Más allá del «país emergente» y ver «muy bien» los números dentro de las oficinas ministeriales, la producción de las industrias Pymes vuelve a caer un 3,9%

Actualidad

Si bien se festejó semanas atrás, como si fuéramos campeones mundiales,  que la Argentina se define ahora como «país emergente» y se promete (como siempre) un tsunami de inversores para nuestro país … por otro lado, se suma la ampulosa sonrisa de  la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, que se mostró confiada en la recuperación económica argentina. En una conferencia de prensa realizada junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, calificó como «alcanzables» los compromisos para bajar precios y reducir el déficit.

«Vemos a la economía mejorando a principios de 2019 y siguiendo en 2020. Vemos también la inflación cayendo en dicho período», puntualizó la titular del FMI en el Centro de Exposiciones de Buenos Aires.

Si bien, los números van cerrando «muy bien» dentro de las oficinas del ministerio… en las calles no se ve la realidad de la misma manera…

El último informe publicado por la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) señala que la producción de las PyMEs Industriales cayó 3,9% en junio frente a igual mes del año pasado. Es el segundo mes consecutivo en que la industria cae, después de haber crecido durante 10 meses consecutivos.

La menor demanda del mercado interno combinada con un mercado internacional que demanda pocos productos argentinos, resintieron la actividad industrial en junio.

Con relación a mayo, se registró una caída de 8,4% (en la medición con estacionalidad), mientras que en los seis meses del año se acumula un crecimiento de 1,2% frente a igual periodo del 2017.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias PyMEs del país. De los 11 sectores relevados, 10 cayeron y sólo uno progresó (siempre hablando de la comparación anual).

El único rubro en aumento fue la elaboración de “productos minerales no metálicos”, con una suba anual de 4,8%, aunque con dificultades de rentabilidad. Es que la mayoría de esas empresas tienen sus insumos atados al dólar y recibieron varios ajustes en lo que va del año sin trasladar buena parte de esos incrementos a sus precios de venta.

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2018/07/co22072018_001.png»]

 En detalle

  • De los 11 sectores relevados, 10 cayeron y sólo 1 progresó (siempre hablando de la comparación anual). El único rubro en aumento fue la elaboración de ‘productos minerales no metálicos’, con una suba anual de 4,8%, aunque con dificultades de rentabilidad. Es que la mayoría de esas empresas tienen sus insumos atados al dólar y recibieron varios ajustes en lo que va del año sin trasladar buena parte de esos incrementos a sus precios de venta.
  •  

  • En cambio, tuvieron caídas anuales: “Productos de caucho y plástico” (-9,9%), “Material de Transporte” (-7,8%), “Productos eléctrico-mecánicos e informática (-8,7%), “Calzado y marroquinería” (-5,5%), “Alimentos y Bebidas” (-5,2%), ‘‘Maderas y Muebles” (-4,1%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-3,0%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-1,4%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-1,5%) y “Productos químicos” (-2,4%).
  •  

  • El aumento en los combustibles, en las tasas de interés y en los servicios en general afectaron la rentabilidad de la empresa. Otro factor de incidencia, es la suba de insumos y maquinarias atadas al dólar, que incrementaron los costos.
  •  

  • El crecimiento interanual alcanzó este mes a sólo 34 % de las industrias (en marzo habían progresado el 48,7 % de las Pymes, en abril 44,3 % y en mayo el 39,4 %). A su vez, la proporción de industrias en baja se incrementó a 53 % y otro 13 % se mantuvo sin cambios.
  •  

  •  Donde menos empresas en alza se registraron fue en ‘productos de caucho y plástico’ (20 %) y ‘productos electro-mecánicos e informática’ (17 %).
  •  

  • Como consecuencia de las subas de costos, la caída en los niveles de ventas, y las mayores dificultades para trasladar esas alzas a precios, la proporción de industrias con rentabilidad positiva se redujo a solo 35,4 % (desde 54 % en marzo, 46,7 % en abril y 39,4 % en mayo).
  •  

  • En promedio, las empresas consultadas señalan que solo trasladaron a sus importes de ventas el 49% de las subas que tuvieron en sus costos. La diferencia la absorbieron con su rentabilidad aunque anticipan que cuando las condiciones de mercado mejoren, deberán ir sincerando esos precios.
  •  

  • La industria se encuentra trabajando con una alta capacidad ociosa: el uso de la capacidad instalada volvió a caer en junio, a sólo 59,1 % (desde el 64,3 % en marzo, el 62 % en abril y 60,5 % en mayo).
  •  

  • La incertidumbre cambiaria y financiera y sobre todos las mayores tasas de interés, está afectando los planes de inversión de las empresas. Para los próximos seis meses, sólo el 23 % de las Pymes industriales tiene planeado realizar nuevas inversiones, el 17 % lo está evaluando y el 55 % ya decidió que por este año no realizará nuevos movimientos en ese sentido. Es que 9 de cada 10 firmas creen que el actual no es un buen momento para invertir.