La emergencia hídrica es Ley Nacional. La diputada Sosa solicitó que se incluyan departamentos del Gran Mendoza

Actualidad

En la sesión de ayer, la Cámara de Diputados convirtió  en ley por 166 votos un proyecto que declara zona de emergencia por 180 días a localidades de las provincias de Catamarca, Corrientes, Buenos Aires, Santa Fe, Misiones, Chubut, Tucumán, Río Negro, La Pampa, Salta y Jujuy como consecuencia de las inundaciones registradas en los primeros días de abril.

Además el plenario legislativo convirtió en ley un proyecto que declara la emergencia económica, productiva, financiera y social por 365 días a la cadena de producción de peras y manzanas de las provincias de Río Negro y Neuquén también afectadas por el fenómeno climático.

El proyecto votado con un amplio consenso ordena la asistencia económica y financiera de la Nación, además de garantizar exenciones impositivas a las familias damnificadas.

La diputada por Mendoza del Partido Obrero, Soledad Sosa, que integra el bloque FIT, intervino en la sesión sobre la ley de Emergencia Hídrica proponiendo que se incorpore a la provincia de Mendoza, fundamentalmente los departamentos de Guaymallén, Luján, Las Heras y Godoy Cruz, donde se ha registrado una gran afectación de familias trabajadoras, y un daño sobre las precarias viviendas que habitan.

“La repetición de estos sucesos graves que afectan sobre todo a las familias trabajadoras y la vivienda precaria, no es simplemente por causa del cambio climático o de una contingencia climática, sino de la falta de obra pública, de urbanización, del avance de la  especulación inmobiliaria que avanzó en la zona oeste, perjudicando gravemente a los departamentos del Gran Mendoza, expresando también una miseria creciente y la falta de un plan de viviendas populares.  Este es un problema de larga data, que no atendieron desde las intendencias ni desde los gobiernos provinciales y nacionales. El oficialismo tampoco pretende atender seriamente este problema social, ya que ninguno de los diputados de Cambiemos apoyó el pedido que realicé.”

Cabe destacar que por las intensas tormentas que vienen sucediendo en la región, Mendoza colapsó por tercera vez en un mes. Esta situación deja al descubierto -una vez más- la falta de obras de infraestructura para evitar que se sigan repitiendo las anegaciones de calles, casas, canales y acequias. Desde el 5 de abril, cuando se produjo la sorprendente inundación de un vasto sector del Acceso Sur y del Este además de anegaciones de casas, pasando por la tormenta del 18 de abril cuando hubo una precipitación histórica, y la fuerte lluvia de este martes, se acumularon casi 100 milímetros. El problema, cada vez que llueve, es la ausencia de obras hidráulicas. El departamento más afectado en estos últimos tiempos es el de Guaymallén, el más poblado de la provincia cuyana.

Se establece que el gobierno puede prorrogar el plazo de 180 días e incluir a otras localidades que no estuvieron incluidas en esta iniciativa.

El gobierno nacional deberá constituir en el plazo de 30 días un fondo especial, con aportes del Tesoro Nacional, para afrontar la asistencia a los damnificados y la reconstrucción de las economías afectadas.

Estas partidas serán distribuidas de acuerdo a los objetivos y prioridades que se fijen en coordinación con las provincias y los municipios afectados.

También se establece el envío de fondos adicionales a la cobertura de planes sociales en las zonas afectadas mientras dure la emergencia, como así también deberá adoptar las medidas necesarias para preservar y restablecer las relaciones laborales.