Noe Barbeito del FIT: «La ampliación de la Corte que propone Cornejo es lo mismo que hizo Menem en los ’90»

Actualidad

El gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, se subió a la ola reformista que contagia el presidente Mauricio. Cornejo busca ampliar el número de miembros de la Suprema Corte de 7 a 9, en una medida que promete crear una polémica importante en la Legislatura.

Actualmente, la Corte mendocina tiene siete miembros de los cuales tres ingresaron durante los gobiernos de Celso Jaque y Francisco Pérez y son de extracción peronista, como Mario Adaro, Omar Palermo y Julio Gómez.

Los otros cuatro componentes son Jorge Nanclares, Pedro Llorente, José Valerio (el juez denunciado por sus fallos misóginos y homofóbicos) y Alejandro Pérez Hualde. De estos cuatro, Valerio llegó de la mano de Alfredo Cornejo, aunque el problema del gobernador es en parte partidario y en parte no. Esto se debe a que sus principales opositores dentro de la Corte son Palermo, Gómez y Pérez Hualde, que es de origen radical y que estaría enfrentado a Cornejo. Este grupo obtiene la mayoría cuando Adaro se les une. En tanto, el Gobierno cuenta como aliados a Llorente y Valerio y en ocasiones a Nanclares.

Esta división quedó evidenciada en los últimos días cuando se decidió la remoción de la ex fiscal «viajera» Anabel Orozco y el grupo de «opositores» apoyó la suspensión y no la remoción, que fue la opción que se impuso.

La senadora del FIT Noelia Barbeito se refirió al proyecto presentado por el oficialismo para ampliar los miembros de la Suprema Corte de Justicia. Al respecto afirmó que «la política que impulsa Cornejo para ampliar los miembros de la Suprema Corte es lo mismo que hizo Carlos Menem en 1990 para tener una corte completamente adicta a sus intereses. Parece que no le alcanza al gobernador con la concentración de poder que tiene con las mayorías automáticas en la legislatura y el control del Ministerio Público Fiscal y ahora busca su mayoría automática en la Suprema Corte».

«Para dar un paso en terminar con los privilegios de la corporación judicial y a los sectores políticos que responden proponemos que se trate nuestro proyecto de ley para reformar la constitución y que los jueces se elijan por el voto popular, se establezcan los juicios por jurados y cobren como cualquier trabajador, siendo que hoy ni siquiera pagan impuesto a las ganancias» afirmó. Además sostuvo que «el peronismo también defiende este sistema de elección de jueces a dedo por el Poder Ejecutivo y 38 senadores de forma secreta para poner magistrados de su propia línea política».

Para finalizar planteó que «con la excusa de la agilización de la justicia lo que se busca es atentar contra la división de poderes y la independencia que debería tener el Poder Judicial. Esta reforma es para poner mas jueces como Valerio, que nada tienen que ver con una justicia independiente. Miremos sino el ejemplo de Jujuy, donde el también radical Morales ha ampliado los miembros de la Corte para hacer de Jujuy la provincia donde mayor criminalización de la protesta hay».