El desbarranco de La Bullrich: Por fuera de la Constitución Nacional, propone grabar conversaciones de detenidos con sus abogados

Actualidad

La candidata presidencial de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, propuso modificar el Código Penal para que puedan grabarse las conversaciones de las personas privadas de la libertad, incluso las que mantengan con sus abogados defensores.

En una entrevista al canal Neura Media, la exministra de seguridad propuso grabar las conversaciones de las personas presas, incluso cuando estén conversando con sus abogados defensores, y aseguró que impulsaría «poner en el Código Penal» esa iniciativa.

«Lo puedo grabar, tenerlo como elemento de prueba. Puedo no escucharlo y tenerlo como un sistema de protección a esa comunicación», añadió Bullrich…. violando la confidencialidad absoluta de las comunicaciones entre abogado y cliente como parte de la garantía constitucional de la defensa en juicio.

“Su defensa se graba. Cuando vos tenés un preso que le puede estar mandando un mensaje a alguien vos grabas la conversación con su defensa” expresó ante la incredibilidad de Fantino, quien replicó: “No podes eso”.

“Sí, sí. Vamos a ponerlo en el Código Penal” insistió la exministra de Seguridad y volvió a ser cuestionada por el entrevistador. “No podés, Patricia. No me pongas a defender delincuentes pero es un derecho constitucional tener una defensa. ¿Cómo le vas a grabar a charla de un tipo con el abogado? Explicó sorprendido.

Pese al planteo, Bullrich reafirmó su postura: «Yo lo puedo grabar bajo un sistema, lo puedo tener como un elemento de prueba, puedo no escucharlo, tener a esa comunicación con un sistema de protección y si el día de mañana, hay un delito y un juez ordena puedo utilizarlo» expresó.

Vale recordar que en 2019 se generó una fuerte polémica cuando trascendió la noticia de que Agencia Federal de Inteligencia (AFI) habría interceptado llamados entre abogados y sus defendidos del penal de Ezeiza. En esa oportunidad, la propia Corte Suprema aclaró que «interceptación y captación solo puede ser dispuesta por orden judicial en el marco de procesos penales en curso”, y destacó que “la obtención furtiva de datos personales o información sensible que no encuentra fundamento en una investigación judicial, la elaboración de registros meramente preventivos, la divulgación, tráfico o comercio de los datos obtenidos en base a una finalidad originariamente lícita, la amenaza o el chantaje derivados de la posesión de datos íntimos que no resultan conducentes para el esclarecimiento de un delito, no solo deben ser prevenidos y castigados por la ley”.

A su vez, la Constitución Nacional garantiza, entre otras cuestiones, la defensa en juicio, el secreto profesional y el debido proceso. “La interceptación de las comunicaciones entre un imputado y su abogado defensor constituye una grave violación a la garantía constitucional de defensa en juicio. Sin la garantía de la defensa en juicio, toda la población ve comprometida la vigencia del estado constitucional de derecho”, añadió la Corte en la acordada 17/2019.