifras centrales que marcan la diferencia con la gestión anterior. Hace 10 años atrás el 50% de la recaudación era de origen municipal y el otro 50% provenía de la Provincia y la Nación, mientras que en 2015 ese porcentaje varió: el 22% provino de la recaudación propia y el 78% de la Provincia y la Nación. “Esto implica que tenemos una gran dependencia del envío de la coparticipación de impuestos provincial y nacional. Esto lo vamos a revertir, estamos trabajando en ello, tenemos que volver a ese equilibrio de ingresos que nos permita tener decisión propia y ahorros, en la medida en que mejoremos nuestra performance de nuestros números internos”, explicó.

De Marchi también planteó dos ejes de acción en lo municipal, el primero tiene que ver con lo básico para recomponer los servicios, la cultura, lo deportivo; y el segundo con cómo imaginamos el Luján de Cuyo que viene y ponernos a trabajar en función de ese rumbo, es decir, hacer foco en lo importante: qué hacemos con nuestro Luján en las próximas décadas. “Si no hay rumbo establecido cuesta mucho avanzar”

También, el jefe comunal anunció que trabaja en hacer un municipio más moderno mediante la tecnología, mejorando los servicios y las actividades de los distintos sectores con la modernización de los procesos internos.

Por último, para finalizar su discurso, el mandatario municipal se refirió a dos expectativas relacionadas a la transformación de fondo del departamento, en función de obras, una de ellas se trata del teatro y espacio cultural que está necesitando Luján y que el lugar elegido sería el actual edificio municipal; y el otro sería construir una nueva municipalidad en alguna zona que el departamento tenga deprimida y que con una inversión se lleve desarrollo a otro sector.

“Luján es el lugar más lindo de la Argentina. Tenemos que unificar entre todos los criterios y la colaboración para poder cumplir con los objetivos de que cada uno de los rincones de Luján vuelvan a estar expuestos al resto de los lujaninos, mendocinos y para ser capaces de recibir a los turistas”, cerró el Intendente municipal Omar De Marchi.