Sol Salinas, precandidata a diputada mendocina: «La política es un espacio de transformación y de trabajo constante para la gente, no es un lugar para enriquecerse»

Actualidad

Estamos a menos de un mes se celebrarán elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias en la República Argentina. Las elecciones primarias (PASO) son un método de selección de candidaturas para cargos públicos electivos nacionales y de habilitación de partidos y alianzas para competir por tales cargos. Es importante empezar a conocer los precandidatos que serán los protagonistas de los próximos meses, conocer sus ideas y todo lo que le van a aportar si llegan a asumir la responsabilidad de representarnos en el cargo público. Tal es el caso de Sol Salinas, que comenzó a militar en las filas del PRO en 2012 apoyando la figura de Mauricio Macri y hoy es la presidente de la Juventud del PRO en Mendoza. La joven dirigente quiere seguir creciendo y ahora busca un lugar en la Legislatura Provincial por el Frente Cambia Mendoza. Sol conversó con BienCuyano, de la cual damos a conocer su punto de vista de la realidad mendocina en esta entrevista.

 

BC- ¿Qué opinión tenés sobre la realidad social y económica de tu provincia? ¿Cómo ves desde tu perspectiva el futuro de los jóvenes en cuanto a las oportunidades laborales?
SS- Estamos pasando un momento difícil, en lo social es donde más nos cuesta ver los cambios, hay mucha pobreza y eso lamentablemente al ser estructural va a llevar mucho tiempo. Creo que Mendoza es La Provincia con mas avance desde el 10 de diciembre del 2015, el Gobernador viene trabajando para poner los números en orden, darle impulso a las economías e inversiones y cuando esa rueda comience a dar vuelta con normalidad, como mendocinos y argentinos lo merecemos, vamos a poder hablar de una Gran Mendoza con baja en la pobreza y por supuesto en el País. No espero del Gobernador y del Presidente magia, espero gestión.
 
BC- ¿Qué opinás sobre la vuelta de Cristina Kirchner al plano electoral?
SS- Una vergüenza, pero también era de esperar. Están acostumbrados a esconderse detrás del poder político y subestiman a la gente. La Argentina esta cambiando y ya no perdonamos ciertas cosas, queremos ser un País de verdad y eso conlleva a tener políticos serios.
 
BC- ¿Qué diferencias podés establecer entre La Cámpora y la Juventud del PRO, como movimiento político generacional?
SS- Muchas diferencias, primero que nosotros somos militantes y muchos voluntarios, La Cámpora fue un movimiento de pibes funcionarios manejando la caja pública para hacer política con beneficios particulares y empoderándose a costa de la gente y de las situaciones de vulnerabilidad de un gran sector del País, jactándose de Gobernar para los «pobres». Salieron del Gobierno siendo pibes entre 30 y 40 años multimillonarios, y su único trabajo en el CV fue trabajar en El Estado.
 
BC- En el caso que la gente te elija ¿Qué le vas a aportar a la Legislatura de Mendoza? ¿Qué proyectos creés que son importante debatir?
SS- Creo que mi aporte puede ser muy importante, tengo 25 años y soy mujer. Creo que eso es esencial para poder debatir innumerables problemáticas.
Como proyectos quiero poner en la mesa de forma seria, con mucho debate y propuestas las problemática de los jóvenes. Hay un proyecto de Ley Provincial de Juventud dando vueltas hace unos años por los cajones de La Legislatura, y algunos legisladores lo sacan a la luz sin dar un debate de fondo.
También la problemática de género es un tema que de una buena vez necesita mucho debate para hacer, si seguimos teniendo innumerables perspectivas nunca vamos a poder llegar a que se transforme en una política de Estado.
La mujer es un actor que transforma la sociedad, y por eso debemos darle respuestas a las demandas y problemáticas que existen. Partidos políticos, organizaciones intermedias, sociedad en su conjunto somos los responsables de avanzar.
Tanto el Gobierno anterior como el actual han implementado medidas ante las distintas problemáticas que hoy atraviesa la mujer, pero no llegan a ser Políticas de Estado, necesitamos que deje de intervenir las ideologías políticas como estandarte, y poner el foco en la prevención, la seguridad e instalar en la sociedad una verdadera perspectiva de género.
 
BC-  Sabemos que estás recorriendo muchos barrios en la provincia ¿Qué te dice la gente? ¿Qué necesitan? ¿Cómo es la respuesta de la gente en cada timbreo?
SS- Gracias a mi trabajo y a que me encanta militar y estar en la calle con la gente, sé que en cada casa que visite o cada comedor de Barrio, me voy a encontrar con una persona que esta haciendo mucho esfuerzo para llegar a fin de mes, que con mucho esfuerzo paga los impuesto y hace hasta lo imposible para salir adelante. Ese es el espíritu de los argentinos. Y la verdad es que no estamos bien, la calle esta difícil, pero siento que empezamos a tener memoria y dignidad. Los vecinos me comentan de los impuestos, la nafta, los precios en el supermercado, pero también que le están haciendo las cloacas o la conexión del gas o agua, después de 30 o 40 años, ven que la plata de sus impuestos están para mejorar la vida a ellos.
No es conformismo, creo que es hartazgo, por eso cada timbre que tocamos nos dicen que no aflojemos, que sigamos adelante con todos los cambios que estamos haciendo porque no quieren más de lo que tuvimos antes.
 
BC- ¿Por qué es importante seguir apoyando la gestión de Alfredo Cornejo y Mauricio Macri en estas elecciones?

SS- Un poco lo expliqué antes, creo que es importante seguir apoyando a Alfredo Cornejo y Mauricio Macri porque ya tenemos bien en claro que es lo que no queremos, para nosotros y para el País. Saber que esta transformación excede al Gobernador y al Presidente, esto es para nosotros, para La Argentina, ellos son los que están llevando adelante tremenda responsabilidad, por eso es importante que para los que vienen, tengan bases sólidas y un Estado que deje de permitir la corrupción y la impunidad.

La política es un espacio de transformación y de trabajo constante para la gente, no es un lugar para enriquecerse y los únicos que podemos hacer que eso suceda, es que los Argentinos nos sigamos involucrando y seamos nosotros los que marquemos la cancha.

Quiero mi País y confío en esas familias a las que les toco el timbre, que gracias a que ellos salen a trabajar todos los días, llevan a sus hijos a la escuela, pagan impuestos vamos a poder salir adelante.

Ahora? No, nada se hace de un día para el otro, excepto enriquecerse a costa del Estado, eso es lo único que se hace rápido, lo malo. Lo bueno, siempre tarda en llegar, confiemos.