Otro manotazo al bolsillo: las garrafas subieron un 40 por ciento

Actualidad

Si faltaba algo más, se sumó una nueva suba de precios que va directo al bolsillo de los más necesitados. La garrafa aumentó un 40% en todo el país, según indicó ayer el Boletín Oficial, el cual aclara que se mantiene el precio estatal de $20 para el Programa Hogar. La Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos resalta en el comunicado que los nuevos precios «no incluyen impuestos ni costo por el servicio de venta a domicilio».

El gobierno de la Nación anunció que el precio al público de la garrafa de gas de 10 kilogramos es de $122,17, mientras que $146,60 saldrá la de 12 kilos y 183,26 pesos la de 15 kilos. La resolución también determinó que la garrafa de 10 kilos tendrá un precio de $63,89 para el fraccionador, y de $111,15 para el distribuidor.

En tanto, el envase de 12 kilos el fraccionador lo podrá cobrar a $76,67 y el distribuidor a $133,38; en tanto que esos mismos valores para 15 kilos quedaron en $95,84 y $166,73, respectivamente. Además, se establecieron los precios máximos de referencia en planta del productor y las compensaciones a productores de butano y propano de uso doméstico con destino a garrafas de 10, 12 y 15 kilos.

En tanto, la misma resolución mantuvo en 20 pesos final el precio de la garrafa de 10 kilos para los beneficiarios del programa «Hogar», incrementando el aporte del subsidio estatal, lo que implica «un aumento en el aporte del Estado nacional para evitar que los sectores más vulnerables deban afrontar los mayores costos actuales». Según el gobierno, el beneficio alcanza a casi tres millones de personas.

Otras actualizaciones

En la misma norma, el gobierno actualizó los precios máximos de referencia y compensaciones para los productores de gas butano y propano para uso domiciliario. El valor para el butano quedó en $2.568 por tonelada y la compensación, en $550.

En tanto que para el propano esos valores son de $2.410 y $200, respectivamente. La medida apunta a reducir la carga impositiva que grava al gas vehicular, y según el gobierno, «tendrá efectos positivos ya que al ampliar el espectro de libertad de acción de los operadores instalados permitirá crear condiciones regulatorias para lograr reducciones de costos en el acceso al servicio».

El titular de esa cartera, Juan José Aranguren, lo había anticipado al anunciar el nuevo cuadro tarifario, haciéndose eco del reclamo de estacioneros. «Quiero que presten atención, las estaciones de GNC tendrán nuevamente la opción de adquirir a productores de gas el volumen que necesitan para la comercialización, o sea que no tienen que estar pasando por una distribuidora; ahora van a tener la opción de hacerlo y por lo tanto van a tener un impacto en el precio porque en este caso los impuestos se van a aplicar sobre una base imponible más baja que no incluye el transporte y la distribución», señaló Aranguren.