La Legislatura de Mendoza declaró de interés el centenario de la escuela Caseros de Godoy Cruz

Vida cuyana

La Cámara de Senadores de la Provincia declaró de interés el centenario de la escuela Nº1-139 Caseros, del departamento de Godoy Cruz, el cual tendrá lugar el 18 de octubre próximo. Para este proyecto se tuvo en cuenta la función social que ha tenido el establecimiento a lo largo de sus 100 años.

Según consta en los registros del Archivo Histórico de la Provincia de Mendoza, la escuela Caseros comenzó a funcionar el 22 de febrero de 1917 en Bermejo, Guaymallén, mediante la Resolución Nº 44 donde se nombró directores y profesores para la Escuela Elemental de segunda categoría. Posteriormente a pedido de los vecinos de Guaymallén y Godoy Cruz, que solicitaron la instalación de una escuela, el director General de Escuelas de ese entonces resolvió: “trasladarla a la calles Rivadavia y Francisco Ferrer a la escuela infantil de segunda categoría Caseros, funcionando en este lugar hasta 1937. A partir de 1938, su funcionamiento es en la calle Rivadavia 265 de Godoy Cruz, y pasó de esta manera a formar parte de la nómina de escuelas de dicho departamento. En 1956, la gestión directiva comenzó los trámites para el edificio propio, y siete años más tarde, el 28 de septiembre de 1963, se realizó la inauguración del nuevo establecimiento escolar, ubicado en las calles Florencio Sánchez y Azcuénaga. El acto contó con la presencia de autoridades civiles, militares y eclesiásticas. Se colocó una placa conmemorativa y se descubrió un busto del General Justo José de Urquiza.

La matrícula de la escuela en el año de su creación era de 42 varones y 35 mujeres, un total de 77 alumnos. Luego, en forma paulatina, fue incrementándose hasta llegar al día de la fecha a contar con 265 varones y 235 mujeres, un total de 500 alumnos.

Desde 2015 se han realizado distintas remodelaciones en el edificio desde la organización del mismo, como la conformación de la Comisión Única de Cooperadora, poniendo en valor la participación de la comunidad integrada por los alumnos de la zona y de muchos barrios de Godoy Cruz. Por otra parte, la comunidad educativa se ha ido renovando desde alumnos, padres, personal docente, no docente y jerárquico. También ha ido transformando la escuela con compras de calefactores, sillas, kiosco, restauración de la biblioteca, cementado de todo el patio, colocación de bebederos, pintura, entre otros.

En cada una de las instancias vividas en la historia escolar de la Caseros, se ha trabajado siempre con el compromiso y la vocación de servicio en beneficio de la educación de la sociedad argentina.

Los cien años que cumplirá esta institución durante el mes de octubre no pueden ser un hecho aislado para los mendocinos, ya que pocos establecimientos educativos han estado tan comprometidos desde sus inicios con realizar aportes activos en la comunidad; participando  en actos públicos como así también en excursiones, donaciones, muestras artísticas, entre otras cosas.