El Adolfo tiene un sueño: «Me encantaría ser nuevamente gobernador de San Luis»

Actualidad

Mientras se especula la candidatura a senador del ex presidente Adolfo Rodríguez Saá, incluso ya es toda una realidad cartelería repartida en toda San Luis que anuncia su postulación para estas elecciones, hoy realizó ciertas declaraciones que puso en duda su decisión.

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá recorrió esta mañana el predio de “Sol Puntano” donde doce familias bolivianas iniciaron la producción de verduras con el plan del Gobierno “Parcelas hortícolas” y señaló “Me encantaría ser gobernador de San Luis nuevamente porque hay tantas cosas lindas para hacer. Hace 17 años que fui gobernador y saben la experiencia que he cosechado en todos esos años, he aprendido muchísimo”, dijo El Adolfo.

Aclaró, sin embargo, que esta no es una decisión tomada: “Solamente estoy contando un sueño y los sueños deben hacerse realidad construyendo y trabajando; este es el cambio cultural que tenemos que construir en los puntanos”.

Consideró que la elección de 2017 es importante y adelantó que trabajará mucho para tratar de ganar, pero aclaró que su candidatura a senador nacional aún no la tiene decidida, a pesar de los pedidos que recibe de la gente.

Rodríguez Saá recordó que fue durante su gestión como gobernador en 1998 cuando se creó la chacra experimental del Gobierno, bautizada “Sol Puntano”, levantada sobre la antigua Colonia Agrícola que estableció su antecesor Eugenio Di Rissio, pero sin lograr despertar el interés para radicar productores.

En ese año, detalló, se logró que un grupo israelí trajera nuevas tecnologías, como el uso del riego por goteo, y desarrollara experiencias con diferentes cultivos que dejaron enseñanzas positivas.

“Tenemos que generar un mercado, donde lleguen los productores a vender y los vecinos a comprar, y esto puede ser en cualquier lugar de la ciudad, como por ejemplo, en la ex estación del ferrocarril”, dijo el senador nacional.

Recordó además que cuando San Luis comenzó con la promoción industrial, venían de otros lados a “pretender manejarnos y les demostramos que con nuestra gente, que aprendió, se podían hacer las cosas bien”.

Por ello insistió en que el Estado debe brindar las condiciones, como ahora, que tienen la oportunidad de ser propietarios de una parcela, “que les permitirá vivir, educar a sus hijos, crecer y disfrutar de la vida trabajando; es un canto a la vida. Si a la iniciativa los que saben producir le ponen más cariño, riegan y fertilizan mejor y aprovechan bien la tierra, esto será un vergel”, dijo.