Diputados dio dictamen a la Reforma Jubilatoria: Nico del Caño encendido «Sentimos indignación y bronca porque lo que se busca es meterle la mano a los jubilados»

Actualidad

Las comisiones de Previsión y Seguridad Social y la de Presupuesto de la Cámara de Diputados se reúnen en conjunto para tratar el proyecto oficial de Reforma Jubilatoria que tiene media sanción del Senado. Después de que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca; y el de Hacienda, Nicolás Dujovne, defendieron la iniciativa; y en medio de un clima de tensión que incluyó abucheos y piñas, el oficialismo obtuvo dictamen y la norma se tratará en el recinto. Pese a los incidentes, Triaca expuso la visión del Ejecutivo.

Después, fue el turno de los gremialistas. Sergio Palazzo pidió “que el Congreso no se convierta en una escribanía”. Leonardo Fabre, secretario General de APOPS (trabajadores de ANSES) denunció: “Se atrevieron a desfinanciar deliberadamente a la Anses. Buscan el debilitamiento para rematarlo al mejor postor como hicieron en los ‘90″.

«Dejen de mentirnos. Esto no es para generar trabajo. Las reformas van a consolidar el nuevo saqueo de nuestro país y van a llevar a los trabajadores al hambre y la miseria. Les están pidiendo a los legisladores que voten una ley inconstitucional», criticó Sonia Alesso.

Antes de empezar, como era la primera reunión de la nueva conformación del cuerpo, tras la asunción de los nuevos legisladores, el 10 de diciembre, se eligieron las autoridades de cada comisión. La massista Mirta Tundis, había manifestado su enojo porque le negaron el cargo de Presidenta de la comisión de Previsión. Al entrar a la sala, encaró a los gritos al diputado del PRO, Eduardo Amadeo, para que suspenda la reunión.

Los gremialistas de Suteba, Roberto Baradel; de la Bancaria, Sergio Palazzo; y de Ctera, Sonia Alesso, quisieron entrar a la reunión. Ante el impedimento formal, a los gritos, insultaron y cuestionaron a los oficialistas: ¡La historia los va a juzgar! y ¡El pueblo, unido, jamás será vencido!

Por su parte, Nicolás del Caño, diputado nacional del PTS-Frente de Izquierda, fue otra de las voces en contra de este proyecto de ajuste e intervino en la comisión de Diputados en la escandalosa sesión de hoy. El joven dirigente de izquierda denunció que “como muchos de los presentes, sentimos indignación y bronca porque lo que se busca es meterle la mano a los jubilados y quienes reciben la Asignación Universal por Hijo. Con el actual cálculo, la mínima en marzo de 2018 iba a ser de 8.460 pesos, con esta reforma van a ser 800 pesos menos, 7668. Es el acuerdo que han hecho con los gobernadores, con el PJ, ya lo hemos escuchado a Pichetto decir que le tocaba la ingrata tarea de votar este tipo de leyes. ¿Y eso que significa? Que no tiene nada de bueno. Que no nos vengan a decir que esta ley va a mantener el poder adquisitivo de los jubilados. Para ustedes es un ahorro, para los jubilados es robarle el pan de la boca, a quienes reciben la AUH, es robarle la posibilidad de comprar medicamentos”.

Del Caño interpeló duramente a los diputados que estaban por votar el dictamen. “Le pregunto a los diputados y también a los funcionarios. ¿Alguno de ustedes podría vivir con lo que perciben los jubilados en la Argentina, 7246 pesos?”

El referente del Frente de Izquierda criticó el plan del gobierno y aseguró que su fuerza plantea “el 82% real, de los mejores haberes de los últimos años. Y eso se podría obtener restituyendo los aportes patronales al 33%. Tocarle los intereses a los grandes grupos para beneficiar a los jubilados con el 82% real”.

Del Caño denunció también que muchos hoy no estén en condiciones de jubilarse, por el fraude laboral de los empresarios, a los que encima se quiere beneficiar con el “blanqueo”.

“Insisto – dijo Del Caño – ¿Ustedes pueden vivir con lo que cobra un jubilado que cobra la mínima? La violencia es también esto. Diganme si no es violento robarle esto a los jubilados”.

Pero además planteó una cuestión que va más allá de la ley que se está debatiendo, que atraviesa la economía mundial y la salida que quieren darle muchos gobiernos. “No solo rebajan aportes patronales, sino que pagan millones y millones a los especuladores con las Lebacs. Qué perspectiva puede tener un país que la forma de resolver las cosas es perjudicar a los jubilados y quienes reciben la AUH. Por eso cuando plantean la supuesta opción de jubilarse a los 70, es la antesala para elevar la edad jubilatoria. No es solo algo que pasa en la Argentina. Es algo que aplican los grandes capitalistas en Francia. Lo que debería ser un beneficio para las grandes de vida que es una mayor expectativa de vida, para los capitalistas significa un problema. Por eso quieren privatizar el sistema jubilatorio”.

Además Del Caño denunció que fue expulsada Nathalia González Seligra (diputada nacional del PTS-FIT) de esta comisión, para tener la mayoría y sacar el dictamen. “Por supuesto no quieren la voz del Frente de Izquierda y los trabajadores. Porque además denunciamos que en la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal también quiere saquear la caja jubilatoria, un ajuste brutal”.

Para finalizar su intervención Del Caño, además de denunciar la “reforma”, planteó un camino para enfrentarla. “La alternativa es ellos, los grandes empresarios, sus partidos políticos; o nosotros los jubilados, los trabajadores, los sectores más empobrecidos. Para frenar estas reformas no basta con discurso, y me alegra que hayan estado compañeros como Sergio Palazzo, Sonia Alesso. Queremos convocarlos a que impulsemos un verdadero plan de lucha a todas aquellas organizaciones que se han pronunciado contra estas reformas. Nos tenemos que movilizar el día que quieran llevar a sesión, para rodear con 200, 400, 500 mil personas porque la mayoría está en contra y quieren aplicar esta mayoría ficticia para robarle a los jubilados”.